Reseña bibliográfica: ‘Pediatría esencial. Nelson’ (VII edición)

Nelson_pediatria.jpg

Este mes os traigo una nueva reseña de un libro de la editorial Elsevier. En este caso, buscando entre los volúmenes disponibles de la casa, me llamó la atención el Nelson de pediatría esencial que va ya por su séptima edición.

Como siempre, empezaré hablando sobre los materiales que lo conforman. El tomo es de tapa blanda y el papel es, a mi parecer, un poco más fino que el de los libros de texto que he reseñado anteriormente, si bien es posible que sea una impresión mía y en realidad el grosor sea el mismo. Estos materiales hacen que el tomo de 750 páginas no sea un armatoste y sea fácil de manejar a la hora de desplazarnos para estudiar. Si bien esto es muy cómodo, ya he expresado mi queja con respecto a los libros en edición rústica, pero como siempre digo, ésta es una manía personal mía que no afecta en absoluto a la calidad del texto, que es lo importante.

El libro se divide en 26 secciones y un total de 204 capítulos que tratan desde la ética de la profesión pediátrica y su posición en la sociedad, hasta trastornos psicológicos pasando por todos los aparatos y sistemas del cuerpo, tratándolos por especialidades: Oncología, enfermedades reumáticas, endocrino, cardiovascular, etc.

En todas las secciones de carácter médico/clínico se describe, primero, cómo realizar una evaluación correcta del individuo para la especialidad en concreto, así como un pequeño resumen del funcionamiento del aparato o sistema. Así, por ejemplo, en el caso de una evaluación endocrina del eje hipotálamo-hipofisario, se describe el funcionamiento básico del sistema, acompañado de dibujos explicativos para mejor comprensión del texto. Después de la valoración, pasan a tratarse las enfermedades más importantes en pediatría de ese aparato o sistema.

Para cada enfermedad o grupo de enfermedades descritas en el capítulo, se desarrolla su etiología, epidemiología, manifestaciones clínicas y sus posibles tratamientos, así como complicaciones y los diferentes tipos de pruebas tanto químicas como de imagen de cara a confirmar la enfermedad.

Es de destacar, además, el sinfín de cuadros “resumen” en los que se describen enfermedades que no pueden ser incluidas en el tema pues harían la extensión del libro infinita, estos cuadros también incluyen claves para el diagnóstico diferencial de la enfermedad como los síntomas o los niveles hormonales, talla baja por ejemplo, y su tratamiento dependiendo de los motivos para dicho trastorno.

Me gustaría también recalcar de nuevo que el libro no se limita sólo a describir enfermedades, sino que le da importancia al individuo como persona, esto lo hace dedicando secciones enteras a la nutrición y sus trastornos, al adolescente y su desarrollo psicológico si éste se ve incluido en una minoría social como podría ser la homosexualidad o a los trastornos conductuales del infante. Estas partes nos describen cómo debemos lidiar con un individuo que presenta alguna alteración en este aspecto sin necesidad de recurrir a la psiquiatría.

El tomo dispone, además, de contenido adicional en el Student Consult que le permite acceder a una versión online del libro y a un formato ebook, por si no deseara cargar con el volumen original por el mundo.

Si tuviera que ponerle una pega al contenido del libro, al igual que en el volumen reseñado en el mes anterior, sería la falta de preguntas de repaso o problemas para que el alumno se prepare para su examen, de todas formas es un problema menor que es fácilmente solucionable recurriendo a exámenes de años previos del mismo profesor.

Share
Tweet
Share
Share