Asma: fenotipos, factores de riesgo y desencadenantes

ASMA-AGOSTO-2018.jpg

El asma es una de las enfermedades crónicas más frecuentes del mundo que afecta a 235 millones de personas a nivel mundial (OMS, 2017), puede aparecer a cualquier edad siendo la más frecuente a los 3 años. Antes de la pubertad la frecuencia es mayor en niños que en niñas en una relación 2:1 y en la edad adulta no hay diferencia.

Existen varios factores de riesgo y factores desencadenantes ya que el asma es un trastorno heterogéneo en el que hay una relación cercana entre factores ambientales y genéticos. Dentro de los factores endógenos podemos encontrar atopia, predisposición genética, hipersensibilidad de las vías respiratorias, obesidad e infecciones virales a edades tempranas. Entre los elementos que pueden desencadenar la enfermedad son exposición a alérgenos, infección viral de vías respiratorias altas, aire frio, ejercicio, gases irritantes, fármacos y estrés. La severidad de la respuesta a estos desencadenantes depende de la sensibilidad de los pacientes a los mismos.

Las lesiones anatomopatológicas son fragilidad del epitelio, infiltración del epitelio y submucosa por células inflamatorias, engrosamiento de la membrana basal, hiperplasia e hipertrofia del musculo liso bronquial y de las glándulas de secreción mucosa. La fragilidad del epitelio se entiende por su tendencia a descamación. El infiltrado inflamatorio está constituido mayoritariamente por eosinófilos activados, seguidos por linfocitos CD4 activados con un predominio del fenotipo Th2, también se pueden encontrar mastocitos entre las fibras de musculo liso. El engrosamiento de la membrana basal se da por el aumento de depósito de colágeno. Se entiende que la hiperplasia e hipertrofia son secundarias al reparo de las lesiones de la mucosa secundarias a la respuesta inflamatoria.

Cómo se presenta

El asma es una enfermedad que se caracteriza por inflamación crónica de la vía aérea. El cuadro clínico se caracteriza por sibilancias, disnea, opresión torácica y tos que varía en tiempo e intensidad. Los síntomas respiratorios característicos pueden resolverse espontáneamente o mediante el uso de medicación, al igual que pueden presentar exacerbaciones episódicas que pueden atentar contra la vida del paciente, ya que el cuadro tiene una evolución rápida. Se han identificado varios fenotipos del asma de los cuales se han descrito:

  • Asma alérgico: es el fenotipo más reconocible, el cual inicia en la niñez y está asociada a historia familiar de la enfermedad o de enfermedades alérgicas, tales como rinitis alérgica, dermatitis atópica o alergias alimentarias o a medicamentos. En estudios de esputo se encuentran inflamación eosinofílica de la vía aérea. Los pacientes que presentan este fenotipo tienen una buena respuesta al uso de corticoesteroides inhalados.
  • Asma no alérgico: es el asma que no está asociado a alergias, presente en algunos adultos. Los estudios de esputo en estos pacientes pueden contener neutrófilos, eosinófilos y algunas células inflamatorias. Estos pacientes presentan respuesta moderada al uso de corticoesteroides inhalados.
  • Asma de inicio tardío: aquellos pacientes que presentan asma en la edad adulta, en especial en mujeres, que no tienen antecedentes de alergias. Estos pacientes requieren dosis más altas de corticoesteroides inhalados.
  • Asma con limitación del flujo de aire: algunos pacientes con antecedente de asma de larga data desarrollan limitación del paso del aire por remodelación de la pared de la vía aérea.
  • Asma con obesidad: algunos pacientes con asma presentan sintomatología respiratoria acentuada con pequeña evidencia de inflamación eosinofílica en vía aérea.

El diagnóstico inicial se lo hace mediante la historia de síntomas respiratorios variables y la confirmación de la limitación del paso de aire en vía aérea. En la historia de síntomas respiratorios incluyen sibilancias, disnea, opresión torácica y tos; dentro de los criterios diagnósticos incluyen que generalmente se da más de un tipo de síntoma respiratorio, la sintomatología ocurre variablemente en tiempo e intensidad, empeora en la noche o al despertar, puede ser desencadenado después del ejercicio, alérgenos, risa o aire frio, y que los síntomas aparecen o empeoran con infecciones virales. La confirmación de la limitación del paso de aire se lo hace mediante la documentación de variabilidad excesiva en la función pulmonar y limitación documentada del flujo de aire, los criterios diagnósticos son confirmación de FEV1/FVC reducido (<0.75 en adultos y <0.9 en niños) y prueba positiva con broncodilatador que aumente >12 % del resultado base de FEV1.

Autora: Belén Moncayo, AEMPPI UDLA, Miembro AEMPPI Ecuador

Bibliografía:

-Global Initiative for Asthma. Global Strategy for Asthma Management and Prevention, 2018. Available from: www.ginasthma.org
-OMS. (2017). Asma. Retrieved April 28, 2018 from http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs307/es/
-Kasper, D., Fauci, A., Hauser, S., Longo, D., Jameson, J., & Loscalzo, J. (2015). Harrison's principles of internal medicine. (19th ed., Vol. 2). Mc Graw Hill.
-Sawiki, G., & Haver, K. (2018) Asthma in children younger than 12 years: Epidemiology and pathophysiology. Elisabeth TePas, UpToDate. Retrieved April 28, 2018, from https://www.uptodate.com/contents/asthma-in-children-younger-than-12-years-epidemiology-and-pathophysiology?topicRef=5742&source=see_link#H2
-Rozman, C. (2016). Medicina Interna. Farreras-Rozman. (18 ed.). Elsevier España
Share
Tweet
Share
Share