¡12 consejos para ahorrar (mucho dinero) durante la carrera!

12tips.jpg

En tu último año en la universidad podrás mirar atrás y darte cuenta de lo mucho que  has aprendido. Comprobarás que has invertido miles de horas observando a otros médicos y aprendiendo (con suerte) cómo salvar vidas. Pero lo que no te enseñarán jamás es a ahorrar dinero. Cualquiera que sea tu ingreso actual, probablemente no dé para mucho. Los ideólogos del ‘Manual de supervivencia’ para estudiantes de Medicina, auténticos survivors, supieron ahorrar en todo menos en lo esencial, los libros de texto. ¡Y sin perderse toda la diversión! Hoy comparten con todos vosotros sus consejos:

¡¡Sobrevive a Medicina!!

¿Novato en Medicina? ¿Te asaltan a cada minuto decenas de dudas y preguntas? ¿Quieres aprender a sobrevivir en esta carrera y reírte de la ansiedad? Click en la imagen. Tu ‘Manual de supervivencia’ te espera. ¡Es gratis!

En tu ultimo ano en la universidad podrás mirar atrás y darte cuenta de lo mucho que has aprendido. Comprobaras que has invertido miles de horas observando a otros médicos y aprendiendo (con suerte) como salvar vidas. Pero lo que no te ensenaran jamás es a ahorrar dinero. Cualquiera que sea tu ingreso actual, probablemente no dé para mucho. Los ideólogos del ‘Manual de supervivencia’ para estudiantes de medicina, auténticos survivors, supieron ahorrar en todo menos en lo esencial, los libros de texto. ¡Y sin perderse toda la diversión! Hoy comparten con todos vosotros sus consejos:

  1. Invierte en una cafetera, y úsala. Los economistas afirman que para el estudiante de medicina promedio una cafetera tiene un retorno de inversión del 683% y un periodo de recuperación de 2 meses.
  2. Ponte un presupuesto. Hay muchas tentaciones: viajes, fiestas, quedadas sorpresa, comidas en la cafetería de la universidad… es importante que te fijes un presupuesto mensual y que no lo superes nunca.
  3. Vender por internet. Hay cientos de aplicaciones para ello. Esos patines que ya no te sirven, ese abrigo que te queda pequeño, o esa serie de DVDs que no piensas volver a ver. ¡Todo se puede transformar en cash!
  4. Acude a todas las ferias para estudiantes. Estos lugares son fabulosos para adquirir bolígrafos y cuadernos gratis.
  5. Ahorra en transporte. Parte del presupuesto mensual se evapora aquí. Estudia las diferentes alternativas de tu ciudad (tren, metro, autobuses, bicicleta, abonos mensuales, billetes combinados o diarios)
  6. Comparte coche. Si tienes que desplazarte a clase en coche, busca compañeros que hagan tu ruta y podáis asumir los gastos de gasolina en común.
  7. Comparte piso. Si te toca desplazarte de ciudad, no lo dudes ¡comparte piso! Es bueno para tu bolsillo, para socializar y, además, te ayudara a madurar y ser más responsable y organizado.
  8. Comida casera. Ya hemos comentado que una buena alimentación es básica para tener buen rendimiento académico. Si vives solo, invierte un poco de tiempo en hacer la compra y cocinar en casa. Si vives con tus padres, no olvides meter el tupper en la mochila si no piensas volver a comer.
  9. Sácate el carnet joven o de estudiantes. Casi todas las universidades y ciudades disponen de carnets para menores de 25 años. Consigue el tuyo y realiza actividades de ocio a un precio reducido o incluso ¡gratis!
  10. La luz no se regala. Estudiar en la biblioteca de la universidad te permitirá ahorrar en el recibo de la luz.
  11. Compra una botella para agua. No te puedes imaginar la cantidad de dinero que puedes ahorrar al cabo de un ano rellenando tu botella en el baño de la facultad sin tener que invertir en una botella nueva cada vez que tengas sed. Metal y vidrio, las mejores opciones.
  12. Cupones gratis. Muchas páginas webs ofrecen cheques descuento para comer, noches de hotel, autobuses, trenes, incluso cortes de pelo. Inscríbete a estos boletines online.