¿Educación enfermera personalizada? Existe una aplicación móvil que lo permite

6-ELS-Banner-1200x600-UNENDING-v2.jpg

Cómo un principiante usa la tecnología para formar a nuevas generaciones de profesionales enfermeros.

Por Lucy Goodchild van Hilten

A la profesora de Enfermería Giuliana Nava le gusta definirse como “una profesional novata” que está en continuo aprendizaje de nuevas habilidades y aptitudes y nuevas formas de ayudar a sus estudiantes y pacientes.

“Siempre he sabido que mi vocación en la vida era ayudar a los demás, pero me llevó un tiempo encontrar mi camino en la enfermería”, comenta, “sin embargo, fue en el momento en que a mi abuela le diagnosticaron cáncer de páncreas, cuando entendí el verdadero significado de ser enfermera”.

“Recuerdo a las enfermeras que cuidaron de ella y de mi familia durante este tiempo tan traumático, quienes tradujeron la información técnica que los médicos usaban a un lenguaje más sencillo que pudiéramos entender. La enfermera Janaina cuidó de mi abuela como si fuera parte de su familia, con un cariño especial, una poderosa presencia…y autoridad experta. Es cuando me di cuenta de que la enfermera Janaina era el ejemplo personificado de todo lo que yo perseguía en la vida”.

Para Nava y para toda una nueva generación de formadores y estudiantes, la tecnología es una herramienta para realizar un tratamiento (y educación) personalizado y convincente. Con una tecnología que le ayuda a adaptar y confeccionar sus propios métodos de enseñanza, Nava inspira a futuras enfermeras con su inagotable pasión por el aprendizaje.

Aprendizaje y cuidado personalizado mediante el uso de la tecnología

Nava es una de las formadoras de enfermería responsable de preparar a los estudiantes para convertirse en uno de los más de 3 millones de enfermeros en EE.UU. Esto puede parecer mucho, pero se necesitan incluso más enfermeros a medida que la población aumenta y envejece. En palabras del Dr. Roy L. Simpson, vicepresidente de enfermería en Cerner Corpla tecnología puede proporcionar una nueva aproximación a la educación enfermera que apoye a su vez la formación de un mayor número de enfermeros. En un artículo para un blog para la Robert Wood Johnson Foundation, explicó que sustituir el enfoque tradicional de la educación médica a través de un aprendizaje en entornos virtuales, puede incrementar el número de enfermeros así como profundizar en sus habilidades:

“En un entorno virtual, los enfermeros pueden volver a recibir lecciones basadas en habilidades todas las veces que necesiten sin impactar en el cuidado de sus pacientes. Además, el componente “siempre disponible” del aprendizaje virtual se presta muy bien a que las enfermeras que trabajan puedan seguir formándose durante sus horas fuera de su horario laboral”.

En 2008, la Robert Wood Johnson Foundation y el Institute of Medicine, actualmente llamado Health and Medicine Division of the National Academies of Sciences, Engineering and Medicine, lanzó una iniciativa a dos años para evaluar y transformar la profesión enfermera. El informe resultante, The Future of Nursing: Leading Change, Advancing Health, recomienda que la educación sea “impulsada” a través del uso de la tecnología.

Este es un territorio familiar para Nava, que usa la tecnología para proporcionar a sus estudiantes una experiencia de aprendizaje adaptada. Ella lleva a cabo simulaciones con sus estudiantes usando un simulador avanzado de paciente SimMan, un maniquí que puede mostrar cambios de presión sanguínea, falta de respiración, mareos y otros muchos síntomas. De esta forma, los estudiantes de enfermería pueden mostrar cómo reaccionar ante una situación clínica real. EN algunos países, la simulación ya ha reemplazado a la educación clínica en enfermería, y Nava cree que formará gran parte de su futuro como profesora.

“Me gusta porque es un entorno controlado, puedes exponer a los estudiantes ante situaciones críticas en las que generan adrenalina a la hora de reaccionar a una emergencia. Después se puede volver atrás y ver cómo podrían mejorar su intervención. Es una gran herramienta de gran ayuda para nosotros, e implica menos presión para los estudiantes: no está en tus manos la vida de nadie”.

Existen también muchas aplicaciones que los enfermeros pueden usar y servir de utilidad, como VeinSeek, la cual muestra muy claramente dónde se encuentran las venas de los pacientes, aumentando así la probabilidad de que éstos den con una. Hay aplicaciones para buscar medicamentos, y así las enfermeras pueden comprobar las interacciones con otros medicamentos, avisando al médico si algo ha sido olvidado. Y existen algoritmos para saber cómo tratar a alguien con una patología concreta, como una neumonía o un derrame cerebral, que permiten a las enfermeras revisar el proceso paso a paso y no saltarse ninguna indicación.

