¿Qué hace tan bueno al sistema de trasplante de órganos español?

trasplante-Espana.jpg

Cerca de 4800 trasplantes se realizaron en España en el año 2015, lo que supone una media de unos 13 trasplantes al día.

Teniendo en cuenta estos datos, y comparándola con la media en otros países, podemos afirmar con orgullo que España es líder mundial en este tipo de intervenciones.

Pero, ¿dónde reside la clave del éxito?. Esta pregunta es muy sencilla de responder, la Organización Nacional de Transplantes, más conocida como ONT, ha podido crear y establecer el “Modelo de transplantes Español”, o más internacionalmente conocido como Spanish Model of organ donation.

No es necesario decir que para que un trasplante tenga lugar es necesaria una donación previa, y este es uno de los puntos fundamentales en los que nuestro sistema de trasplantes se ha centrado. En España existe una ley por la cual se considera donante de órganos a toda persona fallecida, a no ser que haya manifestado lo contrario en vida o lo hagan los familiares tras el fallecimiento. Esto crea un “fondo social” de órganos, al que los diferentes hospitales pueden acceder.

Podríamos pensar, sin embargo, que el hecho de considerar a todas las personas como potenciales donantes es forzar la situación, pero el hecho de hacer a los familiares participes del proceso ha provocado que haya una gran aceptación hacia la donación en nuestro país.

Otro de los puntos clave de este modelo es la universalidad y transparencia, ya que cualquier usuario del sistema público de salud puede acceder a una lista de trasplantes, basada en ciertos criterios médicos, en la que no se asciende por pertenecer a una clase social o a otra, sino que se consigue un órgano por urgencia médica y por probabilidad de éxito en la operación.

Creo que todos tenemos claro que el hecho de pagar por recibir un trasplante de órganos no es una opción en nuestro país, ya que si esto ocurriese estaríamos hablado de tráfico de órganos, por lo que el dinero no es una opción viable para obtener una trasplante.

Los pilares centrales de este modelo son, sin lugar a dudas, los comités de trasplantes, que se encargan de autorizar que éste se lleve a cabo si se cumplen los requisitos que, como hemos mencionado antes, básicamente son:

  • Que el órgano provenga de una donación, por lo que no se ha podido recibir dinero a cambio.
  • Que el trasplante sea para la primera persona de la lista compatible con éste, sin tener en cuenta criterios sociales.

Estos organismos, a su vez, están conectados con comités de otros hospitales, por lo que existe una extensa red nacional de donaciones que facilita así que estas operaciones puedan llevarse a cabo.

Por último, debemos mencionar la gran implicación social que existe entre los personajes públicos en las campañas de donación, ya que es habitual ver anuncios en los que se fomente esta práctica. Un claro ejemplo de esta implicación es la campaña de Mediaset: “Eres perfecto para otros”.

Obviamente existe mucho más detrás de estos procedimientos, y podemos encontrar importación detallada en la pagina web de la ONT .

Por último, me gustaría añadir que actualmente existe un comité trabajando en China, intentando implantar allí nuestro mismo modelo de trasplantes. En este país la tasa de mortalidad por accidente de tráfico es muy elevada, lo que hace que estas víctimas sean donantes potenciales. Aún así en este país también existe la pena de muerte, y se han hecho declaraciones sobre el hecho de que dichas ejecuciones se programen según la demanda de transplantes de órganos que haya. Poco a poco esta práctica se va reduciendo, pero aún queda mucho trabajo para que consigan alcanzar el objetivo.

Share
Tweet
Share
Share