Estancias Prácticas en hospitales del extranjero

Practicas-Hospital-Extranjero.jpg

Para todos aquellos que penséis que estudiar Medicina no sólo es ir a clase o prácticas… aquí tenéis algo que os puede interesar… Estancias Prácticas en hospitales del extranjero.

Para los que aún estéis pensando ¿qué es eso? os aclaro… realizar un mes de rotación en un hospital del extranjero.  A la ganancia que obtienes a la hora de aprender de la práctica clínica le sumas el aprender de otra cultura, de otra forma de trabajar, de otros estudiantes de medicina… así como practicar otro idioma en el caso de que vayas a un país de habla no hispana.

Hoy en día las facilidades son enormes: no sólo hay asociaciones que te ayudan a ponerte en contacto con el hospital de destino o a guiarte a la hora de hacer los trámites sino que también las comunicaciones hoy en día son más sencillas a la hora de poneros en contacto con médicos de otros países.

El procedimiento puede ser de dos tipos:

1) a través de asociaciones tipo IFMSA que según la facultad de Medicina donde estudies  tienen unos destinos y unas plazas limitadas para cada destino

2) elegir el hospital en el que quieres realizar la estancia práctica y ponerte en contacto con algún médico que te acepte en el Servicio por el que quieras rotar. Aunque esta segunda opción parece un poco más complicada porque te tienes que “buscar la vida” os puedo asegurar que después no es tan horrible como parece.

Los que tengáis la opinión que todo esto es una excusa fácil para hacer turismo… no podéis estar más equivocados; es cierto que puedes aprovechar, cómo no, para visitar otro país pero… siempre y cuando sea en horario no laboral. El horario normal en una estancia práctica es levantarse pronto, llegar a la sesión de primera hora de la mañana en el caso de que haya y estar en el hospital hasta que se termina la labor asistencial de cada día.

Al ser todavía estudiante, la estancia será más observar que poder hacer cosas por ti mismo. A pesar de esto,  si tienes disposición de aprender, estate seguro de que aprenderás muchísimo.

Añadir a todo lo anterior que una vez terminado el día y regreses al lugar donde te hospedes, en la mayoría de las ocasiones debes de consultar las dudas que te hayan surgido, aprender vocabulario nuevo, repasar  enfermedades que hayas visto, procedimientos… De este modo, al día siguiente puedes estar preparado para entender todo lo que no hayas entendido previamente y estar más atento durante tu estancia en el hospital.

En mi opinión, es una muy buena experiencia que todos los futuros médicos deberíais probar. Os enriquecerá tanto profesionalmente como personalmente.

Share
Tweet
Share
Share