Las Academias de alumnos internos, ¿cómo funcionan?

ACDEMIA-ALUMNO-INTERNO.jpg

Hoy quiero hablaros de las Academias de Alumnos Internos. Es muy probable que en vuestras facultades exista la figura del alumno interno de un departamento, que suele ser un puesto ligado a la clínica o la investigación que permite al estudiante acercarse a ese trabajo de primera mano.

Cuando esos estudiantes, que comparten inquietudes diversas y comunes, aúnan su trabajo y deciden asociarse, nace la Academia.

Actualmente hay en España tres Academias de Alumnos Internos: ValladolidGranadaSalamanca. La Academia de Alumnos Internos de Medicina de Valladolid es una asociación muy especial, ya que nació en 1897, lo que la convierte en la asociación estudiantil universitaria más antigua de España. Granada comenzó su camino hace ya tres años y Salamanca anunció su creación hace unos poquitos meses.

¿Cuál es la función de estas Academias?

En su propio nombre encontramos la respuesta, pues una “academia” es una institución dedicada a promover la ciencia y la cultura siempre desde un estricto punto de vista objetivo y riguroso. Esto se materializa en las múltiples actividades que cada Academia lleva a cabo, que abarca un amplio campo.

Valladolid, por ejemplo, requeriría de un amplio artículo para ella sola. Son los encargados de gestionar las prácticas clínicas de los alumnos internos en los diferentes hospitales, laboratoriosdepartamentos, de realizar las pruebas de acceso y selección de candidatos, y de un sinfín de cursos y talleres formativos abiertos a todo el alumnado. Una tarea compleja que gracias a sus largos años de experiencia realizan de la mejor forma posible.

Granada es joven pero no por ello menos activa. A parte de talleres y conferencias abiertas y de su labor como enlace de todos los internos, ha realizado ya dos ediciones del Congreso de Estudiantes de Investigación Biomédica (CEIBS) que ha servido para que Valladolid y Granada se asocien y conozcan mutuamente, para ampliar el concepto de Academia y poder darlo a conocer al resto de facultades nacionales. También colaboran con la revista Archivos de Medicina Universitaria(AMU), creada por estudiantes de medicina, que quiere servir como primera plataforma de publicación para los alumnos investigadores, para lo cual se encuentra indexada en las bases de revistas científicas, de modo que cuenta como publicación curricular.

Precisamente, a raíz de este contacto Valladolid-Granada estamos viendo como poco a poco surgen más Academias en España. El objetivo es que cada facultad tenga su Academia de Alumnos Internos y poder, de ese modo, llegar a forma una amplia red de estudiantes que desean llevar más allá sus inquietudes.

Comité Organizador II CEIBS

Y es que una Academia, en esa labor esencialmente divulgativa, no debe quedarse en los aspectos meramente técnicos (que son su base esencial, por supuesto), sino que debe promover que ese conocimiento y esa inquietud se comparta y se creen redes de trabajo, colaboración y, por qué no, de amistad.

En el complejo mundo en el que nos desenvolvemos cada vez es más importante la colaboracióncon otros compañeros y disciplinas para poder avanzar. Las Academias pueden jugar ese rol tanto dentro de cada una, poniendo en contacto a alumnos, investigadores, profesores y profesionales, como permitiendo saber que en una ciudad lejana otro grupo de personas está también deseando ayudarte.

Es un complemento a la formación que va mucho más allá. Permitir a un estudiante que desde el seno de la universidad vivan de primera mano la posibilidad de comenzar a investigar, a publicar, a hacer que esos trabajos cuenten desde el principio, a involucrarse en una red amplia o llegar a gestionarla… Creo firmemente que es una oportunidad que nadie debería dejar pasar.

He tenido la inmensa suerte de formar parte de todo este proceso en Granada desde su comienzo. Lo único que puedo decir es gracias a todas las personas que he conocido y con las que he trabajado desde el principio. Como he dicho, no solo de Granada, sino de Valladolid, de Cádiz, de Málaga, de Salamanca, de Santiago, de Madrid…

Os invito a todos a que os mováis con vuestras inquietudes y que, si no existe aún, fomentéis la creación de Academias de Alumnos Internos en vuestras facultades y viváis esta gran aventura. Creedme, no os arrepentiréis.

Share
Tweet
Share
Share