9 consejos médicos para una alimentación más saludable

Consejos-alimentacion.jpg

La comunidad médica hoy en día está presenciando una era donde los sistemas de Salud se conectan a la vanguardia de una palpitante escena de salud global. A medida que los desafíos de atención médica se vuelven más complejos e interconectados, existe la demanda de una respuesta coordinada con respecto a una salud integrada con los desafíos intrínsecos de un sistema caracterizado por inequidades en acceso y cobertura sanitaria. Dentro de estos desafíos podemos hablar de esa tan aclamada Salud de carácter global, y la nutrición es un tema que definitivamente no se escapa de este marco.

Cada 28 de mayo se celebra el Día Mundial de la Nutrición. Este día se estableció originalmente por la Federación Española de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) con el objetivo de enseñar a la población a establecer correctos hábitos alimenticios y mejorar de este modo la salud y la nutrición del organismo.  Pero, ¿qué significa  tener un hábito alimenticio saludable?

Esto no sólo se relaciona con el hecho de  preparar bien o elegir adecuadamente los alimentos que ingerimos, sino con darnos el tiempo, el espacio y el gusto de disfrutar las comidas cada día. Es importante recordar que el aprender a desarrollar buenos hábitos alimenticios es esencial para que las comidas produzcan los beneficios esperados en nuestro cuerpo.

Consejos médicos

Actualmente, la globalización y estilos de vida acelerados a los cuales nos sometemos diariamente han resultado en vivir influenciados por un ritmo cada vez más abrumador y hostil. La carga de trabajo, la carrera con sus demandas y sacrificios intrínsecos, la familia, las tareas de casa y el estrés no nos permiten alimentarnos de forma saludable. La mayoría de veces  desconocemos lo perjudiciales que algunos alimentos resultan ser para nuestro organismo, nos dejamos llevar por comidas rápida, alimentos precocinados y nos engañamos con productos light, sin saber que hay opciones mucho más apropiadas, así como estrategias para llegar alcanzar una alimentación más saludable.

Una alimentación adecuada es aquella que cubre:

  • Los requisitos energéticos como carbohidratos, proteínas y grasas, los mismos que están relacionados con el gasto metabólico basal, el gasto por la actividad física y el gasto inducido por la dieta.
  • Las necesidades de micronutrientes no energéticos como las vitaminas y minerales.
  • La correcta hidratación basada en el consumo de bebidas, en especial el agua.
  • La ingesta suficiente de fibra dietética.

Durante esta jornada, los esfuerzos se enfocan hacia fijar pautas para comenzar a llevar a una saludable mejorando sobre todo la nutrición y alimentación. Reconocemos que es imprescindible la presencia de correctos hábitos alimenticios dentro de los pilares de una buena salud y para el bienestar general. Conocer esto es de vital importancia todo el año, pero cabe destacarlo en conmemoración al Día Mundial de la Nutrición.

He creído necesario hacer hincapié en la importancia que tiene la nutrición para llevar una vida sana. Y esto ha sido reflejado por la Organización Mundial de la Salud, a través de afirmaciones que se extienden a varias etapas de la vida, como que la desnutrición durante el embarazo afecta al feto y contribuye a una gestación con complicaciones, o que la nutrición es esencial para evitar la anemia en los adolescentes. Aun así, según se indica, la carencia de vitaminas y minerales consecuencia de una incorrecta alimentación sigue siendo prevalente en todo el mundo.

Muchas veces escuchamos hablar sobre la importancia de llevar un estilo de vida mejor y saludable, pero no sabemos cómo hacerlo ni conocemos las razones para lograrlo.

Para llegar a una alimentación más saludable, es necesario tener en cuenta la salud de modo integral, ya que así se gozará de una existencia más plena.

Nutrición y Salud

Es importante consumir diariamente carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua, estos nutrientes propenderán a la construcción y mantenimiento de una función corporal saludable.

Una salud pobre puede ser causada por un desbalance de nutrientes ya sea por exceso o deficiencia. Además la mayoría de los nutrientes están involucrados en la señalización de células (como parte de bloques constituyentes, de hormonas o de la cascada de señalización hormonal), deficiencia o exceso de varios nutrientes afectan indirectamente la función hormonal. Así, como ellos regulan en gran parte, la expresión de genes, las hormonas representan un nexo entre la nutrición y nuestros genes, que son expresados en nuestro fenotipo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, más que el hambre, el verdadero reto hoy en día es la deficiencia de  esenciales, la misma que no permite al organismo asegurar el crecimiento y mantener sus funciones vitales.

