Puntos clave para elegir el mejor destino para tu erasmus

Erasmus.jpg

El Erasmus forma parte de la experiencia universitaria de una gran parte de la comunidad estudiantil; es algo que la mayoría tenemos en mente incluso antes de comenzar la carrera. Sin embargo, en el caso de medicina hay varios parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de decidir nuestro lugar de destino.

El idioma

En primer lugar, el idioma del país. Sí, obvio, pero en este caso cobra más importancia. No sólo por las clases y la vida diaria, sino principalmente porque estamos hablando de la lengua en la que los pacientes se van a comunicar contigo, la mayor fuente de información que vas a tener. Es una herramienta esencial, y por tanto puede resultar angustioso el no ser capaz de comunicarse con una persona enferma que habla un idioma que desconoces.

Esto, sin embargo, depende de lo que vayas a cursar en el Erasmus. Si tu estancia va a ser sólo de ámbito quirúrgico, probablemente no tengas problema con el idioma si el hospital es grande ya que podrás comunicarte en inglés con los cirujanos y el personal de quirófano.

El curso

La carrera de medicina cambia radicalmente a partir del tercer curso: las asignaturas, la manera de estudiar y el contacto con el hospital. Por ello quizás sea más interesante irse a partir de cuarto como hace la mayoría de estudiantes, ya que pasamos de las asignaturas preclínicas a las clínicas y a la teoría de las distintas especialidades se unen sus correspondientes prácticas, que probablemente sean la parte que más se beneficie de nuestra estancia en el extranjero.

No hay que tener prisa por salir fuera, si algo bueno tiene estar en una carrera de 6 años es que no hay que condensar todo lo que quieres hacer en “sólo” 4 años.

Personalmente, he decidido marcharme en quinto porque quería vivir la experiencia de ir a la universidad con clases en otro idioma y éste era el año en el que podía hacerlo teniendo ya la experiencia del curso anterior en el mundillo del hospital (ya que en sexto sólo tenemos el rotatorio clínico durante todo el curso y el TFG).

El papel del estudiante en el país de destino

Si decides irte de Erasmus, que sea a un sitio en el que vayas a aprender y a hacer más que en tu facultad de origen. Bien sea investigando en foros o preguntando a compañeros de facultad que hayan estado allí en años anteriores, es muy importante enterarse de qué hace un estudiante de medicina en el lugar que tienes en mente, qué competencias tiene y en cuántas cosas le permiten intervenir. Así sabrás si vas a tener la oportunidad de adquirir experiencia en el ámbito clínico.

Estos son los tres parámetros que considero fundamentales a la hora de escoger entre la oferta de destinos erasmus de nuestra universidad, aunque depende de las prioridades que se tengan en cada caso. Si consideráis que hay más puntos que deban tenerse en cuenta, podéis comentarlos debajo de este artículo.

Y tú, ¿ya tienes pensado a dónde te vas a ir?

Share
Tweet
Share
Share