¡Peligro, accidente biológico! La Enfermería se convierte en profesión de alto riesgo

Peligros-enfermeria.jpg

En el año 2014 nacía el Observatorio de Bioseguridad de la Mesa de la Profesión Enfermera de España. Este proyecto, impulsado por el Consejo General de Enfermería y al sindicato Satse, tenía como objetivo medir el grado de implantación y cumplimiento de la normativa sobre bioseguridad en los centros de salud. Recientemente ha publicado su primer informe, y los resultados no pueden ser más contundentes. El 95,8% de los enfermeros encuestados ha sufrido un accidente biológico y más de la mitad de los hospitales españoles carece de medidas de seguridad ante incidentes de esta naturaleza. Y los resultados van a peor: en 2013 hubo 4.619 accidentes; un año después la cifra subió a 5.159 y en 2015, último año registrado, el número total ascendió a 5.560. Y teniendo en cuenta que, según el estudio, ¡el 32% de los accidentes ni siquiera se denuncian!

Los mayores peligros

El mayor riesgo para el profesional se ha detectado en:

-La canalización de vías y la administración de medicamentos. El enfermero se enfrenta hasta a 20 virus potencialmente mortales en estas situaciones cotidianas: hepatitis B, hepatitis C, SIDA…

Medicación peligrosa. Fármacos como los citotóxicos, habituales en el tratamiento del cáncer, con cada vez más empleados. Desde la propia la Unión Europea ya se advierte de la necesidad de disponer de un equipo de protección individual (EPI) y la transferencia en un sistema cerrado si se va a manipular este tipo de medicamentos. El Observatorio señala que solo el 30,1% de los centros y el 48% de los hospitales ha proporcionado material de bioseguridad en gran medida.

Falta de información. El informe estima que solo el 47,2% de los centros sanitarios dispone un protocolo que obligue a la utilización de un sistema cerrado de preparación y administración de medicación peligrosa. Más de la mitad de los centros de salud no ha evaluado los peligros a los que se exponen sus enfermeros, por ejemplo, a la hora de manejar productos citostáticos: desarrollar algún tipo de cáncer, malformaciones o abortos en caso de embarazo. Las cifras podrían ser trágicas, teniendo en cuenta que esta encuesta coincidió en el tiempo con la ‘crisis del Ébola’ en España (un profesional sanitario se contagió) y solo un 22% de los encuestados considera que fueron debidamente informados y equipados.

-Materiales antiguos. En muchos de los centros objeto de estudiohan retirado las agujas convencionales en el 70 por ciento de los hospitales ni en el 86 por ciento de los centros de salud. Además, hay un 2,7 por ciento de hospitales y un 4,2 por ciento de centros de salud que no tienen agujas huecas. Una cifra que, aunque pueda parecer baja, para Rafael Jesús López, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, supone un peligro: “Un solo hospital sin los medidas adecuadas ya supone un riesgo y un incumplimiento”.

Nos encantaría conocer tu opinión y el estado de la bioseguridad en tu país. Te invitamos a que compartas este artículo y nos dejes un comentario. ¡¡Muchas gracias!!