Reseña bibliográfica: Introducción a la medicina clínica (III Edición)

Introduccion-a-la-medicina-clinica.jpg

Escrito por F. Javier Laso Guzmán, es la nueva edición de lo que fue el manual de Patología general: Introducción a la medicina clínica.

Este libro es especial, es uno de esos que cuando llegan a tus manos, sientes que de verdad estás estudiando lo que te gusta, lo que te motiva a continuar. Te inicia en la medicina clínica; en los estudios de lo que, realmente, será tu futura profesión.

Después de dos ediciones, tras la primera publicada en 2004, llega otra edición con muchas novedades. Destapando su tapa blanda, encontramos en el reverso el código de activación de student consult, una herramienta on-line que nos permitirá acceder a contenidos extra del libro.

Para aquellos que tengan los fundamentos de biología celular y molecular un poco abandonados, decirles que en el student consult encontrarán un capítulo electrónico, que no hay en formato papel, que les ayudará a reforzar esos conocimientos.

Lo primero que encontramos en este libro es un Glosario de siglas en inglés, pues aunque parezca una tontería, ¿cuántas veces has confundido siglas por pensar que tenían otro significado?

A continuación, los contenidos están divididos en 10 partes, con varios capítulos cada una: generalidades, patologías, hematología, reumatología…

Una de las cosas que más me gustan de este libro son las tablas que tiene, pues resumen lo principal de algunas partes de cada capítulo y sirven muchísimo para aquellos que tengan una memoria más fotográfica. Yo, que estudio copiando lo más importante en un folio, agradezco las ayudas que se ofrecen en este tipo de ejemplares, en los que podemos encontrar al final de cada capítulo, un cuadro resumen con los puntos clave de cada uno, destacado en color.

A partir del capítulo 4, que es cuando empieza a tratar sobre patologías, encontramos algo que me llamó mucho la atención, unos algoritmos diferenciales de diagnóstico en forma de esquemas muy visuales y que también hallamos de forma digital en la plataforma student consult. De esta forma, aunque no llevemos nuestro libro a estudiar a la biblioteca (por motivos de peso que todos entendemos), podremos seguir disponiendo de los gráficos así como de todas las imágenes que hay en el libro.

Al final de la obra nos topamos con un apéndice con nada más y nada menos que la friolera cifra de 38 casos clínicos con fotografías reales, radiografías, exámenes microscópicos, electrocardiogramas, frotis, TACs, RMs…. En formato papel sólo tenemos la descripción de los casos con los datos de “exploración física”, “exploraciones complementarias iniciales” y, en algunos casos, “evolución”. En cambio, en formato digital, en la plataforma student consult,tendremos, además, el análisis y la resolución razonada de los casos. De esta manera, será muy sencillo acceder a estos casos desde cualquier dispositivo con internet para intentar resolverlos, tanto solos como en grupo.

En pocas ocasiones encontramos libros tan completos y didácticos para el estudiante de medicina.

Estamos acostumbrados a ver ejemplares como el Farreras para Medicina Interna, pero hacen falta también libros que estén más encaminados a enseñar, más que a ser simplemente un diccionario de patologías.

En mi opinión, es un gran libro para aprender a razonar y tener claros los puntos más importantes, porque, como dijo una vez un gran profesor mío: no hay un número determinado de enfermedades, sino tantas como personas.

Share
Tweet
Share
Share