Estudiar Ciencias de la Salud a distancia: sí se puede

Medicina-online.jpg

En el escenario socioeconómico actual se ha vuelto común que la famosa pregunta para romper el hielo con ese chico o chica que te gusta, “¿estudias o trabajas?”, obtenga una respuesta que sustituye la disyunción por la yuxtaposición: “yo estudio y trabajo”.

Muchos de nosotros, estudiantes de corazón, nos hemos visto obligados a mantener nuestro empleo o a buscar uno a la par que hacemos malabares con apuntes, exámenes y trabajos universitarios. Pero, ¿y si nuestra pasión son las Ciencias de la Salud? ¿Podemos estudiar Ciencias de la Salud y trabajar a la vez? Respuesta corta: sí, aunque no todas las opciones. La respuesta larga la desarrollo a continuación.

Qué títulos de Ciencias de la Salud se pueden estudiar a distancia y dónde puedes hacerlo

Precisamente por ese escenario socioeconómico antes referido, el número de universidades que ofertan titulaciones a distancia ha crecido mucho en los últimos años.

Quizás la primera universidad de este tipo que te venga a la cabeza sea la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED para los amigos) debido a que es la más antigua (¡cuarenta y cuatro años desde su fundación, mucho antes de que internet hiciese fácil la educación a distancia!), pero debes saber que la oferta es mucho mayor.

A continuación puedes ver una relación de los títulos en Ciencias de la Salud que puedes cursar a distancia en cada universidad:

Como has podido comprobar, la oferta en grados se reduce al Grado en Psicología, pero la oferta en Másters y títulos de postgrado es mucho más variada. Debes tener en cuenta que la tabla anterior no agota las posibilidades de estudiar a distancia. Por cuestiones de espacio, me he limitado a enumerar los títulos en universidades a distancia españolas, pero ten en cuenta que la educación a distancia pone a tu disposición cualquier universidad en el mundo.

Muestra de ello, por ejemplo, es la iniciativa Coursera (la cual no me canso de defender), que, aunque no te permite estudiar grados y másters oficiales, pone a tu disposición una ingente cantidad de cursos on-line de muy diversos ámbitos y de las universidades más prestigiosas del mundo. ¡Y gratuitos!

¿Cómo se estudian Ciencias de la Salud a distancia?

Te habla una graduada en Psicología por una universidad a distancia (UNED) y una licenciada en Comunicación por una universidad presencial (Universidad Rey Juan Carlos), por lo que conozco de primera mano ambas realidades. Lo que escribo a continuación lo escribo en base a mi experiencia personal y a la búsqueda de información sobre las diversas universidades.

El método

Debido a que la metodología a distancia en cada universidad puede variar, lo óptimo, antes de que te matricules, es que te informes bien de cómo cada universidad gestiona los cursos para saber cuál se puede adaptar mejor a tus necesidades y a tu forma de estudiar. Es decir, no existe un único “método a distancia”, sino que cada universidad cuenta con el suyo propio. El espectro es muy variado: desde una metodología basada en la lectura de libros (habitualmente generosos) que constituyen el temario (como es el caso de la UNED) hasta una basada en clases on-line en directo (como promete la UNIR).

Para conocer el de cada universidad, puedes acudir a sus respectivas páginas webs y teléfonos de contacto, pero la información más cercana a la realidad siempre te la van a dar los alumnos. Antes de tomar cualquier decisión, te animo a que hagas búsquedas en Google sobre la universidad, el grado de contento o descontento de los alumnos, busques perfiles sociales gestionados por alumnos de la universidad, etc.Aunque sean métodos diferentes los de cada universidad, tienen algunos puntos comunes: lecturas obligatorias, prácticas, ejercicios, clases virtuales, tutorización en línea, etc.

La estructura de los grados y másters es la misma que la que puedes encontrar en una carrera presencial: mismos créditos, asignaturas, Prácticum y Trabajo de Fin de Grado como guinda.

El coste

¿Es más barato estudiar a distancia que en presencial?

La intuición podría decirte que sí, pero, por lo general, no. El coste es aproximadamente el mismo entre universidades públicas presenciales y universidades públicas a distancia (UNED, UDIMA), y entre universidades privadas presenciales y universidades privadas a distancia (UOC, UNIR, VIU).

