Preparar a las enfermeras para responder como un equipo durante las emergencias internas

Enfermeros-equipo-nov-Nursing.jpg

Las áreas de pacientes extremadamente agudos, como los servicios de urgencias, unidades de cuidados intensivos (UCI) o quirófanos, gestionan emergencias de forma habitual y están acostumbradas a coordinarse para trabajar en equipo. Este no es el caso en las áreas con menor frecuencia de situaciones críticas, como las unidades médico-quirúrgicas, radiología o incluso la cafetería. Un grupo de profesionales de la salud detectaron esta situación en su centro de trabajo. A través de este artículo de la cabecera de referencia en el sector, Nursing, presentan su proyecto de mejora, describen cómo planificaron los cambios, los resultados positivos obtenidos y cómo todo este proceso cristalizó en la creación de la figura de enfermera referente.

La institución objeto de estudio

El estudio se realizó en un hospital de 757 camas con un sistema bien estructurado de respuesta ante las situaciones de crisis. A diferencia de otros hospitales, en los que un pequeño grupo de enfermeras, terapeutas respiratorios y médicos es el que da respuesta a estas situaciones, más de 100 enfermeras de sus UCI dan respuesta a los episodios críticos en áreas específicas, basándose en la ubicación y en relación con el servicio en los distintos edificios del hospital. Trabajan con otros miembros del equipo que conforman un grupo de casi 100 terapeutas respiratorios y docenas de médicos intensivistas. Por esta razón, no hay dos equipos de emergencias médicas (EMM) iguales, y están formados por profesionales que rara vez trabajan juntos.

Necesidades de formación

Para proporcionar formación adicional, con el fin de preparar mejor a las enfermeras para abordar en equipo las emergencias, decidieron desarrollar un nuevo curso específico para enfermeras, como complemento a la formación en SVA (todas las enfermeras de las áreas de críticos se forman y se reciclan en los cursos de soporte vital avanzado –SVA– de la American Heart Association).

A partir de entonces, un subgrupo se reunió una vez al mes durante casi un año, abordando cada una de las partes del proyecto y trabajando con todos los miembros implicados. El objetivo principal del curso fue introducir el rol de enfermera referente, una enfermera especialista en cuidados críticos de la UCI (o de su plantilla flotante). Los objetivos secundarios fueron: identificar otros roles y responsabilidades enfermeras específicas, promover el uso de unas mejores habilidades de comunicación para contribuir al mejor funcionamiento de los equipos ante situaciones de emergencia y practicar estas habilidades de trabajo en equipo en escenarios simulados realistas.

Organización del curso

La formación arrancaba con una pregunta que se lanzaba al grupo: ¿Cómo fue vuestra última experiencia ante un paciente con deterioro agudo? Ello permitía iniciar un debate sobre las respuestas ante las situaciones de emergencia en el hospital. Además de muchas respuestas positivas, se detectaban los inconvenientes, se presentaban resúmenes a la organización de los EMM del centro, con una revisión de los roles y responsabilidades de cada miembro del equipo; además se explicaban los atributos de los equipos de éxito, tales como una comunicación verbal y no verbal fluida, liderazgo, delegación, definición de roles y responsabilidades y profesionalismo. Finalmente se generaron estrategias para ayudar a los asistentes al curso a incorporar habilidades que les permitieran participar de forma activa tanto en las simulaciones en clase como a pie de cama en situaciones reales.

Responsabilidades del equipo de enfermería antes y después de la llegada del equipo de emergencias médicas

Las responsabilidades de las enfermeras y el personal técnico y auxiliar son:

