Las Academias y el examen MIR

Academia-MIR-1.jpg

Un estudiante de Medicina tiene varios puntos vitales a lo largo de su carrera, que merece la pena relatar. El momento en que entra, su primera disección, su primer paciente, el paso de ecuador, su primera asignatura “mortal”, etc. Y, por supuesto, el momento de elegir academia para preparar la oposición a Médico Interno Residente.

Este momento es de los más cruciales en las etapas vitales de los estudiantes y representa un gran quebradero de cabeza. Dependiendo de tu actuación en el examen MIR, se determinarán las especialidades a las que puedes acceder, y con ello, tu futuro en la profesión médica. No es “moco de pavo”.

Para guiarte en el proceso de estudio, nacen las academias. Estas instituciones están orientadas a “repasar” y formar a los estudiantes, en los conocimientos solicitados en los exámenes MIR. También son las encargadas de preparar física y mentalmente a los estudiantes, para afrontar este tipo de exámenes, cuya duración es de varias horas. Serían semejantes a las academias de preparación a la selectividad, pero a nivel universitario.

Toca seguir respondiendo a un par de interrogantes: ¿Es obligatorio estar en una academia? No, pero la gran mayoría de estudiantes se prepara el examen con una academia. Algunos (muy pocos) estudian “por libre”, con el consecuente esfuerzo que conlleva recabar y estudiar un temario que no viene especificado en el BOE, sobre el examen MIR. Además, presentarse a esta oposición “por libre”, también supone prepararte con mucha fuerza de voluntad los simulacros de exámenes MIR. Toda una odisea.

¿Qué te ofrece una academia? Te dan la confianza de proporcionarte todo el material necesario para que, junto a lo aprendido en la carrera, puedas sacar una buena posición y elegir la especialidad que quieras. Te dan la confianza de hacerte un seguimiento y evaluación continua, que te permita ver tus progresos y en qué debes mejorar. Son por así decirlo, la forma “de pago”, de intentar asegurarte una plaza como residente.

¿De donde procede el temario de los libros de las academias? En el BOE que informa sobre el examen MIR, se dice que el examen versará sobre “Medicina”, a secas. No existe un temario concreto, ni existen unas directrices por parte del ministerio para poder prepararte el examen por tu cuenta. Las academias (por algún motivo)  saben de forma aproximada cuál es ese temario. Con ese conocimiento, crean sus famosos manuales, que sirven como material de estudio para el examen.

¿Cuánto valen las academias? ¿Porqué debemos pagar una? Cada academia tiene varios precios según la modalidad de estudio que desees. No valdrá lo mismo la modalidad que abarca todo sexto y los meses previos al MIR, que la modalidad a distancia (y otras modalidades). Entre academias, los precios también tendrán grandes variaciones. Por ejemplo, MIR Asturias te da una serie de prestaciones que no te proporcionan las demás, y es la academia más cara de las principales. AMIR sin embargo es la más barata, y tiene otra serie de ventajas/desventajas respecto a MIR Asturias o respecto a CTO.

Realmente no tenemos por qué pagar una academia. El problema es la presión que nos surge ante la preparación del examen MIR. Un examen que no está definido a nivel temático, que requiere una preparación específica, y donde las academias son profesionales en su gestión/preparación. Por tanto, aún siendo una inversión en una institución privada, es una inversión “rentable” para tu futuro. Es un “aro” por el que debemos pasar, si queremos tener más oportunidades de aspirar a una plaza MIR.

¿Qué academias hay, y qué las diferencia? Destacan tres academias: MIR Asturias, AMIR y CTO. Existen otras relacionadas con las universidades de los estudiante.s o con los colegios de médicos locales, pero no tienen tanta afluencia como éstas tres. Cada cual tiene su forma de hacer las cosas, su método de estudio, sus precios, sus manuales, sus calendarios, etc. En general, la base es la misma en todas ellas y el objetivo es idéntico: prepararte para que hagas lo mejor posible, tu examen.

¿Cuándo me apunto? ¿Conseguiré plaza MIR? ¿Donde me puedo seguir informando? Los estudiantes suelen inscribirse a las academias al terminar quinto. De esta forma, comienzan a preparar el examen durante sexto y una vez finalizada la carrera. Las academias no te aseguran que vayas a tener plaza MIR, ni que vayas a poder coger la especialidad que quieras. Sólo sirven para darte los medios necesarios para afrontar el examen, para estudiarlo y para sacar el máximo partido de ti mismo. No son una solución milagrosa, pero sí son efectivos.

Respecto a la información, no te preocupes. Una de las estrategias de marketing de las academias, es ir a las facultades a mostrar sus servicios y regalar los manuales a los estudiantes. Desde tercero estarán dando charlas, regalando los manuales, e incluso ofreciéndoos asistir a algunas de sus clases como oyentes para comprobar sus servicios. Conforme van pasando los años, son más insistentes. Así que toma nota, y decida en cuál te vas a apuntar…tu futuro, depende de ello.

Share
Tweet
Share
Share