¿Sabes cuánto gana un médico? Vas a alucinar

estetoscopio-y-dinero-37740728-1.jpg

Con el auge de la formación universitaria y las facilidades a su acceso, muchos estudiantes buscan las titulaciones que puedan reportarles un mejor sueldo en el futuro, una mejor calidad de vida. Cabría esperar que tras superar una de las notas de corte más exigentes, seis años de durísima formación y una oposición estatal, el médico sería de las profesiones mejor remuneradas. Pero la realidad es muy distinta.

Para todos aquellos que siempre han pensado que los médicos y más concretamente los residentes ganan un pastizal, vamos a desmentiros este bulo. La mayoría de los médicos internos residentes, gana un sueldo mileurista semejante al que podría ganar cualquier otro funcionario público del estado: auxiliar administrativo, policía, bombero, etc.

Por ejemplo, una médica interna residente de primera año de Galicia cobra unos 900 euros de sueldo base (retención del IRPF incluida). Con este jornal, no llega si quiera a los 1.000 euros tras seis años de durísima formación teórica y práctica. El sueldo “extra” para ganar algo más proviene de las guardias, cuya cuantía depende de sí se realizan en día normal o en festivo, variando entre los 18 a los 53 euros la hora.

Sin embargo, esto es lo que ocurre en la comunidad autónoma de Galicia. Según un artículo publicado por “Redacción Médica” existen comunidades donde los médicos internos residentesganan menor sueldo anual (Andalucía, Madrid, Asturias) frente a comunidades que pueden llegar a ganar hasta 5.000 euros más al año (Extremadura, Canarias, País Vasco, Baleares…) que el resto. La comparación está realizada entre comunidades autónomas y muestra el sueldo anual bruto y con la realización de cuatro guardias/mes.

Con el paso de los años, el médico interno residente no sólo va adquiriendo responsabilidad y la posibilidad de realizar más guardias, sino que también se le aumenta el salario base hasta los casi 1.500 euros netos. Sin embargo, las ganancias siguen siendo muy deficientes en comparación el resto de compañeros europeos que pueden llegar a ganar entre 10.000-20.000 euros más que los españoles. Sin contar el excelente trato que ofrecen a los médicos españoles en el resto de Europa tanto en salario, como en calidad profesional como en formación. Esta es una de las importantes causas por las que emigramos al extranjero.

El sueldo también cambia sustancialmente entre sanidad pública y la privada. Si bien hemos comentado lo que puede ganar un residente de primer año en la sanidad pública, en la sanidad privada el salario bruto es bastante más cuantioso, destacando el caso de los cirujanos y anestesistas y especialmente, los médicos dedicados a la cirugía estética. En base a esto el sueldo de un médico privado “bien remunerado” y de una especialidad demandada, puede llegar a duplicar o incluso triplicar el sueldo de un médico normal de la seguridad social.

La realidad por tanto es desalentadora. Un ejemplo de sueldo podría ser: Médica que lleva trabajando 10 años en activo. Una médica que ha trabajado de 150 a más de 200 horas al mes como residente y que ha podido llegar a cobrar un sueldo neto de unos 1.200 euros.

Una vez que finalizada la residencia el sueldo variaría enormemente teniendo en cuenta los sustanciosos recortes que se han hecho en sanidad, los contratos temporales y los contratos “basura” al 25, 50 o 75% que hacen las comunidades autónomas, las retenciones de IRPF, las cuotas a pagar a los colegios de médicos (estas cuotas también cambian según la CCAA), etc.

El galeno ha visto cómo su retribución caía en menos de dos años (desde 2010 a 2012) prácticamente un 12,5% (datos de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos) y sigue bajando a la par que los recortes en Sanidad. Según otro estudio realizado por la Vocalía de Atención Primaria Urbana de la OMC comparando las retribuciones de los médicos de 2009 a 2014, ésta ha disminuido 11.000 euros brutos anuales.

Por tanto, la medicina es una profesión vocacional. No estamos aquí por el sueldo, estudiamos medicina porque realmente queremos estudiarla. Recibimos un sueldo normal en relación al coste de la vida actual, el médico echa muchísimas horas de trabajo a la semana, en muchas ocasiones en malas condiciones de trabajo, bajo presión, con contratos de mala calidad, con guardias inhumanas y después de haber estudiado la que se supone una de “las mejores carreras universitarias” tanto en prestigio como en importancia social. Esta es la verdad.

La situación es muy semejante para el resto de profesiones sanitarias: enfermeros, fisioterapeutas, podólogos, etc. Por tanto, ser sanitario hoy día en España no está muy bien pagado si tenemos en cuenta los esfuerzos y la grandísima formación de base que deben realizar. Ahora sabes la verdad. Así que si estás en medicina por el dinero… puede que te hayas equivocado de profesión. Quizás te interese buscar otras salidas profesionales.

Share
Tweet
Share
Share