Los requisitos médico-legales que conlleva el ejercicio de la Medicina en la actualidad

Requisitos-legales-medicina.jpg

Hasta hace veinticinco años la asignatura de Medicina Legal que se enseñaba en las Facultades de Medicina se centraba esencialmente en la parte de esta disciplina relativa al  cadáver (la tanatología forense, las técnicas de autopsia, la patología forense,…). Actualmente, la necesidad del médico de estar al corriente de las obligaciones legales que conlleva el ejercicio de la Medicina hace que la parte más amplia del programa de la asignatura se ocupe de la parte de la Medicina Legal relativa al sujeto vivo (responsabilidad profesional médica, información al paciente, historia clínica, valoración de lesiones, asistencia a víctimas de agresiones sexuales o de violencia de género, etc.).

Hoy en día, el estudiante de Medicina y del resto de las profesiones sanitarias necesita conocer la normativa legal que regula aspectos cotidianos de su ejercicio profesional, como por ejemplo, el secreto profesional, la información al paciente y el documento informado o la historia clínica.

Indudablemente, la realidad clínica ha cambiado mucho en estos últimos veinticinco años. Recuerdo perfectamente que entonces era habitual en los hospitales públicos intervenir quirúrgicamente a los pacientes sin cumplimentar un documento de consentimiento informado (CI), y en los casos excepcionales en los que se hacía, el documento se redactaba con una fórmula genérica que autorizaba al médico a hacer al paciente lo que considerara oportuno, cuando fuera necesario y de la forma que estimara más conveniente. Actualmente, es impensable intervenir al paciente sin cumplimentar adecuadamente el documento de CI ([1]), ya que su ausencia o falta de idoneidad puede ser motivo de indemnización al paciente por el daño moral ocasionado, si plantea una reclamación en la vía civil ([2]) o en la contencioso-administrativa ([3]).

Este cambio de orientación de la asignatura de Medicina Legal, inevitablemente se ve reflejado en las publicaciones y los libros de texto. Este es el propósito que nos ha animado a publicar un manual ([4]) enfocado a los alumnos de licenciatura y grado de Medicina, en el cual, de los  43 capítulos que constituyen el libro, más de la mitad tratan de la parte de esta asignatura relativa al sujeto vivo: el secreto profesional, la responsabilidad médica, los documentos médico-legales, el consentimiento informado y la historia clínica, ética y deontología médica, valoración pericial de lesiones o cuestiones legales relativas a la asistencia a víctimas de abusos o agresiones sexuales y violencia doméstica.

Referencias del texto.

[1] Recomendación básica: un documento de consentimiento informado específico. Normativa. Diario Médico de 14/10/2013. http://www.diariomedico.com/2013/10/14/area-profesional/normativa/recomendacion-basica-documento-consentimiento-informado-especifico

[2] Un documento genérico no es un consentimiento informado. Normativa. Diario Médico de 21/10/2008. http://www.diariomedico.com/2008/10/21/area-profesional/normativa/un-documento-generico-no-es-un-consentimiento-informado.

[3] “Todo facultativo tiene la obligación de informar y obtener el consentimiento informado, y la falta de consentimiento genera indemnización”. Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de fecha 23 de mayo de 2.000.

[4] Menéndez  JA, Ruiz-Cervigón M, Segura L, Elegido M. Manual de medicina legal y forense para estudiantes de medicina. Barcelona: Elsevier; 2014.  http://www.studentconsult.es/bookportal/manual-medicina-legal/menendez-lucas/obra/9788490223154/500/5341.html

Share
Tweet
Share
Share