“La analgesia neuroaxial no aumenta la incidencia de cesáreas ni lentifica el parto”

Analgesia.jpg

A través del título Casos clínicos en anestesia obstétrica, los profesionales de la especialidad tendrán acceso a 13 casos clínicos completamente desarrollados y que responden a las situaciones clínicas más comunes registradas en este ámbito. Para la elaboración de este manual, a la venta desde el pasado mes de octubre, se contó con la participación de un destacado grupo de especialistas internacionales, bajo la coordinación del Dr. Manuel A. Gómez Ríos, especialista en anestesiología en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña. El propio Gómez-Ríos es el encargado de explicarnos los porqués que señalan a esta obra como una herramienta fundamental para los residentes y especialistas en esta área.

-Conecta Elsevier (C.E.): ¿A quién se dirige Casos clínicos en anestesia obstétrica y cuál es su objetivo?

Manuel Ángel Gómez-Ríos (M.A.G.R.): Esta obra está dirigida a todo profesional sanitario dedicado a la paciente obstétrica, a la medicina perinatal y a otras subespecialidades relacionadas. Se incluyen anestesiólogos, obstetras, matronas, enfermería de quirófano y salas de hospitalización así como aquellos que todavía están en periodo de formación.

-C.E.: ¿Qué referencias editoriales tiene la obra? ¿O hablamos de un título pionero en la materia?

-M.A.G.R.: Existen diferentes tratados que versan sobre esta subespecialidad de la anestesiología. Sin embargo, Casos clínicos en Anestesia Obstétrica ha sido concebida para abordar, mediante un contenido riguroso y actualizado, situaciones clínicas frecuentes mediante un formato más práctico, claro y funcional, lo que hace que su lectura sea amena  y útil para el profesional.

-C.E.: ¿Cuáles son los principales aportes teóricos y prácticos de esta obra de cara al ejercicio diario del profesional?

-M.A.G.R.: Esta obra ha sido elaborada por un equipo internacional de autores constituido por expertos de referencia a nivel mundial en anestesia obstétrica. Su clara orientación a la práctica clínica, a través de la presentación de casos clínicos, y el posterior desarrollo riguroso y completo de la materia a modo de revisión de cada tema, proporciona una herramienta de consulta valiosa, a la vez que contribuye al aprendizaje, fomentando  la adquisición de nuevos conocimientos y la puesta a prueba de los ya existentes.

“Esta obra proporciona una herramienta de consulta valiosa, a la vez que contribuye al aprendizaje, fomentando  la adquisición de nuevos conocimientos y la puesta a prueba de los ya existentes”

-C.E.: El prólogo lo firma el especialista Krzysztof Marek Kuczkowski, y una de sus últimas frases reza: “Esta obra mejorará aún más la relación médico-paciente”. ¿En qué modo lo hace?

-M.A.G.R.: Quizá, lo apropiado sería que esta pregunta fuera contestada por el propio Dr. Kuczkowski. “Cuanto mayor es el conocimiento, más grande es el amor”, decía Paracelso. Creo que esta sentencia es aplicable a la anestesia obstétrica ya que los profesionales que nos dedicamos a la misma tenemos una gran estima a esta especialidad. En este sentido, el objetivo de este libro es ahondar en el conocimiento en este campo, lo que puede optimizar la calidad de la asistencia a la paciente obstétrica.

-C.E.: En 1847 el obstetra escocés James Young Simpson administró la anestesia obstétrica “moderna” para el parto vaginal por vez primera. Han pasado 170 años ¿en qué momento se encuentra -avances, académico, reconocimiento- la especialidad?

-M.A.G.R.:  Los inicios fueron duros ya que existieron importantes discrepancias sobre la pertinencia del uso de la anestesia para el parto. Las connotaciones religiosas que tenía el dolor por aquel entonces, así como las posibles repercusiones de las técnicas sobre el estado materno-fetal centraron el debate. Sin embargo, a pesar de este contexto de inconsistencia científica, la anestesia obstétrica se convirtió en práctica médica habitual gracias a la demanda de “parir sin dolor” de la propia sociedad. Desde entonces, de forma progresiva, el apoyo científico, además del social,  se convirtió en incuestionable. Hoy en día la anestesia obstétrica es una especialidad reconocida dentro de la anestesiología.

-C.E.: ¿Qué hitos médicos han sido fundamentales a lo largo de estos 170 años para alcanzar los niveles de seguridad actuales?

-M.A.G.R.: Los principales hitos son la introducción de los agentes inhalatorios, lo que significó el inicio, la administración de opioides y la realización de técnicas neuroaxiales y su perfeccionamiento para la analgesia obstétrica, así como los avances en el conocimiento de su repercusión en el trabajo de parto y en el feto.

-C.E.: La anestesia obstétrica no deja de tener un alto riesgo: expone al anestesiólogo a situaciones médico-legales peligrosas, además de asumir el reto del cuidado de dos pacientes: madre y feto. ¿Cuáles son los principales ‘peligros’ a los que se enfrenta el profesional en la ‘hora H’?

