El tabaco matará a 8 millones de personas al año en 2030

dia-sin-tabaco.jpg

Solemos pensar que los villanos no existen, que son cosa de la imaginación y la ficción o, a lo sumo, que están confinados a libros, películas e historietas. A veces nos imaginamos a los villanos con capas, espadas, escudos y otra suerte de artilugios. Sin embargo, los verdaderos villanos distan mucho de ser así. En realidad, los villanos sí existen, son más comunes de lo que creemos, y pasan desapercibidos en nuestra sociedad, al margen de grandes campañas publicitarias, de fiestas, de estigmas y prejuicios sociales, de películas y series, robando la salud y la vida de miles de personas día a día. Los verdaderos villanos de nuestra sociedad son las drogas, que siguen siendo uno de los principales problemas de salud pública con el que se debe luchar actualmente. El tabaco, por su puesto, encabeza este gran grupo. Pero, ¿qué es lo que hace al tabaco tan letal, para que la OMS proponga un día exclusivo sin él?

Algunos datos sobre el tabaco

El tabaco mata hasta a la mitad de sus consumidores. Y es que hoy por hoy, el tabaco provoca la muerte de más de 6 millones de personas al año en todo el mundo; esta cifra es por mucho superior a la de muertes provocadas por enfermedades como tuberculosis o SIDA. De este total, al menos el 10% de personas corresponden a fumadores pasivos. Resulta aún más alarmante saber que de acuerdo a las predicciones de la OMS, la cifra de muertes por causas asociadas al tabaquismo podría superar los 8 millones de personas anuales en 2030 si no se toman medidas de salud pública adecuadas.

El tabaquismo constituye un factor de riesgo para un sinnúmero de enfermedades entre las que se destacan principalmente problemas de índole cardiovascular y cáncer. De hecho, el tabaquismo es el responsable de al menos el 33% de los casos de cáncer en hombres y del 10% de casos en mujeres. Estos datos no son de extrañar si se toma en cuenta que el humo del tabaco tiene miles de sustancias químicas de las cuales se reconocen al menos 70 como cancerígenas. El popular libro de la Medicina Interna de Harrison incluso sugiere que, en promedio, bastan 15 cigarrillos para inducir una mutación genética en el DNA humano. Tabaquismo, por tanto, debe asociarse casi indiscutiblemente a enfermedad.

Día Mundial Sin Tabaco

En su continua lucha contra el tabaquismo y sus nefastas consecuencias, la OMS ha propuesto el Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra cada 31 de mayo bajo el lema “El Tabaco, una amenaza para el desarrollo”. Más allá de la concientización de los riesgos que el fumar causa, la OMS ha establecido un claro lineamiento de objetivos para la celebración de este día durante el presente año:

  • Poner de relieve la relación entre el consumo de productos de tabaco, la lucha antitabáquica y el desarrollo sostenible.
  • Alentar a los países a incluir la lucha antitabáquica en las medidas que aplican los países en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
  • Ayudar a los Estados Miembros y a la sociedad civil a combatir la injerencia de las industrias tabacaleras en el establecimiento de políticas, lo cual podría potenciar los planes de acción nacionales para el control del tabaco.
  • Alentar a los asociados y al público en general a participar en los esfuerzos mundiales, regionales y nacionales para elaborar y aplicar estrategias y planes de desarrollo, así como a alcanzar los objetivos que establecen como prioridad las medidas de lucha antitabáquica.
  • Demostrar que todos podemos contribuir a poner fin al consumo de tabaco en el mundo de forma duradera, ya sea comprometiéndonos a no consumir nunca productos de tabaco o a abandonar el hábito tabáquico.

Algunos tips para prevenir el tabaquismo en poblaciones de riesgo

El principal grupo de riesgo para el tabaquismo lo constituyen los niños mayores y adolescentes, quienes ven en el hábito de fumar una forma de probar su madurez y adultez. El criterio todavía no desarrollado puede influir también en este grupo social. Por tanto, todo médico y personal de asistencia sanitaria debe estar en capacidad de poder orientar a los padres y adultos responsables de adolescentes en cuanto a consejos para evitar el establecimiento del hábito tabáquico. A continuación, se resaltan algunos:

  • Explicar a niños y adolescentes los efectos negativos del fumar.
  • Establecer que el fumar no constituye un signo de madurez ni una prueba de entrada para la edad adulta.
  • No fumar delante de menores.
  • Fomentar el ejercicio.
  • Tratar la ansiedad y depresión oportunamente, que pueden ser las puertas al inicio del hábito.

¿Usted fuma? Algunos tips para dejar el hábito tabáquico

Dejar de fumar definitivamente no es fácil pero, sí es posible. A continuación se proponen algunos consejos para dejar el tabaco:

  • Defina sus razones para dejar de fumar; tener una motivación clara siempre es útil para mayor efectividad del proceso.
  • Empiece fijando una fecha para dejar de fumar; evite excusas que prolonguen definir el día.
  • Durante los primeros días que deje de fumar, pase el mayor tiempo posible en lugares públicos donde está prohibido el tabaco.
  • Coma bien e hidrátase bien.
  • Mantenga la mente ocupada para evitar pensar en el tabaco.
  • Evite frecuentar lugares y personas donde el consumo de tabaco es alto (al menos durante los primeros meses).
  • Evite compensar el deseo de fumar con comida; puede engordar si así lo hace.
  • Si extraña la sensación del tabaco en su mano, sostenga algo para reemplazarlo (lápiz, esferográfico, clips…) Si también extraña la sensación del tabaco en su boca, comer chicles puede resultar útil (siempre con moderación y de preferencia, sin azúcar).
  • Consulte a un profesional de la salud; los síntomas de abstinencia no siempre son fáciles de manejar por lo que el tratamiento farmacológico de apoyo puede resultar indispensable.

Pues bien, ya que conocemos la realidad del tabaco, sus efectos adversos y sus consecuencias a futuro, es hora de hacer algo al respecto. Si usted fuma, es el momento de dejar de fumar. Si conoce alguien que fuma, anímele también a hacerlo. Los cambios no siempre son fáciles, pero es la suma de cambios pequeños lo que genera un cambio profundo en nuestra sociedad.

Autor: Jorge Estrella Porter – Miembro Activo AEM USFQ

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud.

Organización Panamericana de la Salud.

American Cáncer Society

Organización Kids Health.

Medicina Interna de Harrison, 19ª edición.

Share
Tweet
Share
Share