Párkinson: cómo aparece esta enfermedad y 10 síntomas de los que estar pendientes

Parkinson.jpg

El Día Mundial del Párkinson tiene lugar el 11 de abril como conmemoración al nacimiento del Doctor James Parkinson. Este día tiene dos grandes objetivos: el primero, es difundir información sobre la enfermedad y el segundo, es concienciar y sensibilizar sobre las dificultades que presentan los pacientes y su familia.

La enfermedad de Párkinson fue descrita por primera vez en 1817 por James Parkinson. Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva poco común debida a un desorden del sistema motor por afectación del sistema nervioso central. En las personas con esta enfermedad, el 70 a 80% de las neuronas productoras de dopamina están afectadas. Es poco frecuente en personas menores de 40 años. Tiene una incidencia que aumenta rápidamente con la edad sobre todo en personas mayores de 60 años con una media de 70,5 años al momento del diagnóstico. Según la OMS afecta a una de cada 100 mayores de 60 años, actualmente hay 6.3 millones de pacientes con esta enfermedad en el mundo (lo que corresponde a menos de 1% de la población mundial) y estiman que en el año 2030 abran más de 12 millones de personas con esta enfermedad. Los hombres se ven ligeramente más afectados que las mujeres.

Cómo se manifiesta

Sus principales manifestaciones son temblor, bradicinesia y rigidez (en algunos pacientes se puede encontrar también inestabilidad postural pero no siempre se presenta al inicio de la enfermedad).

  • El temblor se caracteriza por ser un temblor de reposo que se presenta en los momentos en que no se realizan movimientos y que generalmente se presenta en las manos como “conteo de monedas”.
  • A su vez, la bradicinesia es la lentitud generalizada de los movimientos, se presenta en aproximadamente el 80% de los pacientes y es el síntoma más debilitante. En las extremidades superiores empieza como debilidad o torpeza de los dedos. En las piernas, provoca que el paciente arrastre los pies, que tenga dificultad para ponerse de pie luego de estar sentado y que tenga dificultad para empezar a caminar (hay una necesidad de dar pasos más cortos pero más seguidos al inicio de la marcha como para tomar impulso y el cuerpo suele estar encorvado).
  • Por último, la rigidez se presenta en el 75-90% de pacientes y se caracteriza por el aumento de la resistencia en los movimientos pasivos.

Además, también se presentan otros síntomas motores como dificultad en el habla, disfagia, visión borrosa, distonía, mioclonus, escoliosis, entre otros. Y síntomas no motores como demencia, disfunción cognitiva, alteraciones del sueño, psicosis, fatiga, ansiedad, disfunción gastrointestinal, dolor generalizado, entre otros. En las últimas etapas de la enfermedad, algunas personas desarrollan problemas de memoria y claridad mental.

Cabe destacar que el diagnóstico de la enfermedad es únicamente clínico. No existen marcadores biológicos para esta enfermedad. La clínica se basa en la presencia de al menos dos síntomas de la triada rigidez-temblor-bradicinesia, la ausencia de síntomas atípicos, que harían pensar en otros trastornos que se pueden descartar mediante técnicas de imagen.

Una enfermedad sin esperanza… por el momento

Debemos tomar en cuenta que la enfermedad aún no tiene cura, los diferentes tratamientos existentes buscan únicamente mejorar los síntomas de los pacientes. El principal tratamiento que se brinda a los pacientes es farmacológico con dopamina, antagonistas de la dopamina, inhibidores de la monoaminooxidasa y agentes anticolinérgicos. Estos tratamientos buscan reducir el malestar de los síntomas motores. Si estos no funcionan a los pacientes se les ofrece tratamientos paliativos. Estos cuidados buscan reducir el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes manejando los síntomas y los problemas psicosociales ya que es un tratamiento multidisciplinario en el que se incluyen: neurólogos, fisio-terapeutas y psicólogos. Otra opción menos frecuente y para la cual no todos los pacientes son aptos es la cirugía (sobre todo para pacientes en los que el tratamiento farmacológico no es suficiente o pacientes jóvenes que presentan una enfermedad muy avanzada) que se divide en la estimulación cerebral lesional y la estimulación cerebral profunda. En esta última, por medio de electrodos implantados en profundidad, se busca disminuir los temblores.

Diagnóstico temprano: la clave

Debido a que la enfermedad puede avanzar rápidamente es necesario realizar un diagnóstico temprano para permitir una mejor calidad de vida a los pacientes. En este artículo buscamos informar sobre esta enfermedad por lo cual nos permitimos poner a su conocimiento 10 síntomas a los cuales debemos estar pendientes sobre todo en personas adultas. Estos son:

  • Temblor: en reposo de manos, pies, mentón
  • Letra pequeña: también puede cambiar la forma de las letras
  • Pérdida del olfato
  • Problemas con el sueño: sobre todo movimientos repentinos y fuertes
  • Dificultad al caminar o al moverse: sentir rigidez de los músculos o que los pies se pegan al piso
  • Estreñimiento: hacer mucho esfuerzo al defecar
  • Voz baja o voz ronca
  • Falta de expresión facial o aspecto de máscara: verse anormalmente serio, enojado o triste (también puede presentar falta de parpadeo)
  • Mareo o desmayo
  • Encorvamiento de la espalda

En conclusión, la enfermedad de Párkinson es un trastorno progresivo neurodegenerativo que afecta sobre todo a personas mayores que no tiene cura. Sin embargo, existen numerosas posibilidades de tratamiento que mejoran la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares. Debemos estar pendientes a cualquier síntoma o signo que nos haga sospechar de esta condición para poder acceder a un especialista y a un tratamiento que facilite el día a día de los pacientes y sus cuidadores. Debemos siempre tener en cuenta que a pesar de que la enfermedad de Parkinson cambia la vida de los pacientes, no se las quita.

Autora: Claudia E Sandoval G, SOCIES UIDE, Miembro AEMPPI Ecuador.

REFERENCIAS: 

Chou, K., Hurtig, H., & Eichler, a. (14 de 02 de 2018). Clinical manifestations of Parkinson disease. Recuperado el 08 de 04 de 2018, de UpToDate: https://www.uptodate.com/contents/clinical-manifestations-of-parkinson-disease?search=parkinson&usage_type=default&source=search_result&selectedTitle=1~150&display_rank=1#H1
TerapiaParkinson. (s.f.). ¿Qué es la Enfermedad de Parkinson? Recuperado el 06 de 04 de 2018, de Terapia Parkinson: http://terapiaparkinson.com/que-es-la-enfermedad-de-parkinson/
Fisioterapia Magallanes. (25 de 01 de 2016). Enfermedad de Parkinson. Recuperado el 06 de 04 de 2018, de Fisioterapia Magallanes: http://www.fisioterapiamagallanes.es/enfermedad-de-parkinson/
Oliver, D., & Veronese, S. (24 de 09 de 2017). Palliative approach to Parkinson disease and parkinsonian disorders. Recuperado el 06 de 04 de 2018, de Uptodate: https://www.uptodate.com/contents/palliative-approach-to-parkinson-disease-and-parkinsonian-disorders?search=parkinson&source=search_result&selectedTitle=4~150&usage_type=default&display_rank=4#H3176285951. Parkinson’s foundation. (s.f.). 10 signos de alerta temprana. Recuperado el 06 de 04 de 2018, de Parkinson’s foudation: http://www.parkinson.org/espanol/10signos