Manual de Farmacología Humana para profesionales y ‘principiantes’

Farmacologia2.jpg

El libro de Farmacología Humana de Flórez (Editorial Elsevier)es uno de los más apasionantes que existen sobre la materia, incluso si eres principiante, sucede que cuando se conoce por primera vez la asignatura de farmacología resulta imposible no sentirse un poco perdido, esa no fue la excepción para mí, yo decidí buscar una fuente para poder empaparme del tema y probé con varios libros, pero al leer por primera vez este libro en la biblioteca de mi facultad supe que había encontrado lo que necesitaba y no dudé ni un momento en ir por él a la librería. Debo confesar que desde siempre me ha gustado la idea de formar mi pequeña biblioteca, cómo escapar al placer que provoca el desenvolver un libro nuevo, abrirlo, percibir su olor y saber que estará ahí solo para ti.

El plus de este título

Pero comprar este libro no fue un impulso, fue algo parecido a lo que sucede cuando se mira por primera vez a una persona que nos atrae, pareciera que esto nace de la nada, pero no es así, nuestro cerebro es capaz de detectar y analizar en un instante que esa persona tiene características que nos resultan agradables y condensa toda esa información entrante en un sentimiento. Hubo varias características del libro que llamaron inmediatamente mi atención, por ejemplo el enfoque y la profundidad en las que el libro aborda a los fármacos, siempre comenzando con una pequeña pero clara revisión del padecimiento en donde se utilizan, así como de las bases fisiológicas y fisiopatológicas, esenciales para la comprensión global del tema. El agrupar a los fármacos por la patología hacia la
que están dirigidos, o por el grupo farmacológico al que pertenecen, ayuda a entender mucho mejor su mecanismo de acción, además de que es una oportunidad más para refrescar nuestros conocimientos en fisiología. Pero no todo es farmacodinamia, es esencial la revisión de la farmacinética, importantísima en nuestro ámbito para brindar un tratamiento personalizado y certero, es por esto que resulta muy útil que él libro revise las características particulares de los fármacos más útiles y usados.

Otra cosa que fue importantísima para mi es que el libro no se conforma con exponer la información sobre los procesos que ocurren a nivel de órganos o sistemas, sino que se adentra al nivel molecular, revisando tanto la estructura y características químicas de los fármacos, como la forma en la que algunos modifican los procesos y las funciones que son mediadas molecularmente al interior y fuera de la célula. Además es notorio que están incluidos los conocimientos más actualizados y se percibe el esfuerzo que se ha impreso para que la información más actual aparezca en las páginas de este libro, como se corrobora al final de algunos capítulos donde se revisan las perspectivas futuras en el tratamiento de algunas patologias.

Incluso ahora que he dejado atrás los años de las ciencias básicas y me encuentro en un hospital realizando mis prácticas, este libro sigue siendo uno de mis consentidos y suelo utilizarlo constantemente para estudiar antes de mis clases de terapéutica o de vez en cuando para refrescar mi memoria o resolver alguna duda. Un profesor de la carrera suele decirnos que la farmacología es una de las materias que utilizaremos invariablemente en nuestra práctica médica, y es muy cierto, por eso mismo siempre es un placer y una responsabilidad el regresar y hojear las páginas de mi apreciado libro de farmacología humana.

Whitman Enrique Villada Ledezma
Alumno de 3º año de Medicina
Facultad de Estudios Superiores Zaragoza UNAM

Share
Tweet
Share
Share