The Challenge. ClinicalKey Student: caso clínico 7

The_Challenge_CK_student_Casoclinico-7_1200x436.jpg

Nueva entrega de nuestra serie The Challenge. Desde Elsevier queremos poner a prueba vuestros conocimientos médicos pero, sobre todo, vuestra fiabilidad a la hora de diagnosticar. Os proveemos de pistas, una breve presentación del paciente, la intrahistoria de su afección e imágenes de las pruebas médicas. Para la resolución de esta tarea no estás solo, cuentas con un aliado de excepción: ClinicalKey Student, la plataforma de aprendizaje de nueva generación. Tu 'Dr. Watson' particular con las últimas ediciones de los títulos de referencia de Elsevier, vídeos y miles de imágenes médicas, ¡accesible en cualquier momento y lugar (on y offline)!

Caso clínico 7

Caso clínico 7 ClinicalKey StudentLa vuelta al trabajo tras las vacaciones está llena de sensaciones y ayer, mi primer día, me acordé de Isabel y de la última vez que nos vimos, antes del verano. Recuerdo que una mañana yo entraba por la puerta principal del edificio y me crucé con ella que salía con prisa, tanto que me hizo una señal indicándome que hablaríamos más tarde. Percibí cierta crispación en su cara y en el ascensor le pregunté a María, una de sus colaboradoras más estrechas, si le ocurría algo. Me respondió que tenía una cita médica. Al ver mi cara de extrañeza me respondió: “cosas de chicas”.

Como no recibí esa llamada, al cabo de unos días me puse en contacto con ella y me contó que desde hacía más de dos meses tenía lo que había considerado un “pelo infectado” en la región inguinal derecha. Un día casualmente se lo comentó a Juan, el médico de la empresa, que tras explorarla detectó la presencia de una adenopatía única, indolora, firme y de consistencia elástica, aconsejándole que se realizara una analítica. Ese día, cuando nos encontramos en el vestíbulo, acababa de consultar el resultado de las pruebas en el móvil y se dirigía a Urgencias. Me dijo que no se le había ocurrido que ese hallazgo tuviera relación con los episodios de prurito generalizado o de sudoración nocturna que había padecido últimamente sin causa aparente. Estaba de baja laboral y con una agenda llena de pruebas diagnósticas.

Hoy al salir de una reunión que tenía delante del despacho de Juan, nuestro médico, he pasado a saludarle tras las vacaciones. La pantalla de su ordenador estaba ocupada por una imagen que le había enviado Isabel.

¿Qué diagnóstico de sospecha sugiere la combinación de adenopatía, sudoración nocturna y prurito generalizado ocasional?

Descubre la respuesta

Clic aquí

Comprueba si tienes ClinicalKey Student en tu universidad

Clic aquí
Share
Tweet
Share
Share