Farreras & Rozman. La medicina más interna para el estudiante

Farreras.jpg

A lo largo de la carrera de Medicina, la información que debes ir aprendido va aumentando de forma gradual curso tras curso. Gran parte de esa información, la vas obtenido a través de los apuntes que tomas en la universidad, o de las presentaciones que los profesores ceden.

Sin embargo, la bibliografía es otra gran fuente de información en la que solemos apoyarnos los estudiantes. A partir de tercero, esta bibliografía se hace imprescindible para compaginar lo que aprendes en clase, con la aplicación práctica que ves en la clínica.

En ese aspecto, hay un compendio al que siempre terminamos recurriendo los estudiantes ya sea para contrastar, completar o incluso estudiar. En este caso me refiero al Farreras y Rozman de Medicina Interna. Un libro que, desde tercero, me ha acompañado en prácticamente la totalidad de las asignaturas clínicas.

Tal es el caso que, después de estar varios años usándolo en la biblioteca, por fin lo podré tener de forma permanente en mi biblioteca personal. Los motivos que me han llevado a adquirirlo son bastante simples:

Por un lado, es una obra literaria que obligatoriamente voy a tener que estar repasando, estudiando y revisando durante la carrera (así como durante toda mi profesión como médico). Básicamente porque contiene toda la información general que cualquier médico debe conocer.

Del mismo modo, es una obra puramente académica y clínica. La forma en la que está escrito y editado (puede ser usada por cualquier sanitario) tiene un claro fin docente y didáctico. A nivel personal me resulta muy cómodo de leer y te informa de las cosas más importantes de los distintos campos de la Medicina sin andarse por las ramas.

Otro aspecto que me gusta mucho, es la inclusión de apartados que no aparecen en otros libros de medicina interna o que incluso tratamos muy poco durante la carrera. Me refiero a los apartados de gestión clínica, fundamentos y ética médica, imprescindibles en la cabeza de cualquier estudiante de Medicina.

Por otro lado, es un compendio que está dividido en dos tomos, donde puedes encontrar la información que necesitas perfectamente clasificada en secciones y subsecciones. Sin que te des cuenta, esta estructuración también te ayuda mentalmente a “compartimentar” lo aprendido dentro de tu cabeza. Lo cual se agradece ya que estudiar medicina, es complejo.

Además, suele incluir imágenes que ayudan a entender el contenido escrito, y tablitas que ayudan a memorizar mucho mejor lo que estás estudiando. También me ha gustado mucho el contenido extra que puedes encontrar en internet, gracias a la clave individual que trae cada compendio. Más imágenes, más tablas y más recursos de auto aprendizaje en internet.

A nivel de confianza, ambos libros están generados por cientos de colaboradores que son expertos en las materias de las que hablan. Si a ello le sumas que el contenido está actualizado…es más fiable estudiar medicina por el Farreras que por los apuntes desfasados de algunos profesores. De ahí que muchos de nosotros, hemos llegado a llevar al Farreras a revisiones de exámenes.

Por último, este compendio de Medicina es uno de los utilizados para generar las preguntas del examen MIR. Un examen al que nos enfrentaremos tarde o temprano y que define la especialidad y el trabajo que probablemente desempeñarás el resto de tu vida. Con ello se refuerza la idea de que el Farreras, es un libro que contiene el saber “necesario” para ser un buen médico general. Por tanto no sería descabellado que estudiando estos libros, puedas obtener un buen resultado en el examen MIR.

Como conclusión, decir que existen infinidad de libros de Medicina. La mayoría de ellos, están bien para un par de asignaturas o para ser consultados de forma puntual, por lo que quizás no merezca tanto la pena adquirirlos siendo estudiantes. Sin embargo, el Farreras sí que merece la pena comprarlo, sí que le terminas sacando provecho y desde luego, sí que lo vas a necesitar durante la universidad y durante el resto de tu vida como médico.

Espero que la reseña os haya gustado y os sea de utilidad. A nivel personal me ha hecho mucha ilusión escribir sobre un libro al que realmente le tengo mucho aprecio, y que desde tercero llevo usando. Ahora por fin tengo mi propio ejemplar de la décimo séptima edición, y sólo puedo hacer una cosa con él: estudiar, estudiar y estudiar la mejor medicina.

Share
Tweet
Share
Share