Arteterapia en pacientes geriátricos

Arterapia-geriatria.jpg

Los pacientes geriátricos, es decir, aquellos que tienen más de 65 años, ocupan una parte cada vez más importante de la población española debido al aumento de la esperanza de vida en los últimos años, por lo que es muy importante para el profesional de enfermería conocer sus características más relevantes, los factores de riesgo que les predisponen a sufrir alguna enfermedad, la manera en que muestran los síntomas de éstas y, en resumen, todo lo relacionado con la salud para poder ofrecerles una atención personalizada y adecuada a sus necesidades, tanto físicas como psicológicas y sociales.

De esta manera, sabemos que la vejez es una etapa en la que se producen muchos cambios en la vida de la persona, ya que todos los órganos vitales empiezan a deteriorarse y también lo hace el aspecto físico; se pierden o disminuyen funciones básicas que antes contaban con la plena autonomía de la persona, por lo que se ve afectada la capacidad para llevar a cabo las actividades de la vida diaria, tales como ir a hacer la compra, cocinar, lavar o planchar; además, es la etapa en la que se deja de trabajar, por lo que se pueden sentir insatisfechos con su nueva vida, no saber en qué ocupar el tiempo libre e, incluso, pueden sentirse solos.

Todos estos cambios pueden hacer que muchos de los pacientes geriátricos tengan dificultades para expresar sus sentimientos y que, en consecuencia, desarrollen problemas psicológicos y/o sociales, tales como insatisfacción, inseguridad o aislamiento social.

En relación a esto, la terapia artística o arteterapia (NIC 4330) es una terapia que intenta, a través de la creación artística del paciente plasmada en dibujos, facilitar la expresión de sus sentimientos y mejorar su autoconcepto y su autoestima, ya que el paciente participa en todo momento de manera activa en la terapia, sin necesidad de poseer conocimientos artísticos.

Aunque es una terapia poco conocida y poco aplicada en España, se ha comprobado que aporta numerosos beneficios a este tipo de pacientes, tales como el aumento de la autoestima o  el aumento en la capacidad de relación con otras personas.

Debido a mi interés personal hacia el arte, me parece maravilloso poder mezclar la salud con el arte y obtener beneficios y mejorías en la calidad de vida de los pacientes, y es por ello que os animo a todos a aproximaros a esta terapia, que seguro que os cautivará.

Share
Tweet
Share
Share