Los doctores Jiménez Murillo y Montero Pérez: “El papel del médico de Urgencias es discernir lo grave de lo no grave”

compendio.png

Hemos hablado con los doctores Jiménez Murillo y Montero Pérez sobre la cuarta edición de su obra: “Compendio de Medicina de Urgencias”, así como de la situación de este tipo de medicina en nuestro país.

¿La Medicina de Urgencias es una especialidad que está en constante evolución? ¿Por qué se caracteriza?

La principal característica de la Medicina de Urgencias y Emergencias es la atención integral a todo paciente que está sufriendo un proceso agudo (por enfermedad o accidente),  o descompensación aguda de una enfermedad  crónica, que puede poner en riesgo su vida o la función de cualquier órgano. Otra particularidad es que esta atención se realiza allí donde el paciente, sus familiares, allegados u otros agentes sociales la demanda, sea un Servicio de Urgencias de hospital, su domicilio, la vía urbana, carretera o cualquier otro ámbito.

La Medicina de Urgencias se desarrolla con el principal hándicap del factor tiempo, que siempre juega en contra del paciente, y frente al que el médico de Urgencias tiene que poner toda su pericia profesional y humana para evitar un desenlace indeseado, en ocasiones mortal.

¿Cuál es la situación de la Medicina de Urgencias en España? ¿Y respecto a otros países?

La realidad de la Medicina de Urgencias en España es que su desarrollo está siendo limitado, cuando no obstaculizado, por la ausencia de una especialidad oficialmente reconocida que permita no solo facilitar una formación reglada para los profesionales que se vayan a dedicar a ella, sino dotar a los Servicios de Urgencias de profesionales específicamente cualificados para desarrollar las tareas que la Medicina de Urgencias demanda, y que son distintas de las de otras especialidades ya existentes.

La mayor parte de los Servicios de Urgencias españoles están actualmente atendidos en buena parte por médicos de familia cuya especialidad está destinada a la promoción y prevención de la salud y la asistencia sanitaria desde los centros de salud a las personas y a  la comunidad a la que pertenecen, objetivo muy distante al de la atención urgente en un Servicio de Urgencias de hospital donde finalmente muchos de ellos realizan su labor.  Y esto no quiere decir que la realicen mal, ni mucho menos, sino que una vez finalizada una especialidad destinada a otro tipo de asistencia, al recalar en Urgencias tienen que aprender aspectos y procedimientos ajenos a su especialidad y propios de la Medicina de Urgencias. Esto lo realizan mediante autoaprendizaje o aprendizaje de compartir la experiencia de sus propios compañeros más expertos. Esto ocurre también y aún en mayor medida para los profesionales de otras especialidades como internistas o intensivistas  cuyas especialidades se centran en aspectos muchos más específicos de la Medicina.

Si nos referimos a la situación de la especialidad en otros países, actualmente, de los 28 países miembros de la UE, existe especialidad de Urgencias en 20 (Bélgica, Bulgaria, República Checa, Estonia, Croacia, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Polonia, Rumania, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia y Reino Unido, Francia, Holanda y Letonia). De manera que nos estamos quedando solos en Europa frente a la mayoría de países que optaron en su momento por una Medicina de Urgencias de calidad.

Fuera de la UE, en Estados Unidos, el país pionero en disponer de ella,  existe la Especialidad desde hace más de 30 años, y existe ya en más de 100 países del mundo. Todo sistema de salud moderno exige tener una Medicina de Urgencias especializada.

¿Cuáles son los procesos patológicos urgentes y emergentes de mayor incidencia?

Los procesos más frecuentes son las lesiones producidas por traumatismos (contusiones, esguinces, fracturas), seguidos de los procesos del aparato respiratorio (infecciones respiratorias, reagudización de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC), los problemas osteomusculares (algias  osteomusculares como cervicalgias o lumbalgias), del sistema nervioso (cefaleas, crisis convulsivas), del aparato digestivo (gastroenteritis, dispepsias, hemorragia digestiva).

No hay que olvidar sin embargo que una importante proporción de pacientes vienen a Urgencias por síntomas, signos y condiciones mal definidas que en muchos casos no pueden diagnosticarse en Urgencias, ya que el papel del médico de Urgencias es discernir lo grave de lo no grave, lo vital de lo que no lo es, no afinar en el diagnóstico preciso de cada paciente que acude.

¿Cómo ha de ser el perfil del especialista de urgencias? ¿qué características ha de tener?