  1. Solicitar ayuda del personal de la unidad y activar el EMM
  2. Valorar el nivel de consciencia del paciente y el estado cardiopulmonar
  3. Mantener la vía aérea permeable y preparar la aspiración, según protocolo
  4. Mantener la oxigenación y ventilación
  5. Recuperar la ficha de emergencia
  6. Aplicar los electrodos y desfibrilar al paciente, según necesidad
  7. Evaluar el acceso venoso asegurando su funcionamiento: insertar una vía, según indicación
  8. Realizar controles de signos vitales y glucemia capilar
  9. Retirar los posibles obstáculos del entorno
  10. Imprimir una copia del resumen del estado del paciente para el EEM
  11. Quedarse al lado del paciente
  12. Proporcionar información al EEM siguiendo el esquema SAER (situación, antecedentes, evaluación y recomendaciones), según necesidad
  13. Ofrecerse y aceptar la delegación de otras intervenciones, según necesidad
  14. Facilitar apoyo a la familia, según necesidad

Enfermera referente

El deterioro agudo en un paciente puede ser identificado por un familiar u otra persona no asistencial que avisa a la enfermera, la cual busca apoyo adicional para llevar a cabo las intervenciones y cuidados iniciales. Sin un liderazgo adecuado, esta respuesta puede desorganizarse rápidamente a medida que va entrando personal en escena. Por esta razón, en el curso se destaca la importancia de la identificación verbal por parte de la enfermera referente para facilitar el trabajo en equipo: la primera enfermera intensivista que llega al lugar donde se produce la crisis asume el rol de enfermera referente. La enfermera referente evalúa la situación, asigna los roles específicos a cada enfermera y establece qué médico asumirá el rol de líder del EMM. La enfermera referente facilita la comunicación, asigna roles y responsabilidades según se precise y se asegura de que se completa el registro del evento:

Responsabilidades de la enfermera referente durante la respuesta al deterioro agudo

  1. Asignar los roles al personal: – Ficha de emergencia – Registro – Procedimientos (compresión torácica, ventilación manual, vía venosa, intubación, inserción de drenaje torácico) – Administración de medicación – Circulante
  2. Asumir roles adicionales, según necesidad
  3. Comunicarse con el líder del EEM
  4. Proporcionar acceso a los registros electrónicos
  5. Facilitar la documentación
  6. Fomentar la comunicación entre los equipos
  7. Colaborar en las intervenciones y la monitorización, según necesidad
  8. Delegar intervenciones a otras enfermeras
  9. Fomentar la comunicación entre los distintos profesionales
  10. Gestionar el flujo de profesionales
  11. Favorecer prácticas de control de infección, como las precauciones estándar
  12. Evaluar la respuesta del paciente a las intervenciones
  13. Asegurar la realización completa de las intervenciones necesarias
  14. Gestionar la salida de los miembros del grupo cuando ya no son necesarios, en coordinación con el responsable del EEM

Resultados del curso

Hasta hoy, se han completado 10 cursos con 226 enfermeras asistentes. Las participantes completaron un cuestionario de evaluación desarrollado por los docentes, en el que se puntúa la efectividad del curso (de 1 = totalmente en desacuerdo a 4 = totalmente de acuerdo). La media de efectividad se evaluó en 3,73. Se recibieron 204 comentarios positivos.

Uno de los principales retos identificados durante los primeros cursos fue redirigir el foco de los escenarios de la perspectiva médica al trabajo en equipo y la asignación de roles. Para ilustrar mejor este cambio de enfoque, después de varios cursos, los docentes empezaron la parte de simulación mostrando el primer escenario. Los comentarios de los alumnos indicaron que ello clarificó las expectativas de los escenarios.

Compromisos de futuro

Próximamente, los organizadores de este curso introducirán una lista de verificación en todos los registros enfermeros relacionados con emergencias. En segundo lugar, están planificando poder formar tanto a enfermeras como a médicos en el rol de enfermera referente. Finalmente, el grupo también evaluará las intervenciones de la enfermera referente, el trabajo en equipo, los registros y los resultados de los pacientes en situaciones de deterioro agudo.

Autores: Terri Kress, MSN, RN, CEN; Frederick J. Tasota, MSN, RN; Michelle Broge-Connor, BS, RN, CCRN-K, PHRN; y Joyce Jackson, BSN, RN

Pincha aquí para leer el artículo completo

También te puede interesar:

Código azul (llamada al equipo de respuesta

Share
Tweet
Share
Share