Como siempre, es mejor informarse antes para luego evitar sorpresas. Las universidades públicas a distancia incluyen un apartado en sus webs sobre los precios públicos por crédito, pero las instituciones privadas son más reacias a hablar de precios. Si te interesa algún título privado, entonces deberás acudir a la sede central o al teléfono o e-mail de atención para conocer de primera mano el coste de los títulos.

A modo orientativo: los créditos de un curso en el Grado de Psicología por la UNED cuestan en torno a los 950€. Si vas a estudiar por apuntes (existen grandes bases de datos creadas por los alumnos), el coste no será mayor que ese. En cambio, si vas a seguir las lecturas y textos básicos recomendadas por los profesores y por la propia universidad, a ello deberás añadirle el precio de los libros de cada asignatura (unos 300€ — 400€ por curso).

Becas y financiación

¡Por supuesto! Las universidades a distancia difieren en cuanto al método de enseñanza con las presenciales, pero disfrutan de las mismas becas y ayudas tanto públicas como privadas.

Tienes disponibles las del Ministerio de Educación así como de otros planes de financiación privada, como las Becas Santander, o ayudas de la propia universidad.

¿Estaré solo?

Que no vayas a ir a un aula no significa que no vayas a conocer a gente durante el transcurso de la carrera. La gente suele imaginar a los alumnos de universidades a distancia como extraños ermitaños, pero nada más lejos de la realidad.

Quizás las universidades a distancia incluyen un grado mayor de libertad a este respecto: en las universidades presenciales existe cierta obligación por interactuar con otros estudiantes (por ejemplo, cuando te endosan un trabajo en grupo, algo no muy querido por el común de nosotros), en cambio en las universidades a distancia sólo te vas a relacionar con otros estudiantes si así lo deseas. Es decir, tienes la opción de ser un lobo solitario o gregario.

Por supuesto, la experiencia siempre va a ser más enriquecedora contando con las relaciones con los otros, y para establecerlas existen multitud de oportunidades: las propias universidades a distancia cuentan con foros para el contacto entre alumnos, los propios alumnos se organizan para crear grupos de estudio, existen grupos en redes sociales para el estudio común e incluso se hacen quedadas para estudiar en bibliotecas.

¿Y en cuanto a los profesores? No pienses que tu profesor va a ser una persona desconocida. Tu profesor va a tener nombre y apellido y multitud de líneas de contacto con él: tutorías presenciales, por vía telefónica, por e-mail… Incluso algunas universidades a distancia, como la UNED, ofrecen clases presenciales de todas las asignaturas en los centros asociados en horas concretas, como en una universidad “normal”. El grado de relación que establezcas, como con otros estudiantes, dependerá, de nuevo, de ti.

¿Se valora profesionalmente un título a distancia?

Puede ser esta la mayor preocupación de estudiante que se plantea una carrera a distancia, pero no debe perturbar tu decisión: las carreras a distancia sí se valoran profesionalmente.

El título tiene la misma validez que el de una universidad presencial. Si se trata de Títulos Oficiales del espacio EEES, no hay diferencia alguna.

¿Y a la hora de la práctica? He hablado con profesionales de la salud que ejercen sin haber sufrido ningún tipo de menosprecio porque su título sea a distancia. También conozco testimonios de personas dedicadas a los Recursos Humanos que dicen valorar positivamente el hecho de que una persona haya estudiado algo a distancia. Habla de ella positivamente, pues sacarse un título bajo esta metodología requiere tesón y cierto grado de valor.

Quizás la universidad a distancia con que mayor prestigio cuenta es la UNED por los años que lleva en activo, porque su metodología (dura) es conocida y por la cantidad de egresados y catedráticos ilustres con los que cuenta. Pero eso no quiere decir que el resto de universidades no cuenten con prestigio. Además, lo más importante es recordar lo siguiente: el prestigio no te lo da la universidad en la que estudias sino el que te labras tú mismo. Los alumnos dan prestigio a las universidades y no al revés.
Espero que todo lo dicho te haya abierto los ojos a nuevas posibilidades para ampliar conocimientos en el ámbito de Ciencias de la Salud. Tener que trabajar o estar lejos de una universidad que oferte títulos en Ciencias de la Salud ya no es una excusa. Internet nos ha facilitado mucho las cosas a los que deseamos seguir estudiando y, pienso, cada vez le va quitando más sentido a la universidad presencial.

Aunque suene contraintuitivo, estudiar Ciencias de la Salud a distancia… ¡sí se puede!

Share
Tweet
Share
Share