La medicina regenerativa: la cura del futuro (alzhéimer, párkinson, cáncer,…)

medicina-regenerativa.jpg

La medicina regenerativa ha sido por mucho tiempo solo un sueño inalcanzable, pero con los avances tecnológicos y el audaz intelecto de varios científicos esta gran rama de la Medicina abre paso al futuro, desarrollando curas y tratamientos contra grandes enfermedades que hasta ahora nos han limitado con la muerte. Pero esta ciencia médica no trabaja sola, puesto que se une con otras como la terapia celular avanzada, la ingeniería genética y la ingeniería de tejidos, los cuales son los campos principales que, fundamentándose en la auto-curación propia del organismo, podrán llevar al cumplimiento de las metas propuestas por esta rama de la medicina actual.

¿Cómo funciona su tratamiento?

La terapia celular utiliza especialmente células madres, embriones o células especializadas para poder desarrollar nuevos tejidos en sustitución a los tejidos enfermos o dañados, como por ejemplo en el trasplante de médula osea que al sustituir las células enfermas de un paciente con leucemia por otras de un donante sano, ofrece el tratamiento oportuno para dar paso a la curación de dicha enfermedad, por ende la oportunidad de tener un mejor estilo de vida y prolongar la existencia del paciente.

Pero la terapia celular no se ha limitado con trabajar con células hematopoyéticas, sino que a partir de las células IPS (células madres pluripotentes inducidas) han podido convertir dichas células en neuronas, cardiomiocitos, huesos, etc. Se han realizado varios estudios de laboratorio los cuales han abierto la posibilidad de curar varias enfermedades como la hemofilia o la anemia de Fanconi, y así también comprobar la capacidad de estas células para generar mini órganos como el hígado, cerebro y riñones, ofreciendo un futuro prometedor para procrear órganos listos para ser trasplantados.

En cuanto a la ingeniería genética, tuvo un inicio llenos de fracasos posiblemente por la falta de tecnología en ese entonces, sin embargo en los últimos años ha evolucionado con gran éxito, construyendo andamios fuertes como mejorar el trasporte de genes para la curación de varias enfermedades, insertando un gen en células dañadas para cambiar o bloquear un gen defectuoso o incompetente, su mayor función y logro es el tratamiento de enfermedades genéticas como en los niños burbuja, leucodistrofia o ceguera, el gran paso de este campo también ha permitido avanzar en el tratamiento del mortal cáncer que por largas décadas ha oprimido al mundo.

Por último, se encuentra la ingeniería de tejidos que tiene como objetivo principal el desarrollar órganos bioartificiales, es decir, utilizar materiales artificiales como andamiajes poliméricos y células vivas para construir un órgano capaz de cumplir con la función esencial de un órgano real.

Este campo, ya tiene un gran paso por la historia al empezar a desarrollarse en los años 60, fue capaz de implementar materiales bioabsorbibles de uso médico en los años 80 y ahora, nos muestra el futuro con la creación de dichos órganos e implementando materiales bioactivos capaces de generar estímulos a nivel celular y molecular, para gran ejemplo de eso es el especialista Anthony Atala, del Instituto de Medicina Regenerativa de la Universidad Wake Forest, que ha podido recrear órganos como vejigas, uretras y tejido eréctil.

Pero no se detiene ahí, puesto que otros científicos han podido crear tráqueas bioartificiales, corazones, pulmones, dientes y hasta orejas artificiales mediante el uso de animales en laboratorios. Recordemos también que la ciencia va de la mano con la tecnología y esta nos ha demostrado que es un eslabón potencial para la creación de varios órganos y tejidos, como el uso de impresoras de tejidos, ayudando a crear injertos de piel y cartílagos.

¿Qué podemos esperar de la medicina regenerativa?

Podemos decir que el futuro ha llegado a darnos la mano para curar y tratar varias de las enfermedades que hasta ahora han sido imposibles de combatir, pero es imposible darle un fin puesto que solo el tiempo nos mostrara sus próximos avances y tal vez encontrar el tratamiento eficaz a muchas enfermedades desastrosas para la humanidad como el Alzheimer, el Parkinson o varios tipos de cáncer.

Autora: Nicole Rodríguez Acurio, miembro de AEMPPI-Ecuador.

Share
Tweet
Share
Share