La experiencia es un (pos)grado: alternativas al FIR-MIR

Experincia-grado.jpg

Barcelona 05.04.2016

En un martes soleado de primeros de abril, me reúno por un lado con Montserrat Pequera y Genoveva Chasco, dos estudiantes de preparatoria FIR-MIR que me contaron sus experiencias entre sorbos de café, manzanilla y alguna risa nerviosa por las inesperadas preguntas de la entrevista.

Por otra parte, me reúno de manera independiente con Judith Riera, estudiante para la preparatoria MIR que me cuenta en un apartado bar de Llinars del Vallès, su experiencia en la preparatoria al examen.

El objetivo de esta entrevista a estudiantes FIR-MIR es dar a conocer, desde una perspectiva más personal, cómo es la experiencia de la preparatoria al examen, cómo abordarlo, qué consejos dar y qué alternativas al FIR-MIR hay.

¿Por qué decidisteis presentaros al FIR –MIR?

Genoveva: Siempre quise opositar y cuando hice las prácticas en el H. Clínic de Barcelona, me encantó el trabajo, lo que impulsó mi idea para presentarme al examen FIR.

Montse: La situación laboral no me acababa de convencer y presentándome al FIR, se me brindarían más oportunidades laborales, pudiendo tener unas perspectivas laborales más amplias.

Judith: Un poco por protocolo. Porque a priori tras terminar la carrera, es por donde tenemos mejor salida profesional. Tenía ganas de cerrar mi etapa de estudiante y empezar a estudiar lo que me interesaba, en mi caso anatomía patológica, algo que podía conseguir sólo presentándome al MIR.

¿El examen es tan duro como dicen? ¿Qué esperabais encontrar?

Genoveva: Lo esperaba más ligero. Ponían cosas fuera del temario y eso aumentaba la dificultad. Es duro, sobre todo técnicas y galénica.

Montse: No me esperaba tanta dificultad, pero el factor sorpresa fue duro. La forma en la que se redactaron las preguntas tampoco ayudaba mucho porque era muy diferente a cómo nos habíamos preparado los exámenes.

Judith: Realmente es muy duro. Fueron 8 meses muy intensos y recomiendo que lo sea para vosotros también. Aunque me esperaba un tipo diferente de examen. Salieron muchas preguntas de miscelánea, muy en relación a conductas médicas en general vinculado al paciente terminal y métodos éticos de actuación.

¿Creéis que se puede aprobar el FIR – MIR sin asistir a una academia?

Genoveva: La experiencia de una amiga que repitió el FIR cuatro veces hasta que decidió ir a la academia y lo aprobó, me demostró que es necesario asistir por la manera en la que te forman y abordan el reto FIR. Se puede aprobar sin ir a la academia, pero te arriesgas a una nota justa que te limite las plazas.

Montse: Considero la academia como una herramienta indispensable para la aprobación del FIR, pues ahí te dan métodos y maneras específicas para aprobar. Sí se puede aprobar el FIR sin asistir a la academia, pero para aspirar a una plaza concreta en esas condiciones, se ha de tener un expediente de matrícula de honor.

Judith: Aprobar sí. Sobre todo si eres muy disciplinado. Pero a la que te desvías un poco, necesitas una academia que te presione detrás, sobre todo si ambicionas una posición 2000-3000.

4. ¿Creéis que existe un método de estudio ideal?

Genoveva: Para nada existe un método de estudio ideal. Cada uno tiene su método de estudiar, su forma de esquematizar y estructurar su estudio no siendo ninguno mejor o peor, sino diferente. Por eso el método de estudio es algo muy individualizado.

Montse: Creo que las ideas y la información entra de manera diferente según cómo seas. Algunos utilizan mejor la memoria visual, otros esquemas, otro memoriza. No hay método ideal pero la academia orienta cómo hacerlo, aunque cada uno lo haga a su manera, es decir, el personalizado.

Judith: Nunca hay nada ideal. Hay diferentes métodos para diferentes personas, pero sí que creo que existe un método de estudio estructurado, de diferente. Como MIR Asturias y CTO MIR ofrecen diferentes estructuras. Pero realmente pueden ser ideales para diferentes personas.