“La tecnología ha propiciado un gran cambio en cómo enfocamos la enseñanza. Comparto aplicaciones con mis estudiantes porque creo que ellos son “todo tecnología”; es parte de su vida diaria. Puede ayudar también a controlar los nervios en situaciones críticas. Es estresante entrar en la habitación de un paciente por primera vez, y aplicaciones como esta pueden ayudarles a tener confianza en sí mismos. Es importante aprender de nuevas situaciones, pueden inspirarte y darte un pequeño empujón si lo necesitas”.

Empowering Knowledge

En un momento en el que la tecnología y la salud se han descrito como impersonales, nosotros vislumbramos un nuevo futuro. En Elsevier combinamos un profundo dominio del conocimiento y la tecnología para apoyar caminos personalizados para aprender y descubrir.

Si quieres leer más historias sobre las personas y los proyectos fortalecidos debido al conocimiento, te invitamos a conocer más en la web Empowering Knowledge.

En enfermería, hay diferentes etapas de competencias clínicas para cada habilidad que el enfermero adquiere, como extraer sangre a los pacientes. Comienzan como novatos, después principiantes, posteriormente como competentes y finalmente como expertos.

“Bromeo sobre el hecho de que soy una “profesional novata”, cada vez que me siento cómoda con una habilidad, quiero hacer algo más. Tengo ese entusiasmo por aprender cosas diferentes y poder ser una profesional completa”.

Para Nava, es la habilidad de personalizar el enfoque lo que le motiva.

“No puede usarse un enfoque estándar. Tengo pacientes de procedentes de todas partes del mundo, y algunos ni siquiera hablan inglés. Intentar imponer tu forma de hacer con ellos no funcionaría.Las diferentes generaciones también requieren diferentes abordajes: los pacientes veinteañeros esperan poder descargar su “app” para monitorizar su presión sanguínea y sus medicamentos.Sin embargo, alguien de 70 años, puede que prefiera que le dibuje gráficos (aunque hay personas mayores que son tecnológicamente mucho más capaces que yo). Lleva tiempo llegar a conocer a los pacientes, por lo que puedes personalizar la enseñanza según sus necesidades”.

La tecnología también permite a los estudiantes dominar sus tareas del curso según sus propios sistemas de aprendizaje, explica:

“Algunos prefieren leer sobre ello y embarcarse directamente, otros quieren leer y después observarte a ti primero, otros se sienten cómodos haciendo la tarea y completando la habilidad. Todo forma parte de cómo adaptes la enseñanza para tu audiencia. Cada vez que miro a mis estudiantes, veo algo de mí en ellos, es maravilloso verles tan entusiasmados aprendiendo”

Abordar la educación con el uso de la tecnología puede ayudar a personalizar los diferentes caminos de aprendizaje del estudiante, una premisa que precede al desarrollo del nuevo sistema de aprendizaje personalizado de Elsevier, Sherpath. Diseñado para estudiantes de enfermería y profesores, ayuda a los estudiantes a tomar su propio camino a la hora de enfrentarse con el material del curso, proporcionándoles información, feedback, e información que necesitan para progresar en su carrera.

Para la siguiente generación de profesores y estudiantes, la tecnología es una extensión de sus aspiraciones personales, propiciando una educación personalizada y convincente. Con la tecnología a su favor a la hora de adaptar sus métodos de enseñanza, la pasión infinita de Nava por el aprendizaje inspira a futuros profesionales de la enfermería, ayudándoles a superar sus nervios, haciendo las preguntas adecuadas y otorgándoles confianza con sus nuevas habilidades. Y si son un poco como ella, aspirarán a ser “profesionales novatos”, aprendices de por vida que continuarán usando la tecnología para que les ayude a ser los enfermeros más completos en los que millones de personas confían cada día.

Sherpath

Sherpath es la nueva solución de aprendizaje de Elsevier. Es pionera en el área de la enseñanza enfermera. Sherpath usa datos, analíticas y tecnología adaptativa para hacer seguimiento de las interacciones de los estudiantes con el contenido, evaluaciones y simulaciones, mientras que proporciona una enseñanza altamente enfocada según los métodos de cada estudiante. Además, fortalece a la facultad a la hora de personalizar más fácilmente los módulos de aprendizaje a los resultados específicos de cada curso. Los programas ahora pueden tener analíticas en tiempo real que monitorizan los mismos en contraste con los estándares de acreditación y el éxito del estudiante en su carrera.

Colaboradora Elsevier

¿Educación enfermera personalizada? Existe una aplicación móvil que lo permite

Lucy Goodchild van Hilen

Tras varios intentos, Lucy Goodchild van Hilten se dio cuenta de que es mucho mejor escritora que científica. Matriculada en un máster en Historia de la Ciencia, Medicina y Tecnología en el Imperial College de Londres, se convirtió en editora asociada en Microbiology Today. Tras una temporada en el gabinete de prensa en el Imperial College, con sus hostorias en primera página, se mudó a Ámsterdam para trabajar en Elsevier como Responsable de Comunicación y Marketing para el área de ciencias biológicas. Ahora trabaja por su cuenta como escritora en “Tell Lucy”.

Share
Tweet
Share
Share