Discapacitados, la minoría más grande del mundo

Discapacitados-2018.jpg

Como población, ¿entendemos realmente qué es la discapacidad? Es una condición que no solo afecta el aspecto físico, intelectual, emocional o sensorial del individuo, sino también a su calidad de vida y el de todos los que le rodean.

Actualmente, alrededor del 15% de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad, aproximadamente el 60% o más, de esos millones de personas sienten que se les vulneran y no son respetados sus derechos y más del 80% de éstos viven en países en vías de desarrollo. Son todos ellos quienes suelen tener menos oportunidades de trabajo, por ende, no pueden ayudar a sus familias de la forma que quisieran.

Si bien es cierto que existen varios niveles de discapacidad y de diferentes tipos, y que hay quienes dependen de otros para salir adelante y hacer actividades de la cotidianidad. A diario, vemos cómo muchas personas se destacan en deportes, donde se creería que manos y pies son necesarios, tales como Carl Joseph, deportista destacado en atletismo, baloncesto y fútbol americano que expresa: “Siempre sentí que podía hacer con una pierna lo que el resto hacía con dos”. Artistas famosos, como Tony Meléndez, guitarrista y cantautor reconocido, que toca la guitarra con sus pies; e incluso médicos, enfermeros y personal de salud, que no se han dado por vencidos y han logrado una plaza en la residencia aún con su discapacidad. Precisamente, porque han demostrado que el no tener una pierna, el usar auxiliar auditivo y demás, no les impide seguir con sus sueños.

¿Sabes cómo se siente una persona con discapacidad?

El caminar sobre tus rodillas todo el tiempo, no utilizar tus pulgares para realizar tus actividades diarias tales como tomar agua o escribir, cocinar con los ojos vendados, o jugar un partido de futbol en sillas de ruedas, maquillarse con tus pies; parecen ser cosas imposibles de realizar, pero hay quienes con esfuerzo y dedicación han podido hacerlas partes de su día a día. El adaptar el medio, su entorno de trabajo, su casa y su vida a su condición no es fácil y requiere de voluntad; pero hay quienes nacen con una diversidad funcional o la adquieren en el transcurso de su vida y han podido salir adelante.

Diversidad funcional es un concepto, que ha empezado a utilizarse por iniciativa de las propias personas que son afectadas por algún tipo de discapacidad. El término “personas con discapacidad” es un concepto oficial y reconocido por la OMS en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, pero son muchas personas las que consideran que debería cambiarse por otro que refleje su voluntad de salir adelante. Algunos textos e individuos siguen refiriéndose a las personas con capacidades especiales como: minusválidos, incapacidad, dependientes. Todos resaltando el lado negativo de una realidad humana cambiante y diferente.

No existe un libreto o pasos a seguir para relacionarse con un congénere que esté pasando por una situación difícil o que esté afrontando la pérdida de una de sus extremidades o de un ser querido, pero existe algo que nos hace mejores seres humanos, y por supuesto mejores profesionales, y es ser humanistas, ponernos en el lugar del otro y tratarlo como nos gustaría ser tratados.

Debemos ser inclusivos

Las personas que cuenten con una discapacidad, capacidades especiales o algún tipo de diversidad funcional, deben ser incluidos como un modelo rehabilitador en las sociedades, es importante apoyar la independencia en todos los ámbitos, desde la educación, el trabajo, los medios de comunicación, ocio e incluso en cosas tan sencillas como una plataforma móvil que permita subirse en buses a personas que cuenten con sillas de ruedas, el aprender lenguaje de señas para que sean más los que entendemos a nuestros pacientes, y un sinfín de apoyos y recurso más. Debemos procurar que cada persona tenga las herramientas para que tome el control de su propia vida. Hemos hecho cambios, pero aún nos queda mucho por trabajar, como sociedad y por iniciativa propia.

Sabías que los niños que tienen algún tipo de discapacidad tienen 4 veces más probabilidad de ser víctimas de actos violentos y que aproximadamente el 50% de las personas con discapacidad no tienen acceso a la sanidad. Nosotros podemos hacer la diferencia, la ignorancia hace parte de la estigmatización y discriminación que sufren nuestros niños, adultos y pacientes alrededor del mundo, es por eso, que nosotros, desde nuestra área de trabajo y comunidad, podemos contribuir para crear una sociedad mas inclusiva y resiliente para todos, donde respetemos que todos tenemos derecho a ser diferentes.

Autora: Valentina Durán Lovera – Coordinadora de desarrollo interno AEMPPI ECUADOR

Referencias

-ONU (2012) Día Internacional de las personas con discapacidad, 3 de diciembre. Recuperado el 30 de noviembre de 2017 de http://www.un.org/es/events/disabilitiesday/

-Palacios, A., & Romañach, J. (2013). El modelo de la diversidad: la bioética y los derechos humanos como herramientas para alcanzar la plena dignidad en la diversidad funcional. Diversitas.

-Romañach, J., & Lobato, M. (2005). Diversidad funcional, nuevo término para la lucha por la dignidad en la diversidad del ser humano. Foro de vida independiente5, 1-8.

Share
Tweet
Share
Share