Farmacia tiene más salidas que la de boticario

farmacia.jpg

Este es mi segundo año en la universidad y como muchos de mis compañeros, estoy cansada de escuchar cada vez que alguien se entera de que estudio Farmacia, los siguientes comentarios:

“Anda, pues yo no sabía que querías ser boticaria”
“Cristina ¿estás segura de qué Farmacia es lo que quieres hacer? Cinco años de carrera para acabar de dependienta…”

¡Ya está bien! Farmacia es mucho más que ser “boticario” o vendedor de medicamentos. Este es el motivo que hace que muchos estudiantes que están a punto de entrar en la universidad, descarten directamente farmacia, ya que piensan que la única posibilidad que hay después de esto es pasar los años atendiendo en alguna oficina de farmacia o con suerte, la tuya propia.
También hay que decir que esta es la salida profesional ejercida por mayor número de graduados, ya que hay una mayor oferta de este tipo de puestos, pero no tenemos que olvidarnos de que hay muchas más.

Dentro de las opciones que podemos encontrar, si tuviésemos que hacer un ranking, la farmacia hospitalaria claramente sería la más demanda entre los graduados. Para poder obtener una plaza en este sector, se ha de pasar y superar exitosamente el FIR. (Sí, el MIR de “los de farmacia”). Una vez obtenida la plaza, que es complicado, ya que al año salen muy pocas, el estudiante se puede especializar en una de las múltiples opciones que existen, como en análisis bioquímico o en diagnóstico microbiológico.
En muchos casos, cuando no es posible acceder a una farmacia de hospital, tenemos la opción de trabajar para un laboratorio de análisis clínico. Aquí básicamente realizaríamos las mismas funciones de análisis que en un hospital, pero para una empresa privada.

Otra posibilidad para un estudiante de farmacia, es encaminar su vida profesional hacia la industria farmacéutica. Johnson & Johnson, Pfizer, Novartis, Roche, Bayer, Abbott Laboratories… Estas son algunas de las múltiples opciones que existen. En este tipo de empresas, un farmacéutico puede desempeñar desde funciones relacionadas con el control en la calidad de los fármacos, hasta la venta, promoción y distribución de medicamentos entre el colectivo médico, pasando por la investigación y diseño de nuevas drogas y vacunas. La industria cosmética a día de hoy es una industria con un futuro muy prometedor, ya que la investigación en este campo obtiene unos ingresos muy elevados, debido a que sus productos se venden a precio de oro.

Por último, otra de las triunfadoras en cuanto a demanda de salidas profesionales para un graduado en farmacia, es la investigación y docencia, para la cual necesitamos especializarnos en alguna de las múltiples disciplinas que abarca esta carrera, realizando un doctorado, y acceder a algún puesto en una universidad.

Con todo esto quiero decir que estudiar esta carrera NO es exclusivamente para trabajar en una oficina de farmacia, hay más mundo a parte de atender al público, aconsejar y vender medicamentos, por lo que no descartemos Farmacia por las “pocas” salidas que ofrece, ya que la mayoría no son muy conocidas. Aquí os he dejado unas cuantas, pero si investigáis un poco veréis que hay muchas más.

Concurso válido hasta el 30 de abril de 2016.

Share
Tweet
Share
Share