Día Mundial del libro, la celebración de algo que ya no reconocemos

IMG-20170318-WA0082.jpg

Cada Año, la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization (UNESCO) manifiesta la necesidad de celebrar el Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor tratando de motivar a las nuevas generaciones a que no olviden  que además del celular y los juegos de vídeo existen hojas de papel que tienen un grupo de ideas que fueron plasmadas por hombres y mujeres iguales a nosotros y que en algún momento esperaron que produzcan en sus lectores emociones y sentimientos.

Qué pasa ese 23 de abril, y por qué ese día se celebra el Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor, ese día es glorioso para la literatura ya que muere uno de los más grandes autores Miguel de Cervantes y cómo no mencionar al inglés que enamoró al mundo con ‘Romeo y Julieta’, William Shakespeare que también pasa a la historia ese día. Y no solo se conmemoran muertes, sino que ese día nacen otros enigmáticos creadores de literatura como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Para traer a colación del porqué del título, mientras navegaba por internet buscando ideas para estas líneas, hubo un artículo del 2016 de José Ignacio Manzaneque Jiménez publicado en el Periódico ‘El País’ donde es escalofriante el dato de que dos de cada tres españoles no leen ni un libro al año. Si nos desplazamos a Colombia observamos que según la ‘Encuesta de Consumo Cultural Dane 2014’ un colombiano promedio lee 4,8 libros al año, pero un dato más interesante aun es que según la Encuesta latinoamericana de hábitos y prácticas culturales de 2013′, presentada en marzo del año anterior, el 42 % de las personas que viven en Centro y Suramérica aseguraron no haber leído nunca por ocio o interés personal en el último año. Con esta información se puede suponer que nos estamos olvidando de sentarnos al pie de un árbol y sentir el aroma a nuevo de un libro acompañado de una taza de chocolate y una historia de amor, terror o suspense para pasar la tarde.

El 23 de abril no es un día mas, es un día para reflexionar y darnos cuenta del mundo en donde estamos, tal vez si una persona empieza a leer no pase nada, pero si todo un país empieza a hacerlo, y no porque lo obliguen sino por gusto, en muy poco tiempo empezaremos a observar el cambio y el avance de una población que tanto lo necesita.

Autor: Diego Mauricio Bados Enríquez, estudiante de VIII Semestre Medicina en la Universidad del Tolima

Miembro de la Asociación de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina de Colombia-ASCEMCOL

Share
Tweet
Share
Share