San Valentín doesn´t love Netter: ¿Por qué la fiesta del amor tiene forma de ‘otro’ corazón?

Netter_feliz-San-Valentin-475x315-01.jpg

Cada 14 de febrero el mundo vive una explosión de muestras de cariño y amor con forma de corazón; es el ‘logo oficial’ del día de San Valentín. La verdad es que si echamos un vistazo a cualquier obra de Netter (Cuaderno de colorearAnatomía clínica, Flashcards, Atlas de Anatomía Humana) apellido ilustre que firma algunas de las ‘biblias’ de la Anatomía para profesionales y estudiantes de Ciencias de la Salud, poco o nada tiene que ver la súper reconocida imagen con la forma real del órgano perfectamente dibujado que hallamos en sus páginas. Así que, llegados a este punto, te invitamos a que descubras por qué la fiesta del amor tiene forma de ‘otro’ corazón.

Su origen, en la Edad Media

Tenemos que remontarnos a los siglos XIII-XIV para hallar el origen de la relación corazón-amor. Antes de esa fecha este órgano era un mero elemento decorativo. Eric Jager, autor de El Libro del Corazón y profesor de literatura medieval en la UCLA, explica en un interesante artículo de la revista Time que “a medida que la idea del amor romántico comenzó a tomar forma durante ese período medieval, también lo hizo el simbolismo”. En aquellos años comenzó a alimentarse la creencia de que los corazones eran “libros de memoria, un lugar donde los mandatos de Dios están escritos, y los sentimientos por el amado estaban de alguna manera escritos en su corazón”. Esta creencia, afirma el doctor Jager, dio a luz numerosas historias y leyendas sobre “mujeres santas cuyos corazones se dice que se abrieron después de su muerte, y dentro de sus corazones había inscripciones que indicaban su amor por Dios”.

“Los corazones eran libros de memoria, un lugar donde los mandatos de Dios están escritos, y los sentimientos por el amado estaban de alguna manera escritos en su corazón”

‘Otro’ corazón

Puesta en marcha la relación, queda ahora definir el porqué de la forma con la que Netter no estaría nada de acuerdo. El Dr. Carlos Machado (desde que falleció el Dr. Netter, el Dr. Machado ha sido el artista principal para continuar la tradición de la familia Netter aportando nuevas ilustraciones al Atlas de la Anatomía Humana), cardiólogo e ilustrador médico, reconoce que la forma hoy aceptada se asemeja a las cuatro cámaras del corazón, si se abre, o a la imagen que aparece en los ecocardiogramas. El Dr. Machado explica su origen en que la inspiración de los primeras imágenes se basó en ‘otro’ corazón, en concreto el de un pájaro o un reptil. La razón la encontramos en que la Iglesia prohibió la disección de humanos durante toda la Edad Media, por lo que los profesionales, ilustradores y artistas se inspiraban en lo conocido: la anatomía de animales.

Le Roman de la Poire (circa 1255), la primera ilustración de un corazón en Europa fuera de un libro de Anatomía. The Shape of the Heart, por Pierre Vinken. Elsevier, 2000.

Y San Valentín encontró su logo

El reputado neurocirujano holandés y exitoso editor, Pierre Vinken (imagen de abajo), ubicaba en los primeros años del siglo XIV el nacimiento de “la forma festoneada del corazón de San Valentín”. En su artículo ‘The shape of the heart’, publicado en 2001 por The Lancet, concretaba que había sido un poema didáctico italiano Documenti d’amore, de Francesco Barberino, un jurista florentino, el que consolidó el icono. En esta obra aparecían numerosas ilustraciones, entre ellas la de un cupido desnudo montado a caballo al galope arrojando flechas y rosas a los transeúntes, incluía corazones.

Vinken apuntaba que 150 años después, el tapiz ‘Le don du Coeur’ mostraba a un hombre sosteniendo un pequeño corazón rojo. Inmediatamente la imagen pasó a ser una de las representaciones más populares y aceptadas del “amor cortesano”, reglas sobre el amor que rigen el comportamiento en las cortes aristocráticas de Europa y que se canalizaron hacia la literatura y la poesía.

En este momento de la historia el corazón ya tenía su forma ‘reconocida’, que no real. A pesar de que los avances de la Medicina le restaban su carga simbólica, y el cerebro se hacía cargo de los sentimientos, la herencia iconográfica se consolidó y su relación con el amor apunta a ser eterna.

También te puede interesar

  • ¿Conoces todos los miembros que forman la Familia Netter?
  • ‘Cuaderno de anatomía para colorear’, aprender puede ser muy fácil y divertido
Share
Tweet
Share
Share