5. Describid tres aspectos positivos y tres negativos en el año de preparatoria apra el examen el FIR – MIR

Genoveva: Positivos: 1. He conocido a mucha gente que está en la misma situación. 2. Volver a estudiar cosas de la carrera en un sentido diferente, es decir, la estudias con una perspectiva más motivacional. 3. Prepararse para un futuro profesional partiendo de una buena base.

Montse: Negativos: 1. Tienes que priorizar los estudios, te quedas sin vida social durante el tiempo FIR. 2. Estudias sin saber si se tendrá una plaza segura. 3. No tener una autoestima tan variable como una montaña rusa.

Judith: Positivos 1. Es cuando más aprendes de medicina, pues aunque no te gusten ciertas asignaturas, te ves obligado a saber de todo y esto para curtirte como profesional es muy necesario. 2. Te pones a prueba, retos personales que pueden resultar motivacionales. 3. El MIR son las puertas a una nueva vida. Una transición que se produce para el futuro que quieres a nivel profesional.

Negativos. 1. El detrimento físico. 2. Te crees el centro del mundo porque esperas que la gente de a tu alrededor haga lo que sea por ti dado que estás haciendo el MIR y por ello eres “intocable”. 3. Épocas de depresión debido al aislamiento social basado en una media de ocho horas de estudio.

¿En qué hospital os gustaría trabajar y por qué?

Genoveva: Me presenté al FIR por mi experiencia en el H.Clínic, la cual fue muy agradable y es ahí donde me gustaría trabajar.

Montse: Me gustaría trabajar en Can Ruti porque hice unas prácticas y mi experiencia fue muy agradable. Veo a Can Ruti como un hospital muy completo y el servicio de farmacia hospitalaria era muy agradable.

Judith: Me gustaría hacer la especialidad en El Hospital Universitari Vall d’Hebron o en El Hospital del Mar porque creo que están muy equilibrados al menos en anatomía patológica. Hablamos de hospitales muy equilibrados en temas asistencial (en AP hablamos de procesar biopsias) e investigación. El ambiente de trabajo es estupendo en ambos hospitales, los recursos tecnológicos son punteros, pero en un ambiente de equilibrio y valorando todos los aspectos generales, me quedaría en Vall d’Hebron.

¿Alguna recomendación para futuros estudiantes de FIR – MIR?

Genoveva: Ánimo ante todo. Mucha fortaleza para no decaer, ya que si tú te vienes abajo, tu compañero también. No pensar que eres el único desanimado porque tus compañeros estarán igual. Sacar fuerzas y ganas, que al final se saca adelante el examen y si no es a la primera, es a la segunda y si no a la tercera. Las comparaciones son odiosas, no te compares a nadie. El FIR no es una meta inalcanzable.

Montse: Mucha fuerza y decir que es necesaria la constancia, trabajar cada día para ir muy bien preparado y ser autodisciplinado. No compararse con los demás y tener mucha confianza en uno mismo. Estudia con disciplina y confianza. Aprobar no es imposible si tú no quieres.

Judith: Tener la situación emocional más estable posible. Mentalizad a vuestro entorno y sed lo más disciplinados posible, aunque existan días oscuros, el día siguiente será mucho mejor y valorad el conocimiento que adquirís porque no lo volveréis a tener más.

¿Os habéis planteado alternativas al FIR – MIR? Si es así, ¿Cuáles?

Genoveva: Sí. En farmacia o industria. Además al ser licenciada en derecho, puedo ir por otras vías cara a un futuro en el marco de la legislación farmacéutica. Un tema que también me gusta mucho.

Montse: Mi alternativa sería trabajar en industria. Hice un máster dermofarmacia y cosmética y trabajar en esta área sería mi alternativa.

Judith: Sí. Me planteé irme un año fuera, hacer consulta privada o realizar un máster. Pero ya que acabé medicina, pensé en hacer el último sprint para sacarme el MIR.

Para acabar la entrevista y conoceros un poquito más. Citad a alguno de vuestros escritores favoritos.

Genoveva: 1. Eduardo Mendoza. 2. Mark Twain 3. George R.R. Martin.
Montse: 1. Paul Auster 2. Matilde Asensi 3. Haruki Murakami.
Judith: 1. John Verdon 2. Isabel Allende. 3. No se me ocurre otro, jeje.

Share
Tweet
Share
Share