El uso nocivo de alcohol es el factor causal de más de 200 enfermedades

on-the-street-2713688_1280.jpg

“El alcohol no cambia el mundo, solo cambia como el mundo te ve a ti”

Hoy, 15 de noviembre, se celebra el Día Mundial Sin Alcohol. Este día fue creado con el afán de crear conciencia del gran problema que implica el alcohol en la conducción. El conducir bajo los efectos de alcohol implica del 30 al 50% de responsabilidad de victimas mortales los accidentes de transito y del 15 al 35% de lesiones graves en estos mismos accidentes (1). Asimismo, el alcohol juega un rol muy importante dentro de otros problemas como son: la violencia, el vandalismo, las peleas, los divorcios, un bajo rendimiento en el trabajo y en muchos casos instituciones escolares.

Alcohol en cifras (2):

  1. Según la O.M.S. 3.3 millones de muertes en el mundo son producto del consumo nocivo de alcohol.
  2. El uso nocivo de alcohol es el factor causal de más de 200 enfermedades.
  3. La edad a la que se inicia el consumo de alcohol es a los 12 años.
  4. Cada año 320.000 muertes de jóvenes entre 15 y 29 años son por el consumo de alcohol.

Alcoholismo

Se conoce como alcoholismo a la fuerte necesidad y ansiedad de ingerir alcohol. Creando una dependencia física de éste que se manifiesta produciendo síntomas de abstinencia en caso de no ser ingerido. Una persona alcohólica no tiene un control sobre el límite de su consumo puesto que las cantidades ingeridas deben ir aumentando ya que se va desarrollando una tolerancia a esta droga.

Consecuencias sobre la salud

Entre sus efectos inmediatos se encuentra la euforia y desinhibición, razón por la cual los jóvenes y adultos con poca autoestima e inseguridad suelen consumirlos. También produce una sensación de “bienestar”. Una vez excedido el nivel que una persona puede tolerar se presentan nauseas y vómitos. En cuanto a los efectos a largo plazo, tras un consumo habitual de 3 a 4 semanas se inicia la degeneración grasosa del hígado lo que puede llevar a hepatitis alcohólica y cirrosis hepática lo que eventualmente desencadenara en insuficiencia hepática (1). Eventualmente el consumo de alcohol de larga data terminará por degenerar el cerebro produciendo convulsiones y delirios. Normalmente el consumo de alcohol viene acompañado de trastornos secundarios como lo son la gastritis, la indigestión, la ulcera estomacal, los trastornos hormonales y la impotencia sexual (1).  En los hombres produce disfunción eréctil y en las mujeres una desaparición de la menstruación.

Consecuencias sociales y familiares

El consumo de alcohol resulta en un cambio de personalidad hacia una personalidad mas hostil y agresiva (2). Aumento el riesgo de violencia y convierte a la persona en un ser tóxico para las relaciones interpersonales. El entorno de la persona comienza a girar netamente alrededor del consumo de alcohol creando una dependencia de este para poder socializar y entablar nuevas relaciones. Las consecuencias del alcoholismo en el entorno familiar son muy importantes. Inicialmente la familia tiene dificultas para aceptar que existe un problema de alcoholismo; inmediatamente tras la aceptación de que alguien en la familia sufre alcoholismo nace un sentimiento de culpa por parte de la familia. Este sentimiento puede llevar a cortar los nexos familiares e incluso al abandono (2).

Autora: Andrea Pasmay miembro de AEMPPI Ecuador

Bibliografía

Share
Tweet
Share
Share