Es un profesional que atiende todo tipo de Urgencia y Emergencia. Por tanto, debe tener conocimientos para el manejo inicial de todos los procesos agudos de las distintas disciplinas médico-quirúrgicas, es decir saber diagnosticarlos y aplicar el tratamiento inicial. Además, su práctica se realiza no solo en el hospital, sino en el ámbito extrahospitalario, fundamentalmente en los dispositivos y equipos de Emergencias (061, 112 y similares).

El médico de Urgencias requiere además de conocimientos y habilidades para aplicar determinadas técnicas diagnósticas y terapéuticas, tener una actitud positiva ante las dificultades, las frecuentes situaciones de caos que se presentan por la masificación y, en ocasiones, desorden organizativo de los Servicios de Urgencias de los hospitales, por las situaciones catastróficas que se encuentran en accidentes con múltiples víctimas, incendios, etc. y por los largos turnos de trabajo que tiene que soportar a un ritmo mucho más elevado que otras especialidades médico-quirúrgicas. Además, la toma rápida de decisiones exige utilizar esquemas algorítmicos mentales muy simples para discernir lo grave de lo no grave, y aplicar los tratamientos de manera precoz. No todo médico posee las características idóneas para ejercer la Medicina de Urgencias, al igual que ocurre con otras especialidades: no todo médico podría ser cirujano cardiovascular, neurocirujano,etc. sino que depende de que tenga el potencial para desarrollar las competencias necesarias.

¿Cómo y por qué es importante un correcto abordaje inicial en los Servicios de Urgencias?

En los procesos emergentes (aquellos que ponen en riesgo la vida del paciente o la función de un órgano) el tiempo de respuesta es fundamental. Por ello, es necesario un médico que realice un abordaje integral del paciente para saber de inmediato el proceso patológico que sufre e iniciar el tratamiento correspondiente. Por otra parte, en procesos agudos menos graves, disponer de un profesional que sepa reconocer y tratar de inicio cualquier proceso independientemente del sistema u órgano afectado es de un valor tremendamente alto en cualquier Sistema de Salud.

¿Qué novedades presenta esta nueva edición?

La principal característica es que es un libro más manejable en la consulta, ya que su formato se ha reducido para facilitar su consulta.

Asimismo incluye las últimas recomendaciones en soporte vital que se publicaron en el último trimestre de 2015.

¿En qué medida puede ayudar esta guía en la práctica clínica diaria de médicos generalistas o especialistas que recalan en los servicios de urgencias?

Este libro les ayuda en el sentido de que explica paso a paso el tratamiento más actual de los principales procesos con los que se van a enfrentar en Urgencias. Así, podrán las medidas terapéuticas que más evidencia científica han demostrado hasta el momento.

¿Y para los que requieren iniciarse en el conocimiento de la medicina de urgencias y emergencias como estudiantes de Medicina, Enfermería, etc.?

Se trata de una buena manera de tomar contacto con la Medicina de Urgencias, ya que el compendio expone de manera práctica y directa cómo actuar ante muchos de los procesos que se presentan en Urgencias. Y un buen complemento a las prácticas de Urgencias que realicen en sus respectivos hospitales universitarios.

Pero este manual es especialmente útil para los médicos residentes de primer año que se incorporan cada año a los Servicios de Urgencias.

¿Cómo ayuda esta guía a reconocer con rapidez las situaciones de urgencias y abordar correctamente los casos críticos?

La práctica de la medicina no solo requiere conocimiento, sino también habilidades técnicas y una actitud positiva hacia el paciente, más cuanto más crítica es la situación que tiene delante. Este manual ayuda a recordar los principales pasos de tratamiento en estas situaciones, ya que con una rápida consulta puede recordar el tratamiento.

¿Cómo califica el trabajo multidisciplinar en la medicina de urgencias que se lleva a cabo hoy en día? ¿Cuáles son las especialidades más implicadas y en qué aspectos se debería incidir?

La Medicina de Urgencias y Emergencias es por definición una especialidad multidisciplinar. El médico de Urgencias debe conocer el ABC de buena parte de las disciplinas médico-quirúrgicas. Las especialidades con las que más contacto tiene el médico de urgencias son Traumatología y Medicina Interna debido al volumen de pacientes que finalmente tienen que ser tratados por estas especialidades tras el abordaje inicial en Urgencias.

Share
Tweet
Share
Share