Atlas de Anatomía Humana

9788490229491_cover_0800-1.jpg

Estás en el Anatómico-Forense de tu Facultad para dar las prácticas de Anatomía. Entras dentro por primera vez, curioso por saber qué te vas a encontrar. Ya has ojeado el Netter, así que sientes confianza en ti mismo para identificar las estructuras que en él aparecen. Los que ya hayáis estado sabréis que es complicado identificar las estructuras más pequeñas al principio, pese a que los esquemas de los atlas anatómicos clásicos son excelentes.

No os preocupéis, este libro os vendrá a la perfección.
El “Atlas de Anatomía Humana: Estudio fotográfico del cuerpo humano” es obra de los Drs. Johannes W. Rohen, Chihiro Yokochi y Elke Lütjen-Drecoll. Podéis encontrarlo tanto con tapa blanda como dura. Consta de 548 páginas, divididas en 8 capítulos, dedicadas al estudio de la anatomía en cadáveres reales, y en cuyo interior podéis encontrar disecciones muy precisas de todas las áreas del cuerpo humano.

Pero no sólo eso, el Rohen-Yokochi cuenta además con multitud de dibujos esquematizados que te ayudarán a comprender mejor las fotos, consiguiendo una visión más clara y didáctica tanto de huesos, como músculos, así como de las ramas vasculonerviosas más importantes. De este modo, se facilita la comprensión a la hora de estudiar las fotografías en detalle.

Presenta, además, descripciones de las distintas estructuras anatómicas así como imágenes de resonancias magnéticas (RMN) radiografías (Rx) y tomografías computerizadas (TC) que puedes superponer a los cortes reales de la misma región para ayudarte en su aprendizaje.

En la situación actual de la enseñanza en ciencias de la salud, a menudo encontramos los servicios saturados y masificados. Ocurre lo mismo en los anatómicos. Por una parte, el número de alumnos aumenta cada año, y por otra, nos encontramos una gran carencia de cadáveres humanos destinados al estudio en muchas de nuestras facultades. Al final, esto conlleva a que cada vez se tenga un menor acceso al material anatómico necesario para entender la estructura de nuestro cuerpo.

En ello radica la importancia de este atlas fotográfico. Si bien es cierto que una imagen no puede reemplazar una práctica real, la gran calidad de las disecciones y el cuidado que sus autores le han puesto a la elaboración de cada uno de sus planos hacen mucho más efectivo el estudio de la anatomía humana, que empleando únicamente esquemas clásicos.

Por último, y en mi opinión, este atlas de anatomía es excelente para usarlo en conjunción con otro clásico, como pueden ser el Netter, el Sobotta, o incluso Anatomía de Gray, pues con ello conseguirás entender de forma clara y concisa el estudio anatómico, así como su identificación en un cadáver real.

Share
Tweet
Share
Share