¿Conoces las cuatro dimensiones que determinan el sueño?

sueno-AEMPPI-16-marzo-2018.jpg

Hoy es el Día Mundial del Sueño, un evento que se celebra el viernes anterior al equinoccio de primavera de cada año y que está destinado a ser una celebración y un llamado a la acción sobre cuestiones importantes relacionadas con el sueño, incluida la medicina, educación, los aspectos sociales y la conducción. Está organizado por el Comité Mundial del Día del Sueño de la World Sleep Society, fundada por WASM (World Association of Sleep Medicine) y WSF (World Sleep Federation). Su objetivo es reducir la carga de los problemas del sueño en la sociedad a través de una mejor prevención y tratamiento de los trastornos del sueño. (1)

Se estima que pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, aún no se sabe con certeza qué pasa cuando dormimos, pero si se tiene claro que dormir es necesario para mantener la salud física y mental.

La cantidad de horas de descanso para que el sueño sea reparador varía entre cada persona, pero lo ideal para un adulto sano es dormir entre 7,5 a 9 horas diarias, sin embargo, el ritmo de vida actual nos impide la mayor parte del tiempo cumplir con estas horas de descanso.

Diversos estudios han determinado que la pérdida crónica de sueño contribuye a la aparición de diversos problemas de salud e interfiere con nuestras capacidades cognitivas, alterando el aprendizaje y la memoria. (2)

El sueño y sus dimensiones

Desde una perspectiva conductual podemos considerar que el sueño está determinado por cuatro dimensiones diferentes:

  1. Tiempo circadiano, esto es la hora del día en que se localiza
  2. Factores intrínsecos del organismo (edad, sexo, patrones de sueño, estado fisiológico o necesidad de dormir, etc.)
  3. Conductas que facilitan o inhiben el sueño
  4. El ambiente; estas dos últimas dimensiones hacen referencia a la higiene del sueño, que incluye las prácticas necesarias para mantener un sueño nocturno y una vigilancia diurna normales.

La higiene del sueño

La higiene del sueño estudia, entre otros aspectos, el efecto que ejercen determinados factores ambientales (luz, ruido, temperatura, etc.) y factores relacionados con la salud (nutrición, práctica de ejercicio físico y consumo de determinadas sustancias) sobre la calidad del sueño. Se sabe, por ejemplo, que la exposición al ruido o las temperaturas extremas provocan efectos negativos sobre la arquitectura del sueño. El tipo de nutrición tiene también efectos sobre su calidad; por ejemplo, la vitamina B, el calcio y el triptófano favorecen el sueño. El consumo excesivo de alcohol, cafeína y nicotina altera también la arquitectura del sueño; lo mismo sucede con muchos de los hipnóticos, por ejemplo, los barbitúricos y las benzodiacepinas.(3)

Es por esto que en el Día Mundial del Sueño se hace una invitación a las personas de todas partes a que presten más atención y le den al sueño la importancia que se merece, establecer horarios adecuados, un ambiente ordenado y cómodo, así como hábitos de vida saludables son pequeñas acciones del día a día que pueden generar un gran impacto al momento de dormir, lo que ayuda notablemente a mantener nuestra calidad de vida.

No veamos las horas que ocupamos en dormir como tiempo desperdiciado, al contrario, aprovechemos este espacio para que nuestro cuerpo y mente descansen y poder continuar de la mejor manera con las actividades y responsabilidades diarias, pues como bien dice el lema del día del sueño 2018: “Únete al mundo del sueño, preserva tus ritmos para disfrutar la vida”.

Autora: Karol Cristina Muñoz López, FEMPPI ULEAM, miembro de AEMPPI-ECUADOR.

Referencias utilizadas:

  1. World Sleep Day March 16, 2018 [Internet]. [cited 2018 Mar 8]. Available from: http://worldsleepday.org/
  2. La importancia del sueño [Internet]. [cited 2018 Mar 8]. Available from: https://www.vix.com/es/imj/salud/2011/06/24/la-importancia-del-sueno
  3. Sierra Juan Carlos, Jimenez Carmen, Martin Juan. IMPORTANCIA DE LA HIGIENE DEL SUEÑO. Salud Ment [Internet]. 2002 [cited 2018 Mar 8];25(6). Available from: http://www.medigraphic.com/pdfs/salmen/sam-2002/sam026e.pdf
Share
Tweet
Share
Share