Exploración Clínica de McLeod vs Tratado de Semiología de Swartz

2-Comparativa-Macleod-Schwartz-1.jpg

Se dice que Medicina es una carrera de resistencia, y no les falta razón. Uno echa un vistazo atrás, y se da cuenta de la gran cantidad de información aprendemos cada año. Eso es sólo una pequeña imagen de la increíble cantidad de conocimiento que engloba la palabra “Medicina”. Al fin y al cabo, lo que vemos en la carrera no es más que lo que cada Facultad filtra de todo ese cuerpo de conocimiento.

Hay ciertas áreas que se consideran troncales, y por lo tanto tienen una gran representación en todas las facultades. Asignaturas como Patología General o Médica constituyen normalmente el armazón de éste conocimiento.

Sin embargo, hay ciertos conocimientos que se están dejando atrás. Al fin y al cabo, la medicina también es susceptible a las modas y a las corrientes de cada época. La informatización de la medicina y la mejora de las técnicas diagnósticas están relegando a la exploración física a un plano cada vez más marginal. Esto se plasma en lo que hemos dicho antes. La educación médica refleja éstos cambios y poco a poco se aleja de la exploración física. En mi caso estuvo bien reflejado, ya que sólo tuve un par de seminarios de exploración antes de empezar mis prácticas, en 3º.

Yo creo que la exploración sigue siendo (y seguirá siendo) un pilar fundamental en el acto clínico. También tiene una enorme importancia en la carrera, debido a la introducción de pruebas ECOE en la mayor parte de las Facultades. Sin embargo, muchas veces no estamos suficientemente preparados en éste campo. Por lo tanto, sólo nos quedará el autoaprendizaje para rellenar ése espacio fundamental.

Por eso, hoy voy a revisar el libro “Macleod. Exploración clínica”, de la editorial Elsevier.

Estaba muy interesado en revisar éste libro debido principalmente a su formato. Es un manual, no es un compendio (como podría ser Guía Seidel de exploración física o un tratado como Schwartz. Tratado de semiología). En mi caso también tengo el Schwartz, y la verdad es que el Macleod es más cómodo por su tamaño.

Creo que el tamaño del Macleod es bastante bueno, de unas 472 páginas, porque no te inunda a información, pero tampoco se queda corto. De hecho, creo que para auto-aprendizaje es un buen tamaño.

De un vistazo rápido, veremos que el libro está muy ilustrado e incluye numerosas tablas. Quizá cómo pega a esto la letra es algo pequeña. En general, creo que la distribución es bastante cómoda.

Respecto a la estructura del libro, se divide en 4 partes: exploración general, exploración por órganos y aparatos, exploración en situaciones especiales y realización de prueba ECOE. Precisamente que incluyera una sección sobre la prueba ECOE me sorprendió mucho, ya que se está implando junto con el Trabajo de Fin de Grado en muchas Facultades (incluida la mía). Por lo tanto, éste libro parece bastante útil no sólo para la carrera, sino también para preparar la prueba ECOE.

La primera parte se orienta al trato personal con el paciente y a la estructura de exploración que debemos seguir. Incluye desde la actitud que debemos con el paciente hasta el lavado de manos. Una cosa que me ha gustado de ésta parte es que siempre correlaciona con el diagnóstico diferencial. Por ejemplo, cuando el libro habla del dolor, hay unas tablas en la misma página que ponen todas las preguntas a realizar para circunscribir el dolor.

En la segunda sección, la exploración por aparatos, comenta sistema a sistema su exploración y hallazgos más significativos. Cada apartado comienza con secciones sobre la anatomía y las definiciones básicas. Después comenta cómo enfocar la anamnesis a este sistema de forma general. Posteriormente trata cada órgano de éste sistema de forma intensiva. Yo diría que uno de los mejores puntos del libro es la profusa ilustración de la exploración de cada órgano. Incluye figuras de la maniobra de exploración, fotos de cada signo y numerosas imágenes esquemáticas de la anatomía.

La tercera sección trata la exploración en situaciones especiales. Algunos temas que trata en ésta sección es la exploración del recién nacido, la valoración del estado crítico o la confirmación de la muerte. Quizá son temas más alejados de la práctica clínica general, pero son unos aportes muy interesantes.

Por último, tenemos la sección dedicada al ECOE. Yo creo que ésta es una sección muy importante del libro, ya que la gran mayoría de los estudiantes de Medicina tendremos que enfrentarnos tarde o temprano a ésta prueba. Además, al ser una prueba relativamente nueva en las Facultades no hay suficiente material disponible. Por eso mismo creo que éste libro puede cumplir dos objetivos muy importantes: servir para una formación complementaria en exploración física y además ser una fuente de estudio para el ECOE.

Ésta sección orientada al ECOE se divide en las diferentes fases o “estaciones” de la prueba. En cada sección nos comenta un esquema general y nos comenta cómo ha de ser la exploración dirigida a las patologías más frecuentes. Por ejemplo, en la estación respiratoria nos comenta el esquema de exploración de ése sistema y nos indica de forma esquemática cómo realizar la historia a un paciente con disnea, hemoptisis, dolor torácico y sibilancias.

Por último, quería mencionar lo que es probablemente el añadido más esencial de todos. Con el libro viene el acceso a StudentConsult, que es una plataforma online dónde podremos acceder a vídeos de la gran mayoría de exploraciones clínicas. De ésta forma podremos primero ver el vídeo de cómo se hace la exploración y posteriormente estudiar ésta exploración relacionando lo que hemos visto en el vídeo con lo que indica el texto. También nos puede servir como referencia rápida si queremos ver cómo se hace una exploración concreta (exploración del fondo de ojo, por ejemplo).

En conclusión, después de haber analizado el libro puede decir que me parece muy recomendable. Creo que es un libro esencial para estudiantes de Medicina que quieran reforzar su conocimiento de la exploración clínica o prepararse el ECOE.

Share
Tweet
Share
Share