Modelos de educación médica en Europa

Educaion-Europa.jpg

Prácticamente todos los que hemos pasado por las aulas universitarias españolas hemos pensado que a nuestro sistema docente le faltaba algún que otro impulso. En medicina no es diferente. Y si habéis estado algún año de erasmus o habéis tenido la oportunidad de participar en algún tipo de programa internacional, la diferencia se vuelve mucho más notable. ¿Por qué sucede esto?

Esta misma pregunta me la llevo yo haciendo durante varios años de carrera, y es un tema que se encuentra bajo un profundo debate desde hace muchos años. Desde 2010 está implementado el Plan Bolonia de Estudios Europeos Superiores en la totalidad de las universidades españolas. Previo a su implantación, existe un informe de 2004 en el cual se analizaron las deficiencias de las facultades de medicina españolas de la época, realizado por parte de algunos de los mayores expertos en la materia, nacionales e internacionales.

Las conclusiones de aquel informe fueron (entre otras): Se imparten demasiados contenidos teóricos y en muchos casos irrelevantes, la enseñanza sigue orientada sobre todo a dar información centrado en torno al profesor, se emplea una metodología poco activa y basada en la lección magistral, las actividades prácticas adolecen de excesiva pasividad por parte del estudiante, la evaluación está centrada en los conocimientos teóricos, no hay Unidades de Educación Médica, falta de recursos humanos cualificados.

Y sí, aunque este informe sea de 2004, es muy probable que creas estar leyendo la situación de tu propia facultad. Lamentablemente, muchos de esos aspectos hoy en día continúan sin ser subsanados, y el modelo poco ha avanzado.

Hoy quiero hablaros de uno de los modelos que en algunas universidades de Europa se utilizaque, poco a poco, se abre camino en las facultades españolas. Es el aprendizaje basado en problemas.

APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS (ABP)

Del inglés problem-based learning (PBL), este método nace en los años 70 en Canadá y EEUU, llegando a Europa de la mano de la Universidad de Maastrich, desde donde se expande.

Consiste en darle totalmente la vuelta al método tradicional de transmisión de conocimientoscolocar el eje central de responsabilidad del proceso educativo en el estudiante, en lugar de en el docente. Se plantea para ello un problema o situación problemática que el alumno debe aprender a resolver, con la ayuda y guía del profesor.

La resolución del problema en sí mismo no es el objetivo del proceso, o puede no estar presente siquiera. La clave es, en cambio, que el estudiante sea capaz de descubrir por sí mismo cuáles son sus necesidades formativas y, a partir de ellas, establecer su propia estrategia de aprendizaje.

De esta forma, el papel del profesor es de guía más que de transmisor. Debe plantear aquellas situaciones abiertas que los alumnos, trabajando en equipo, deban aprender a resolver, adquiriendo en ese camino una serie de principios que en un futuro podrán aplicar a otros problemas.

Una vez resuelto el problema (o no, recordemos que eso no es lo importante), los alumnos y el profesor deberán analizar el trabajo realizado, aquello que han conseguido aprender y lo que no, si se han cumplido los objetivos, cómo se puede relacionar lo aprendido con lo anteriormente conocido, y que aplicaciones se pueden derivar de lo aprendido, que en el caso de la medicina tomará forma de casos clínicos.

Como podemos ver, es un método radicalmente opuesto al de muchas de nuestras facultades. Tampoco es fácil de implementar, pues requiere de una profunda formación previa de los docentes y de una adaptación muy importante del currículum, no sólo entendido como la materia a impartir, sino de las estrategias y los objetivos con los que llevarlo a cabo. Aunque hemos dado un gran paso en la homologación europea con la introducción de la evaluación por competencias, estando éstas perfectamente definidas, aún se puede hacer mucho por mejorar la docencia universitaria.

El ABP es una de las corrientes, pero existen otras de las que espero poder hablaros en otro artículo. Por ahora os pregunto: ¿Os gustaría haber estudiado medicina de este modo?

Concept of national healthcare system – European Union – EU

Share
Tweet
Share
Share