Existen múltiples enfermedades relacionadas o provocadas por una deficiente alimentación, ya sea en cantidad, por exceso o defecto, o por mala calidad: anemia y ateroesclerosis, algunos tipos de cáncer, diabetes mellitus, obesidad, hipertensión arterial, avitaminosis, desnutrición, bocio endémico, bulimia y anorexia nerviosa.

En nuestra sociedad actual, al ritmo de vida que llevamos, el sedentarismo, poco tiempo personal y para afectos, una alimentación poco saludable, donde abunda la comida rápida, harinas refinadas, productos ricos en grasas y sodio, hace que nuestra salud se vea afectada por muchas patologías crónicas no transmisibles como la obesidad, diabetes, síndrome metabólico e hipertensión, con todas sus complicaciones y riesgos cardiovasculares.

Ciertas enfermedades que afectan al intestino delgado pueden provocar una incorrecta absorción de los nutrientes, como la enfermedad celíaca sin diagnosticar ni tratar y la enfermedad de Crohn. La nutrición debe ser armónica, sana y equilibrada.

Una mala alimentación también provoca daños bucales, debido a que en el momento en que el cuerpo deja de recibir los nutrientes necesarios para la renovación de los tejidos, la boca se vuelve más susceptible a las infecciones.

El exceso de carbohidratos, almidones y azúcares producen ácidos de la placa que se adhieren al esmalte de los dientes, causando así su destrucción.

El papel del estudiante de Medicina

Luego de analizar el panorama de la latente relación entre la Salud y la Nutrición, debe nacer de nosotros como estudiantes de Medicina, el reconocer que jugamos un papel fundamental en educación y promoción de la Salud, esto es difundir prácticas saludables, asegurar la continuidad de estos consejos, una sociedad educada que enfoque sus esfuerzos a moldear las condiciones higiénico dietéticas que muchas veces resultan en problemas de Salud pública, podrá salir adelante y poco a poco influir en las tasas de prevalencia de dichas enfermedades.

Nuestras actividades deben continuar centrándose no sólo en nuestra formación académica como tal, sino en empoderar y motivar a los estudiantes de medicina para promover activamente una alimentación saludable, que la nutrición se vea relevante a través de la promoción, la creación de capacidades, recursos y herramientas que fomenten esa conciencia de apoyar a los estudiantes en la realización de actividades y proyectos, creando una sociedad consiente de la diferencia del cambio de un estilo de vida, y el papel de un aporte energético adecuado en nuestra vida diaria.

Nosotros, como estudiantes de Medicina, representamos líderes futuros de la salud actual y, como tales, representamos un campo perfecto para desarrollar futuros líderes competentes que se involucrarán en encontrar soluciones a problemas de salud pública, no sólo al momento de formarnos académicamente, sino también más adelante en la vida. Para iniciar el cambio debemos estar equipados con las herramientas adecuadas y conocimiento para dirigir con éxito a nuestros compañeros estudiantes de medicina, nuestras comunidades y la población en general, siendo la educación entre pares un punto crucial para alcanzar estos objetivos establecidos.

Nosotros como parte de las futuras profesiones de la salud somos un gran componente en lo que respecta a cobertura global en Salud. Si queremos lograr ese alcance universal empezando por nuestro país, debemos ser conscientes de la parte jugamos inherentemente en el proceso  y cómo podemos hacerlo mejor, así nuestras elecciones y acciones como profesiones de la salud se reflejarán progresivamente, a medida que sigamos celebrando uno, 10 ó 100 días mundiales de la Nutrición más.

Autora: Germania Muñoz Sarmiento AEMPPI Ucuenca, NORE, Miembro AEMPPI Ecuador. Infografía: Muñoz G.

Fuentes:
-«National Institutes of Health Consensus Development Conference Statement on Celiac Disease, June 28-30, 2004». Gastroenterology (Conferencia de Consenso) 128 (4 Suppl 1): S1-9. abril de 2005
-http://misionesonline.net/2018/04/07/dia-mundial-la-salud-la-nutricion-pilar-fundamental-alcanzarla/
-Moe Byrd-Bredbenner, y Berning Beshgetoor: Perspectivas en nutrición. Canadá: McGrawHill, cuarta edición.
- http://www.fao.org/nutrition/es/
-Cabrera Padilla, Antonio María; Sanz Esteban, Miguel; Bárcena Rodríguez, Jesús (2011). «La organización del cuerpo humano». Biología y Geología 1. San Fernando de Henares: Oxford University Press. p. 5.
-Imagen alimentos tomado de: http://www.laopiniondemurcia.es
Share
Tweet
Share
Share