-M.A.G.R.: El tratamiento de la paciente obstétrica implica auténticos desafíos para el anestesiólogo. Es necesario tener siempre presente que toda actuación médica sobre la gestante, habitualmente una paciente joven sin patología, puede tener repercusión sobre el feto además de sobre la propia madre. Además, habitualmente implica abordar situaciones imprevisibles y de extrema emergencia. Todo ello hace necesario que la intervención del profesional sea precisa y adecuada según el contexto. De ahí la importancia de obras como la que nos ocupa, que pueden contribuir a facilitar la toma de decisiones en circunstancias clínicas extremas.

“El tratamiento de la paciente obstétrica implica auténticos desafíos para el anestesiólogo. Es necesario tener siempre presente que toda actuación médica sobre la gestante, habitualmente una paciente joven sin patología, puede tener repercusión sobre el feto además de sobre la propia madre”

-C.E.: ¿En qué casos no es recomendable la analgesia obstétrica?

-M.A.G.R.: La analgesia obstétrica es recomendable en todos los casos ya que el dolor durante el trabajo de parto tiene importantes repercusiones fisiológicas nocivas, no solo para la madre, sino para el propio bienestar fetal. Otra cosa es que una gestante presente contraindicaciones para el uso de una técnica analgésica específica que haría aconsejable optar por otra diferente. Existen múltiples alternativas, farmacológicas (neuroaxiales y sistémicas) y no farmacológicas, siendo las primeras las más efectivas.

-C.E.: Arranca un parto: ¿Cuál es la labor del anestesiólogo obstétrico antes, durante y después? ¿Qué relación/colaboración guarda con el obstetra, la matrona y el neonatólogo?

-M.A.G.R.: Su labor abarca la evaluación y el manejo anestésico de la mujer durante la gestación, el periparto y el perioperatorio. Su papel se encuadra dentro de un abordaje multidisciplinar que incluye a los profesionales a los que hace referencia y, en ocasiones, a otros dedicados a otras especialidades, como en el caso de la atención de pacientes con comorbilidades. Una comunicación adecuada y fluida así como un trabajo en equipo efectivo entre todos ellos son necesarios para garantizar el mejor resultado materno-fetal.

“Una comunicación adecuada y fluida así como un trabajo en equipo efectivo entre todos ellos son necesarios para garantizar el mejor resultado materno-fetal”

-C.E.: A nivel formativo, ¿qué ‘habilidades’ se requieren en un profesional de estas características?

-M.A.G.R.: Un anestesiólogo obstétrico debe reunir, además de todas las habilidades comunes de la especialidad de Anestesiología y Reanimación, otras tantas específicas. Especial relevancia tiene el tratamiento de la vía aérea obstétrica. La gestante presenta características especiales que condicionan que la intubación orotraqueal revista mayor dificultad que en la población general. El aumento del uso de la anestesia regional hace que cada vez sea más difícil adquirir la competencia específica necesaria. Por ello, la simulación clínica juega un papel relevante en la adquisición de habilidades en aspectos como este.

-C.E.: En el ejercicio práctico, la analgesia epidural es el método más efectivo para aliviar el dolor de parto. ¿Qué tiene que decir a esas voces que afirman que lentifica el parto?

-M.A.G.R.: Hay que decir al respecto que actualmente existe evidencia sólida de que la analgesia neuroaxial moderna con bajas concentraciones de anestésico local, incluso instaurada precozmente en el primer estadio, no aumenta la incidencia de cesáreas ni lentifica la progresión del trabajo de parto, pese a que prolonga levemente el segundo estadio.  Así lo indican diferentes revisiones recientemente publicadas. Además, con respecto a la analgesia sistémica, se asocia a mejores índices de bienestar neonatal, por lo que la analgesia epidural no debe ser retrasada a la espera de una dilatación cervical mayor.

-C.E.: Para acabar, ¿Podría señalarnos cuáles son los grandes retos de futuro de la anestesia obstétrica?

-M.A.G.R.: Los principales retos continúan centrándose en perfeccionar la eficacia y seguridad de las técnicas analgésicas y anestésicas para contribuir a que el parto sea una experiencia plenamente satisfactoria.

Toda la información sobre esta obra en nuestra tienda. Pincha aquí 

Curriculum Vitae

El Dr. Manuel Ángel Gómez-Ríos es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela, anestesiólogo en el Complejo Hospitalario Universitario de  A Coruña, así como director del grupo de investigación ‘Anestesiología y tratamiento del dolor’, del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC).  Gómez-Ríos es autor de diferentes publicaciones de relevancia, centradas fundamentalmente en el campo de la anestesia obstétrica, vía aérea difícil y dolor agudo postoperatorio; y editor y revisor de múltiples revistas internacionales de Anestesiología. Su experiencia en investigación abarca 10 años en Hospitales de tercer nivel.

Share
Tweet
Share
Share