Enfermería Basada en la Evidencia- EBE

Enfermeria-evidencia.jpg

En un entorno en el cual prima el modelo científico, es difícil no concebir la idea de que los cuidados se deben basar en evidencias sólidas que sean aceptadas de forma universal, tanto por los profesionales sanitarios como por los usuarios que demandan cuidados. Es por ello que elprofesional de Enfermería del siglo XXI debe actualizarse acorde a los avances que continuamente se producen en los campos de la ciencia y la tecnología con el fin de mejorar la calidad de la atención de salud e identificar problemas reales y potenciales respaldados por resultados de estudios perfectamente validados.

Hablar de evidencia científica en el cuidado de la enfermería implica referirse a la producción investigadora en enfermería y la aplicación de sus resultados en el campo profesional. Indudablemente la práctica enfermera se pude basar en evidencias, aunque si bien es cierto, las decisiones no deben basarse únicamente en los resultados obtenidos a través de la investigación ya que se requiere que dichos resultados sean integrados en la experiencia clínica personal.

La Enfermería Basada en la Evidencia (EBE) nace de la Medicina Basada en la Evidencia (MBE) y de la necesidad de construir un modelo coherente de Ciencia de los Cuidados.

Los orígenes de la Práctica Basada en la Evidencia hay que situarlos en los años ochenta. Fue la universidad canadiense de McMaster quien acuñó la expresión de MBE para referirse a una estrategia de aprendizaje clínico cuyos impulsores la definen como “el uso consciente, explícito y juicioso de la mejor evidencia disponible para la toma de decisiones sobre el cuidados de los pacientes” (Sacket, 1996).

A través de la EBE el profesional de enfermería puede acceder a un gran número de publicaciones científicas, evaluar su validez y aplicabilidad críticamente, y lo más importante, incorporarla a su práctica clínica cotidiana. Investigar en el campo de la enfermería es necesario como en cualquier otra disciplina, y más cuando nuestro colectivo quiere demostrar que la enfermería es una profesión científica, permitiéndonos mejorar la calidad de la atención prestada a nuestros pacientes y así cumplir de forma satisfactoria con nuestro código deontológico y ético.

Si bien es cierto, a la hora de ponernos a investigar encontramos ciertas dificultades entre las que cabe destacar: limitada formación en metodología de la investigación (aunque muchos grados incorporan asignaturas obligatorias y optativas relacionadas con el tema), falta de concienciación de los profesionales sobre la necesidad de investigar (requiere demasiado tiempo y generalmente fuera del horario de trabajo), limitado apoyo de las instituciones (poco respaldo económico en becas de investigación como consecuencia de la disminución del presupuesto en el área de educación y ciencia), trabajo asistencial absorbente, etc.

La enfermería aplica el modelo científico a la práctica asistencial de sus cuidados a través del PAE (Proceso de Atención de Enfermería), permitiendo prestar cuidados de forma racional, sistemática, continua, realista y sobre todo, basado en evidencias científicas.

La EBE concibe la solución de las dudas o interrogantes que suscita un caso según la siguiente metódica: formular de manera precisa una pregunta en base al problema del paciente, localizar las pruebas disponibles en la literatura, evaluar de forma crítica la validez y la utilidad de esas pruebas, aplicar las conclusiones de esa evaluación a la práctica clínica y evaluar los cambios producidos tras la intervención. Por ello, podemos distinguir cinco pasos consecutivos:

1)      Convertir el problema del paciente en una pregunta:

Debe ser susceptible de ser respondida y reducida a términos claros y precisos. Se trata de buscar respuestas válidas para realizar una aproximación a la verdad, con aplicabilidad clínica.

Generalmente, la pregunta clínica contestable se estructura bajo el acrónimo PICO (Paciente, Intervención, Comparación y Outcome-Resultado) pero existen otras como SPICE o ECLIPSE, que influyen la perspectiva de los pacientes en la toma de decisiones.

2)      Búsqueda de la mejor evidencia posible:

La realizaremos a partir de una correcta crítica y sintetizada búsqueda bibliográfica (preferiblemente de los últimos tres años), a través de revistas científicas, bases de datos bibliográficas (Medline, Embase, Cochrane, Cinalth, Cuiden, Bodie, etc.), tesis doctorales, publicaciones, libros de texto, etc.

3)      Valoración crítica de la información:

Una vez seleccionados los recursos procederemos a realizar una lectura crítica de los documentos encontrados. Ello nos permitirá seleccionar aquellos artículos de calidad metodológica, relevancia suficiente y utilidad para nuestra práctica profesional.

Actualmente existen dos sistemas de clasificación de los niveles de evidencia: El sitema SIGN (con grado de recomendación A, B, C, D) y el sistema GRADE (clasifica la calidad de la evidencia en Alta, Moderada, Baja, Muy Baja).

4)      Aplicación de la Intervención:

Debemos tener siempre en cuenta los riesgos, beneficios, expectativas, preferencias del paciente y sus necesidades. El instrumento para la aplicación de la evidencia científica lo tenemos a través de las Guías de Práctica Clínica (GPC).

5)      Evaluación de los cambios:

Con ella se pretende reflejar y objetivar las mejorar en los cuidados y en los resultados de salud de los pacientes que esperamos obtener al modificar nuestra práctica clínica diaria y basarla en la mejorar evidencia científica probada y aceptada.

En el campo de la enfermería se están desarrollando más y mejores fuentes de recogida de la información, lo que permite poner en marcha un sistema de comunicación y formación entre los profesionales, conduciendo en un futuro a cambios y avances importantes en la práctica clínica, la formación y la investigación de la profesión enfermera. 

Para terminar os dejo con algunos recursos electrónicos y bases de datos bibliográficas dentro del ámbito específico de enfermería:

http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/principal/documentosAcc.asp?pagina=pr_desa_Innovacion5

Share
Tweet
Share
Share