Homeopatía: ¿medicina complementaria y alternativa?

Homeopatia-alternativa-complementaria.jpg

Hay muchas discrepancias y muchas otras opiniones, que respaldan la efectividad de esta ciencia o técnica que se encuentra reflejada como una Medicina Complementaria o Alternativa.

La homeopatía viene de las palabras griegas homios (“semejante”) y pathos (“sufrimiento”). Esta palabra significa, básicamente, curar lo parecido con lo parecido. En otras palabras, si una sustancia puede causar síntomas en individuos sanos, también puede ser utilizada para tratar a los individuos enfermos.

La teoría de la homeopatía se basa en 4 principios, propuestos por el inventor, Christian Friedrich Samuel Hahnemann (1755 – 1843), de ésta:

  1. La “ley de lo similar”, si una sustancia puede causar enfermedad en una persona sana, entonces podrá curar síntomas parecidos en una persona enferma,
  2. El “principio de la mínima dosis”, lo que quiere decir que, diluyendo una sustancia, por lo general en agua o alcohol, sus propiedades curativas y sus efectos adversos se minimizan.
  3. El principio de la “dinamización”, consiste en agitar fuertemente la dilución, esto se debe realizar después de cada desconcentración o tomo que se realice.
  4. La prescripción en el individuo, el tratamiento no solo se basa en el diagnóstico médico. También, tiene mucho que ver el temperamento del paciente, su personalidad y su respuesta emocional y física.

Existen varios metaanálisis que sugieren que la homeopatía es más efectiva que los pastillas o medicamentos que se usan como placebo en algunas patologías.

La Homeopatía se sustenta en varios argumentos, a favor de esta práctica, tales como:

  1. Permite volver a una medicina humanista
  2. Le da protagonismo al paciente
  3. Son medicamentos seguros, puesto se encuentran diluidos y respetan el principio de la mínima dosis.
  4. El interés por estudiar y conocer de la homeopatía es cada vez mayor
  5. Sus indicaciones son de uso múltiple, en ocasiones como terapia exclusiva o complementaria

Si bien es cierto que hace parte de la 'Medicina Complementaria o Alternativa', se debe mencionar que son varios los estudios que demuestran que algunos de los llamados artículos o medicamentos homeopáticos, en realidad presentan el principio de activo de cualquier otro fármaco convencional, pueden, por esta razón causar efectos adversos, que, en ocasiones, no se mencionan en los componentes del producto. Por otro lado, son muchos los pacientes que dan testimonio de que les ha ayudado en su diario vivir y que no tienen mayores afecciones.

Es importante que, pese a lo anteriormente mencionado, en ocasiones puede utilizarse para enfermedades que se curan fácilmente o como placebos. Esto debido a que, la Organización Mundial de la Salud (OMS), desaconseja el uso de este tipo de productos en enfermedades importantes, tales como la malaria, el sida, la tuberculosis, la gripe común o la diarrea infantil. He aquí la importancia de consultar sobre esta temática y cualquier otra ciencia que se considere Medicina alternativa o complementaria, no todo es la Medicina tradicional o alopática a la que estamos acostumbrados.

Autora: Valentina Durán Lovera, Asistente de Desarrollo Interno, Miembro AEMPPI Ecuador.

Referencias

Angell, M., & Kassirer, J. P. (2009). Alternative medicine—the risks of untested and unregulated remedies.

Baum, M., & Ernst, E. (2013). Should we maintain an open mind about homeopathy?. The American Journal of Medicine122(11), 973-974.

Mathie, R. T. (2010). The research evidence base for homeopathy: a fresh assessment of the literature. Homeopathy92(2), 84-91.

Steyer, T. E. (2011). Complementary and alternative medicine: a primer. Family practice management8(3), 37.