Primero de Medicina: todo lo que tienes que saber

PRIMERO-MEDICINA.jpg

Cuando empecé esta experiencia particular en Generación Elsevier, ya expliqué lo que significa para mí la Medicina, y como la concibo, como forma de servicio y entrega a los demás. Y aunque suena idealista, son las ideas las que mueven el mundo, y Medicina es una profesión que tiene esta definición de base.

Es por ello, que me gustaría recoger de una forma más o menos ordenada y breve, lo que ha sido para mí primero de Medicina.

Cuando entré por primera vez en la Universidad, experimenté una sensación estimulante; por una parte la emoción, la alegría, la ilusión de haber cumplido uno de mis sueños, que es llegar a tener la posibilidad de estudiar lo que siempre he querido y donde he querido: Medicina en la Universidad Complutense de Madrid; y por otro lado, una sensación de desconocimiento, por la nueva ciudad propiamente, por la gente, y por el mundo tan distinto que resulta ser la universidad del colegio. Pero en esos momentos, la ilusión, y las ganas de vivir algo nuevo, inclinaron la balanza a mi favor.

Tras esta fase inicial de adaptación, que dura un tiempo, conseguí centrarme en el curso. Pero es entonces cuando me doy cuenta de toda la materia que llevamos dada, de todas las prácticas realizadas, y del inmenso listado de libros recomendados.

Llega así, un momento crítico en el que es muy importante elegir bien; y digo elegir bien, refiriéndome a cómo organizarse el tiempo, qué apuntes de otros años y compañeros usar como posible contraste, y una de las cosas más importantes: qué libros utilizar como referencia.

Respecto al tiempo de estudio, y uso de apuntes de compañeros, es cuestión muy personal, al menos en mi caso; todo se consigue con el propio rodaje, con el propio paso del tiempo; la experiencia que he tenido me dice que es mejor utilizar apuntes propios, y en caso de duda consultar directamente con los libros, que son la fuente más fiable de información.

A este efecto, conviene decir algunas cosas más: la explicación es sencilla; en mi caso, y en el de muchos otros nuevos alumnos, que no tenemos ninguna referencia familiar, ni conocimiento en el mundo de la medicina, el tema de los libros nos pilla “de nuevas”. Cuando llegan los profesores a la presentación y te dan 8, 10, 15 libros de referencia, surgen bastantes dudas acerca de ello.

¿Qué hacer entonces? Para mí, el método más fácil, para elegir unos buenos libros se resume en varios puntos:

1-      Preguntar a amigos estudiantes de medicina, y compañeros.

2-      Preguntar al profesor

3-      Preguntar a Google

A pesar de que saquemos algo en claro, pasa como en organización, y apuntes; todo consiste en consultar varios libros de la materia que vayas estudiando, y en rodaje personal, puesto que dos libros te pueden decir lo mismo, pero tú puedes entenderlo mejor en uno de ellos.

Y es aquí, en este punto, donde destaco a Elsevier España, editorial española de referencia en publicaciones y libros de Medicina. (Puede verse reflejado en el ranking de empresas 2013).

Pero estos datos, no so son mera estadística sino que realmente son avalados por la gran calidad de sus producciones; en mi breve historial de medicina, he tenido bastantes ocasiones de estudiar y probar libros de Elsevier, los cuales citaré a continuación. He de decir que en todas las ocasiones, he resuelto las dudas.

Empiezo hablando de la Anatomía, asignatura por excelencia, mi preferida, una de las más demandadas en los primeros cursos; en este campo Elsevier cuenta con numerosas publicaciones, de las que destaco las más conocidas, porque se lo ganan a pulso; “Atlas de Anatomía Humana” (Frank Netter)Atlas de disección Rohen-Yokochi, con fotografías de disecciones reales (muy recomendable para los amantes de la Anatomía); y el mítico Sobotta,compuesto por tres tomos muy completos.

Otro de sus fuertes, es el campo de la Fisiología Humana; para mí, es fundamental disponer de un buen libro que recoja a la perfección todos y cada uno de los detalles del funcionamiento del cuerpo humano, ya que es una asignatura básica para en cursos más posteriores, entrar en patología. (Si no conoces el cuerpo sano, no entenderás el cuerpo enfermo).

Aquí destacan varios, entre los que cito Guyton Hall, y Berne y Levy  (el mejor para mí, muy completo y más sintético que el Guyton).

Pasando a otra temática, llegamos a la Biología Celular, donde también es fundamental saber elegir atlas, porque te puede servir y de mucho a la hora de estudiar para los exámenes prácticos frente al microscopio, e incluso para trabajos como exposiciones orales;  en concreto, yo he usado el Kierszenbaum.

Por último, algunos más, dignos de mención, son para mí “Genética médica”de Jorde; y “THOMPSON&THOMPSON” de Nussbaum, R.L.

Con todo ésto, termino planteando una reflexión: es verdad que existen muchos libros de muchas editoriales diferentes, y es verdad que cada uno tiene sus cosas buenas y su calidad individual; pero en mi opinión, y de aquí la reflexión, es importante apostar e invertir en calidad, utilizando libros avalados por una empresa consolidada y líder en su campo, como es Elsevier España.

Share
Tweet
Share
Share