Incidencia, detección y estadios del cáncer de mama

cancer-mama-foto-lesion-maria-cholvi.jpg

Hoy, 19 de octubre, se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Mama, el tumor maligno más frecuente entre la población femenina. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65. En la actualidad, se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres. Nuestra embajadora, María Cholvi, nos describe a través de esta infografía su origen, desarrollo, incidencia y tratamiento.

Es estadio en el que se encuentre el cáncer dependerá el tamaño del tumor, de si el cáncer es invasivo o no, de si este ha invadido los ganglios linfáticos y de si este se ha propagando a otros lugares fuera de la mama.

Son lesiones pre malignas. También se denomina carcinoma in situ. Las células tumorales están localizadas exclusivamente en la pared de los lobulillos o de los conductos galactóforos.

El tamaño del tumor es inferior a dos centímetros. No hay afectación de ganglios linfáticos ni metástasis a distancia.

El tumor tiene entre 2 y 5 centímetros, con o sin afectación de ganglios axilares. Se subdivide en estadio IIA y en estadio IIB.

El tumor afecta a ganglios axilares y/o piel y pared torácica (músculos o costillas). Se subdivide en estadio IIIA, estadio IIIB y estadio IIIC.

El cáncer se ha diseminado, afectando a órganos como huesos o hígado.

¿Qué es?

El cáncer de mama es el tumor maligno que se origina en el tildo de la glándula mamaria Cuando las células tumorales proceden del tejido glandular de la mama y tienen capacidad de invadir los tejidos sanos de alrededor y de alcanzar órganos alejados e implantarse en ellos, hablamos de cáncer.

El cáncer puede darse por un crecimiento local, es decir una invasión directa del tejido, por diseminación linfática, que se produce a través de la linfa y los ganglios linfáticos y por diseminación hematógena, que es cuando se propaga mediante la sangre.

Incidencia

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, a excepción de los tumores canceres de piel, no melanomas. Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres.

Prevención y detección

El cáncer de mama no se puede prevenir, sin embargo estudios recientes parecen demostrar que el riesgo de padecer cáncer de mama se puede reducir realizando ejercicio físico de forma regular, evitando el sobrepeso tras la menopausia y el consumo regular de alcohol.

Si existe una historia familiar de cáncer de mama es conveniente que se pida consejo genético, que permitirá determinar si se asocia con una mutación genética.

La técnica utilizada más eficaz para detectar el cáncer es la mamografía, que consiste en una radiografía de las mamas capaz de detectar lesiones en estadios muy incipientes de la enfermedad. Otros métodos complementarios a la mamografía son la exploración física.

Tratamiento

No existe un tratamiento concreto para el cáncer, se lucha contra el con radioterapia, quimioterapia, hormonoterapia y mediante intervenciones quirúrgicas.

Share
Tweet
Share
Share