Cada tres segundos se produce una fractura de hueso causada por la osteoporosis

10332632_xl.jpg

Cada tres segundos se produce una fractura de hueso causada por la osteoporosis. Estamos ante un problema de salud pública a nivel mundial (causa del 80% de las fracturas en mujeres mayores de 50 años) con una incidencia en constante aumento. Más de 200 millones de personas están afectadas. Los últimos estudios señalan que entre el 30-50% de las mujeres posmenopáusicas tienen la probabilidad de desarrollar esta patología. (Schurman, 2017). Hoy, 20 de octubre, Día Mundial de la Osteoporosis bajo el lema “Mujeres fuertes hacen mujeres aún más fuertes”, AEMPPI repasa los factores de riesgo y causas de esta enfermedad ósea metabólica.

Para entender todo esto es necesario tener una definición clara de lo que es la osteoporosis. Es una enfermedad metabólica del hueso, que se caracteriza por la baja masa ósea y el deterioro de la microarquitectura, en donde su consecuencia es el aumento de riesgos de fracturas y una mayor fragilidad ósea.

Se han estudiado diferentes factores de riesgo, así como enfermedades y medicamentos  que se consideran causantes de la osteoporosis.

Entre los más importantes se encuentran:

  1. Sexo, edad y raza: Tiene más probabilidad de sufrir una fractura una mujer posmenopáusica de raza blanca.
  2. Menopausia precoz y deficiencia de estrógenos en la premenopausia: La supresión de la secreción estrogénica, cuando esta se produce antes de los 40 años, conlleva a una pérdida de masa ósea. Para prevenir la osteoporosis es recomendable indicar un tratamiento de terapia hormonal.
  3. Delgadez: Cuando el IMC es menor a 20, el individuo es delgado por lo que tiene la posibilidad de contraer osteoporosis. El paciente puede presentar a más de la delgadez extrema, trastornos hormonales y la disminución de la absorción de nutrientes que afectan al hueso.
  4. Historia de fracturas previas por traumas leves: Aquellas personas que ya tengan antecedentes de fracturas por traumas leves tienen un mayor riesgo de volver a tener una fractura posteriormente. Se dice también que posiblemente el paciente ya sufra osteoporosis sin diagnóstico. Cuando la persona ha tenido anteriormente una fractura en huesos largos o vértebras la probabilidad de sufrir otra se duplica o triplica.
  5. Antecedentes familiares: En el caso de que la madre o la abuela hayan sufrido algún tipo de fractura ya sea en cadera, muñeca o vértebras tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis.
  6. Sedentarismo: La actividad física influye positivamente en la etapa del crecimiento aumentando la masa ósea, lo que ayudará a mantenerse en su etapa de adulto.
  7. Tabaco: El riesgo de que los fumadores sufran de esta enfermedad se ha aumentado ya que son personas que suelen ser más delgadas y no practican alguna actividad física, todo esto afecta negativamente a la masa ósea.

Existen ciertas medidas de prevención de la osteoporosis y fracturas:

Aquí se pueden revertir los factores de riesgo que se puedan modificar.

  • Ingesta láctica: Lo recomendable es mantener una dieta con un adecuado contenido de calcio. A partir de los 50 años las dosis de calcio aumentan. En el caso de que la persona sea intolerante a la lactosa esta puede tomar productos farmacéuticos que contengan calcio.
  • Otros nutrientes: Es importante tener un buen aporte proteico.
  • Actividad física: El ejercicio es un estímulo mecánico para la adaptación de masa y la estructura esquelética, también disminuye el riesgo de caídas que podrían llevar a tener una fractura. Aquí lo más importante es dejar el sedentarismo.
  • Exposición al sol: La vitamina D ayuda favorablemente a la absorción del calcio a nivel intestinal, y se forma también en la piel a través de la exposición de los rayos ultravioleta. ( GEIOS, 2010)

La osteoporosis es una enfermedad que tiene alta prevalencia, así como también morbilidad, mortalidad que hacen sufrir al paciente, a la familia y a la sociedad. Según datos estadísticos las mujeres son más propensas a padecer esta enfermedad, en cuanto  aumenta la edad proporcionalmente a ésta aumentan las probabilidades de sufrir osteoporosis.

Como se ha mencionado anteriormente, existen factores que son modificables y no modificables, por lo tanto las personas deberíamos concienciarnos y tratar de evitar esta enfermedad dolorosa tomando en cuenta las medidas de prevención mencionadas.

Autora: Patricia Zúñiga Núñez, miembro de AEMPPI ECUADOR

Referencias

Share
Tweet
Share
Share