‘Tratado de Fisiología Médica’: más allá del estudio de la naturaleza

maxresdefault.jpg

Se entiende por definición a la fisiología como la ciencia que “estudia la naturaleza”, a la fisiología médica como la ciencia que estudia las funciones de los seres humanos. 

En más de una ocasión me he preguntado qué sería entonces del estudio y del conocimiento de la fisiología humana sin aquellos aportes trascendentales que nos regalan los doctores Guyton y Hall en su ‘Tratado de Fisiología Médica’. Este volumen trasciende las fronteras del mundo, no sólo por su extenso contenido, sino por su simplicidad, la forma tan hermosa y sencilla con la cual se escribe, apta para nosotros los estudiantes, en un lenguaje fácil de comprender.

Un viaje en el tiempo

Desde sus primeros capítulos este tratado te envuelve, es como viajar en el tiempo y escuchar directamente una clase magistral del doctor Guyton. Particularmente, siento una atracción mayor por dos sistemas, el endocrino y el cardiovascular. Al leer las páginas de este libro sobre estos temas, no sólo he quedado maravillado, sino extasiado de conocimiento e inspirado por la forma en que se nos explica paso a paso los ejes y el funcionamiento de la bomba cardíaca.

Soy muy malo en fisiología del sistema nervioso. Antes de leer esta magna obra, había consultado otras y cada vez más aumentaba mi frustración. Ni entendía ni comprendía absolutamente nada sobre este tema. Parto ahora a leer una vez más ese tema, pero ahora en Guyton y fue sorprendente la facilidad con la que lo aprendí. Aquella forma tan apasionante de dibujar los capítulos, cada esquema ha sido de gran ayuda.

La génesis de un referente indispensable

Me atrevo a decir que no hay mejor libro de Fisiología para estudiantes que el ‘Tratado de Guyton y Hall’, es una herramienta indispensable para la formación de los futuros médicos y más aún, si recordamos la inspiradora forma en la que nace este trabajo. El doctor Guyton enferma de poliomielitis en el último año de la residencia. Las secuelas que le deja esta enfermedad le obligan a dejar sus sueños de ser cirujano cardiovascular, pero esto también le llena de coraje y con ello crea este libro sin precedentes que con sus investigaciones sobre fisiología cardiovascular, revoluciona la medicina de su época.

Hoy nos corresponde a nosotros los jóvenes ver a todos estos grandes médicos como ejemplo y fuente de inspiración, hacer lo propio, revolucionar la manera en la que se ve hoy día la medicina, ser científicos y aportar de la mejor manera a esta sociedad enajenada por el oscurantismo. Debemos ver los textos médicos como herramienta fundamental para aspirar al conocimiento y con ello, empezar a escalar y no detenernos. Aunque tengamos impedimento y obstáculos, seguir adelante, cada obstáculo deberá hacernos más fuertes, llenarnos de coraje y avanzar con paso cada vez más firme y seguro, así como lo ha hecho el doctor Guyton, que a pesar de su invalidez, siguió escalando hasta consumar sus sueños, y no sólo eso, dejar un legado, un legado que hoy me ha servido de inspiración para escribir esta reseña. En conclusión, llegar más allá del estudio de la naturaleza ha sido posible, gracias a un sinfín de hombres y mujeres que han roto paradigmas, prueba de ello es: GUYTON, C.G. and HALL, J.E. Tratado de Fisiología Médica.

Autor: Miguel Felipe Cruz, estudiante de segundo curso de Medicina de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco

GUYTON, C.G. and HALL, J.E. Tratado de Fisiología Médica.

Share
Tweet
Share
Share