Reseña del Prof. Gracia sobre Lectura Crítica de la Evidencia Clínica

Sin-titulo2.png

Los grandes historiadores del siglo XIX nos enseñaron que la lectura de cualquier documento debía llevarse a cabo en tres pasos que Droysen denominó “heurística”, “crítica” y “hermenéutica”. Lo primero que se necesita es buscar e identificar la fuente, algo que hoy se ha simplificado gracias a los grandes repertorios bibliográficos, a los bancos de datos y al acceso a la mayor parte, y desde luego a la mejor, de la documentación científica a través de la red. Es el primer paso, pero no el único. Porque tras ello es preciso analizar críticamente esas fuentes, evaluando, por ejemplo, su fiabilidad. Por más que resulte extraño y hasta sorprendente, no podemos ignorar el coeficiente de fraude que lastra la literatura científica, incluso la que parece más seria.

Basta consultar en la base de datos más utilizada en Medicina, Medline la entrada “scientific misconduct”, para advertir algo tan sorprendente como que el fraude, lejos de disminuir parece ir creciendo. Algo similar cabe decir de la llamada intertextualidad, vulgo copia. Pero superada esta segunda fase, aún queda una tercera, la hermenéutica, la de lectura, comprensión e interpretación de los datos del artículo que tengamos delante. Esa lectura no es fácil, y requiere una técnica que han puesto en claro los miembros del movimiento de la epidemiología clínica y la medicina basada en la evidencia. A explicar esto último, es decir, a dar al profesional armas e instrumentos para llevar a cabo una buena lectura crítica de la información científica, es a lo que va dirigido el libro de Juan B. Cabello. La claridad y concisión con que expone los temas hará su lectura no sólo provechosa, sino fácil e incluso placentera. Hemos de felicitarnos por el esfuerzo que ha hecho el autor de este libro y por el instrumento preciso y útil que pone en nuestras manos, tan importante para que podamos movernos con soltura por el proceloso, complejo y no siempre amigable mundo de la literatura científica.

Share
Tweet
Share
Share