¿Qué necesidades de información de salud tienen la ciudadanía y los profesionales?

0bc8e03c-4ff7-11e9-b098-beb9d6d0aea9.png

Existen en España varios Observatorios de resultados, en Aragón, Madrid, Navarra y el pionero fue el Observatorio del Sistema de Salud de Cataluña de la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (AQuAS). Su misión es favorecer la transparencia, la rendición de cuentas y la generación de conocimiento del sector salud, poniendo a disposición de gestores, profesionales, y de la ciudadanía, la información necesaria con imparcialidad, credibilidad y rigor.

De acuerdo con su misión de generar conocimiento útil para el sistema sanitario, el Observatorio desarrolla diferentes productos entre los que destaca la Central de Resultados. La Central de Resultados del sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT) tiene la misión de medir, evaluar y difundir los resultados alcanzados, en el ámbito de la asistencia sanitaria, por los diferentes centros del sistema sanitario público, publicar anualmente una serie de informes por ámbito (atención hospitalaria, atención primaria, atención sociosanitaria, salud mental y adicciones, centros de investigación, salud pública) y un informe territorial. Los objetivos que persigue la Central de Resultados son la mejora de los resultados de los proveedores mediante la comparación entre centros sanitarios y la rendición de cuentas a la ciudadanía, es decir, facilitar el benchmarking y la transparencia.

La revista Journal of Healthcare Quality Research (JHQR) se hace eco de un estudio reciente de la AQuAS en el que se preguntó directamente a los usuarios sus necesidades de información, prestando especial atención a la ciudadanía. Se fijaron tres objetivos:

  • Definir los grupos interesados en recibir la información generada
  • Determinar los contenidos de la información que incluir en los diferentes productos
  • Identificar los formatos y canales más adecuados para cada uno de los grupos de interés

Resultados

El estudio confirmó la existencia de dos grandes grupos de interés, el de la ciudadanía y el de los profesionales. Este último se subdivide en diferentes grupos según el perfil profesional: gestores, clínicos y profesionales de la comunicación sanitaria. Los principales contenidos de la información sanitaria a incluir en los productos generados difieren para cada grupo de interés, así como los formatos y canales más adecuados para cada uno de ellos. La siguiente tabla resume los contenidos, formatos y canales prioritarios para cada grupo de interés:

Tabla necesidades profesionales salud

Las necesidades de información de salud difieren según el perfil del grupo de interés considerado, así como también difieren los formatos en los que se quiere recibir esta información y los canales de búsqueda prioritarios. Frecuentemente, lo que los profesionales sanitarios entienden por información de salud no es lo mismo que entienden los ciudadanos.

Las necesidades de información de los profesionales están orientadas a la mejora de su praxis profesional y difieren según su perfil. Así, sus necesidades de información están más orientadas a la gestión y gerencia (indicadores de salud, resultados de centros, accesibilidad, ránquines, etc.) o bien más orientadas a la mejora de la calidad asistencial, en los perfiles sanitarios. Los profesionales de la comunicación están más interesados en información referente a resultados de salud en general, y son los que comparten una visión de la información más similar a la de la ciudadanía. Resulta interesante constatar que se reclama la generación de información ya existente y accesible, sobre todo entre los profesionales asistenciales, y la importancia de trabajar en la comunicación de la información que ya se genera.

La ciudadanía manifiesta que en general no necesita información de salud y que solo la requiere cuando tiene una necesidad personal concreta y, por tanto, ésta está directamente relacionada con su estado de salud. Cuando tiene una necesidad de información, la ciudadanía identifica a su médico de atención primaria o especialista como el encargado de dicha información y de transmitirla. La ciudadanía también identifica como información sanitaria aquella relacionada con los trámites y gestiones del sistema sanitario, y reclama figuras clave para obtener información que considera relevante, en especial para moverse por el sistema sanitario, así como la coordinación entre los diferentes profesionales de los que recibe información. En el caso de que la información no se obtenga de forma presencial, observamos una clara brecha generacional entre los ciudadanos consultados con relación al uso digital de la información: mientras que las personas más jóvenes se decantan por consultas por Internet en webs generalistas para luego hacer uso de las webs específicas que la Administración sanitaria pone a disposición de los ciudadanos, las personas más mayores no contemplan estos formatos comunicativos y desconocen en su mayoría la extensa información que existe en la actualidad disponible en red. En ambos casos, sin embargo, se coincide en reclamar informaciones claras, gráficas y comprensibles, orientadas a la toma de decisiones o a una mejora de los conocimientos sanitarios destinados a la ciudadanía.

Discusión

En la ciudadanía se constata una gran confianza en el sistema sanitario y la percepción de recibir un servicio excelente. Aunque en el guion de los grupos focales y las entrevistas no había ningún punto específico que abordase estos aspectos, son dos ideas que surgieron de manera contundente en todos los grupos y en las entrevistas, emergiendo además muy rápidamente en las dinámicas de los grupos. Es posible que esta confianza en el sistema sanitario sea una de las razones por las que la ciudadanía siente que no precisa información, ya que cuando la necesita la busca en su profesional de referencia; no se tiene, por tanto, conciencia de sentir ninguna necesidad mientras tanto. Es importante destacar que los ciudadanos identifican como información sanitaria aquella que tiene relación con la forma de moverse por el sistema sanitario y que normalmente no es identificada como información por los profesionales de la salud. Con relación a lo anterior, consideran extremadamente importante recibir información coherente e inequívoca de los diferentes profesionales de los que reciben información, y reclaman explícitamente coordinación entre ellos o incluso una figura que pueda guiarles al moverse por el sistema.

Entre los profesionales se pone de manifiesto que aquellos con un perfil de gestión son los más conocedores de los productos de la Central de Resultados y, por tanto, los que más los utilizan. En cambio, los profesionales con un perfil asistencial son los que más desconocen los diferentes productos con información de salud que la Administración pone a su disposición de manera pública y periódica, y que engloban más productos que los de la Central de Resultados. Los profesionales de la comunicación tienen unas necesidades de información muy ligadas a las necesidades de la ciudadanía y a las noticias del momento, sin sentir la necesidad de recibir información de manera periódica. En este caso, más allá de seguir incorporando nuevos y variados indicadores sanitarios en el sistema de información sistemática y periódica de la Central de Resultados, parece clara la demanda de mejorar las estrategias de comunicación de las informaciones ya existentes para que esta información sea conocida de manera inequívoca y utilizada por cuantos profesionales lo requieran. Además, esto es especialmente importante en el caso de los profesionales de atención primaria y especialistas, ya que son los perfiles identificados por la ciudadanía como sus profesionales de referencia a la hora de recibir información de salud.

En la actualidad la Central de Resultados sigue trabajando con grupos de profesionales y ciudadanos para adaptar sus productos y para que estos tengan formatos más adecuados a los diferentes perfiles de usuarios. También se están explorando vías de comunicación alternativas para que estos productos lleguen de una manera más efectiva a los diferentes perfiles interesados.

Autores: D. Ruiz-Muñoz, H. Aguado y A. García-Altés.

Clic aquí para leer el artículo completo

Share
Tweet
Share
Share