Tributo a Rozman. Capítulo 4. Intrahistoria del primer trasplante alogénico de médula ósea

Capitulo-4-Rozman-OK.jpg
Imagen: El matrimonio Thomas y Rozman en el castillo del famoso lago de Bled en Eslovenia (mayo de 1998).

Llegados a esta etapa del Tributo a Rozman está fuera de toda duda que estamos ante una de las figuras más influyentes de la Medicina Interna. Esta fama y ascendencia en varias generaciones se la ha granjeado a base de hitos profesionales, como el que nos ocupa hoy: el primer trasplante alogénico de médula ósea.

La intrahistoria de esta intervención tiene su génesis en una publicación del grupo del profesor E. Donnall Thomas (Premio Nobel de Medicina 1990 y director del Fred Hutchinson Cancer Center de Seattle, Washington), en la cual se demostraba la curación de la anemia aplástica grave. Tras leer este artículo el Profesor sintió la obligación de importar esta técnica a “nuestro Servicio”. El primer paso fue enviar por adelantado a uno de sus colaboradores, el doctor Albert Grañena (desaparecido prematuramente en 2013) para que preparara su llegada y estrechara lazos con el equipo norteamericano. Tras aguardar un tiempo prudencial y acreditar que todo estaba listo para sumarse a la investigación, Rozman hacía las maletas para enfrentarse al que sería “el viaje más largo de mi vida”, según sus propias palabras. Un periplo que le llevó en la primavera de 1976 por Buenos Aires (Argentina) y Santiago de Chile (donde participó como conferenciante en un congreso) para más tarde tomar un avión de Canadian Airlines que realizó escala en Lima (Perú) y aterrizar en Vancouver (Canadá), desde donde con un vuelo local alcanzó Seattle: fin de la odisea.

Ya en territorio norteamericano se reencontraba con el doctor Grañena, y bajo la supervisión del doctor Buckner, colaborador más íntimo del profesor Thomas para las tareas asistenciales, realizaban tres aspiraciones de médula ósea (material necesario para el implante en el receptor). Antes de volver a casa, adquirieron en el taller de la Universidad de Washington el instrumental necesario para llevar a cabo esta técnica, todavía no comercializado en esa época.

El 12 de junio de 1976 Ciril Rozman, junto a su grupo, realizaba el primer trasplante alogénico de médula ósea en España. Un antes y un después en la medicina española. Este tipo de procedimiento por el cual una persona recibe células madre (células a partir de las cuales se forman todas las células sanguíneas) provenientes de un donante genéticamente similar, pero no idéntico, no ‘solo’ puede curar la leucemia. Actualmente cada vez más pacientes recurren a ella para superar diferentes enfermedades.

Referencia internacional

Esta ‘aventura’ desembocó en una profunda amistad y el reconocimiento internacional. Tras la estancia en Seattle, Rozman estableció una excelente relación con el profesor Thomas y sus dos principales colaboradores: Rainer Storb y Dean Buckner. Además, su esposa y él mismo tuvieron la fortuna de establecer una auténtica amistad con el matrimonio Thomas.

Por otro lado, la iniciativa, constancia y trabajo llevado a cabo por el Profesor pronto trascendió fronteras. La primera muestra de la influencia de su grupo más allá de las fronteras españolas tuvo su eco en Latinoamérica. En otoño de 1981 realizaron un curso sobre el trasplante de médula ósea en Santiago de Chile. Los ponentes fueron el profesor Thomas, dos norteamericanos de origen chileno, Pablo Rubinstein y Ricardo Sorensen, así como el propio Rozman. A partir de entonces su servicio se convirtió en un centro de referencia mundial, al que acudían numerosos españoles y latinoamericanos para recibir el entrenamiento correspondiente.

Esta etapa fue muy propicia para la curación del cantante Josep Carreras, llevada a cabo en 1987 de forma coordinada por el equipo del Hospital Clínic y el de Seattle.

Share
Tweet
Share
Share