Hepatitis C: sintomatología, transmisión, fisiopatología y prevención

hepatitis-C-13-nov.jpg

El hígado es un órgano fundamental para el funcionamiento de nuestro cuerpo, es el encargado de numerosas funciones; una de ellas y la principal de todas es la producción de bilis, también cumple la función de regulador de sustancias químicas de nuestro cuerpo.  Una de las principales enfermedades que afecta a este órgano es la hepatitis. Esta enfermedad tiene diferentes tipos: A, B, C, D y E. En el presente artículo se hablará de la Hepatitis C, su desarrollo, sintomatología, métodos de transmisión, fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y prevención. Esperamos que este articulo lo encuentren muy didáctico y les sirva de guía en el futuro.

Sintomatología

Como toda enfermedad que afecta a nuestro organismo la hepatitis C tienen síntomas característicos que ayuda a su diagnóstico presuntivo y después de una seria de pruebas y evaluación de la enfermedad llegar al diagnóstico definitivo.

La OMS en su página web cita lo siguiente: "El periodo de incubación del virus puede variar de dos a seis semanas después de la infección inicial, en el 80% de los pacientes infectados con el VHC son pacientes asintomáticos. Entre los principales síntomas de esta terrible enfermedad (Hepatitis C) se mencionan los siguientes: fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orinas oscuras, heces claras, dolores articulares e ictericia".

Transmisión

El virus de la hepatitis C se transmite por sangre de las siguientes maneras:

  • Consumo de drogas inyectables. Los consumidores de drogas son una muestra de población con mayor riesgo de contraer el virus, ya que en su desesperación por ingerir las diferentes sustancias psicotrópicas ilícitas comparten o incluso utilizan jeringuillas usadas por otros consumidores sin saber quién la uso antes.
  • Transfusiones sanguíneas. Aunque en la actualidad todas las muestras de sangre obtenidas a través de donaciones son analizadas, puede existir el descuido de no analizar bien una muestra e infectar a una persona que necesitaba de una transfusión.
  • Relaciones sexuales de alto riesgo. Al igual que el VIH el VHC se puede contraer si no se usan los métodos anticonceptivos adecuados.
  • Por vía vertical. Este tipo de transmisión se presenta de madre a hijo a través del parto, ya que existe contacto de fluidos entre ambos.

Cabe recalcar que los ultimas vías de transmisión son poco frecuentes ya que existe un alto control para reducir la incidencia de esta enfermedad.

Cómo NO se trasmite la hepatitis C

La Hepatitis C no se transmite por besos, abrazos, sudor, tos, comidas, contacto casual, amamantar o por compartir vasos, cubiertos o platos.

Fisiopatología

La lesión sobre los hepatocitos se produce por la acción citotóxica directa del HCV y el daño mediado por linfocitos T. Los anticuerpos anti-HCV no son neutralizantes ni protectores y entre el 70% y el 90% de las infecciones evolucionan a una fase crónica.

Diagnóstico

Generalmente asintomática, puede permanecer de esta manera hasta décadas y es recién identificada cuando aparecen los síntomas secundarios al daño hepático grave.

La infección con el VHC se diagnostica en dos etapas:

  • La detección de anticuerpos anti-VHC con una prueba serológica revela la infección.
  • Si los anticuerpos anti-VHC son positivos, para confirmar la infección crónica se necesita una prueba que detecte el ácido ribonucleico (RNA) del virus. Es necesario realizar la confirmación, puesto que, el 30% de las personas que han adquirido esta patología eliminan el virus gracias a una respuesta inmunitaria fuerte, sin necesidad de tratamiento, y aunque ya no estén infectadas seguirán teniendo los anticuerpos anti-VHC positivos.

Tratamiento

El sofosbuvir, el daclatasvir y la combinación de sofosbuvir/ledipasvir forman parte de los tratamientos preferidos en las directrices de la OMS, y pueden lograr tasas de curación superiores al 95%.

El tratamiento con antivíricos de acción directa (AAD) puede curar a la mayoría de las personas infectadas por el VHC y es más breve (normalmente 12 semanas).

Prevención

No existe una vacuna, las principales medidas a tener en cuenta para evitar el contagio son las siguientes:

  • Para las personas que estén en contacto con el sector de la salud, utilizar las normas de bioseguridad establecidas.
  • Promulgar la educación sexual.
  • Tener extremadamente cuidado con objetos afilados potenciales contaminadores (principalmente jeringas)
  • Crear conciencia social por medio de campañas informativas sobre el consumo indiscriminado de las drogas y los efectos dañinos que esta genera, en este caso específico por el inadecuado uso de las jeringas.

Se estima que hay en el mundo 71 millones de personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C, un número considerable de esas personas con infección crónica desarrollarán cirrosis o cáncer de hígado. Cada año mueren unas 399.000 personas debido a la hepatitis C, sobre todo por cirrosis y carcinoma hepatocelular.

Cifras importantes que nos dejan como conclusión que necesitamos hacer un cambio en lo que respecta a las medidas de prevención. Siguiendo de manera adecuada los protocolos establecidos sobre el manejo de desechos contaminantes y, sobre todo, generando una cultura de información sobre la sexualidad y el abuso de jeringas en la drogadicción.

Autores: Vicente Azúa Ávila, A. NORP, miembro AEMPPI ECUADOR; Ayrton Alcívar Loor, LOME FEMPPI ULEAM, miembro AEMPPI ECUADOR

Referencias
http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-c
Semiología Médica. Fisiopatología, Semiotecnia y Propedéutica”. Enseñanza – aprendizaje centrada en la persona. Autores: Horacio A. Argente, Marcelo E. Álvarez, 2° Edición. 2013

http://www.hcvsinfronteras.org.ar/faq/

https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-hepatitis-datos-20161001080252.html

Share
Tweet
Share
Share