Reseña Bibliográfica: Atlas de anatomía Humana de Rohen y Yokochi

rohen-atlas-de-anatomia-humana.jpg

¿Cuántas veces has pensado que lo que estabas estudiando no te iba a servir de nada para tu futuro? Llega la asignatura de Anatomía y esto se acaba. Aprender para el mundo real dependerá de ti.

El Atlas de anatomía humanaEstudio fotográfico del cuerpo humano es la mejor herramienta para estudiar anatomía de un modo más práctico y sencillo para tu memoria. Al empezar con esta materia, lo que se suele hacer es comenzar a memorizar como loros, pero lo cierto es que hay que COMPRENDER.

Nada más abrir este libro encontrarás una recopilación de imágenes reales, dibujos muy ilustrativos e imágenes clínicas de resonancia magética (RM), tomografía computarizada (TC), así como rayos X aclarando la localización de órganos y puntos y líneas de referencia importantes.

A diferencia de los libros más comunes y publicitados para el estudio de la Anatomía Humana, este libro te permite comparar a la vez, en la misma página, dibujos de gran calidad con auténticas fotografías. Esto es de gran interés para preparar las prácticas de disección obligatorias que todos tenemos en nuestras facultades.

En verdad, todos tenemos, al menos, un examen de reconocimiento de estructuras, y aprender directamente cómo se ven fielmente en la realidad permite que tengamos un extenso camino hecho.

Lo que más me ha sorprendido este libro ha sido la cantidad de estructuras señaladas en cada imagen, con su enorme leyenda al lado de cada una, con cada imagen explicada. (Ejemplo: se ha efectuado una incisión en el tentorio (tienda) del cerebelo (derecha) para poder observar los nervios craneales en el espacio infratentorial)

Las extraordinarias disecciones proporcionan una percepción muy acertada de la organización de todas las venas, nervios, músculos… Huesos y órganos con partes pintadas en diferentes colores para diferenciar las distintas porciones, reconstrucciones en 3D a partir de TC por haz de electrones, RM 3D, angiografías, arteriografías…

Además, todas las imágenes de RM, TC o Rayos X tienen alrededor dibujos e imágenes reales para poder relacionar las estructuras y tener una concepción mental desde todos los puntos de vista desde el primer momento de estudio.

Creo que una de las cosas que encuentro más característica y única de este libro es la cantidad de modelos e imágenes de niños de diferentes edades para comparar la diferencia en estructuras conforme pasan los años.

Como opinión y consejo personal, os recomiendo que no memoricéis la Anatomía. Es una asignatura que, a veces, puede llegar a resultar sobrecogedora debido a la cantidad de información que hay que aprender. Pero si uno intenta hacerse dibujos informales (los míos eran realmente malos por mi incapacidad como dibujante) para obtener una visión general de todas las inserciones, las capas de musculatura (qué músculos van a la par de cuáles), los orificios y las estructuras que pasan por éstos… la cosa se vuelve algo más fácil.

Por último, cuando todo esto esté interiorizado, lo mejor es elaborar cuadros-resumen para aprender lo poco que no se haya podido escapar en los dibujos. ¡Ánimo!

Este es un libro del que podréis estar muy orgullosos de tener toda vuestra vida, pues aunque al principio os lo parezca, la anatomía no es cosa de un año, sino de toda la carrera profesional; seáis médicos de familia o traumatólogos.

Share
Tweet
Share
Share