¿Qué entendemos por prescripción enfermera?

Debate-prescrpcion-enfermera.jpg

En nuestro paso por la facultad, nos enseñan los conocimientos necesarios para poder ejercer nuestra profesión de forma adecuada. También nos enseñan unas normas, unos valores y unas actitudes, para ser aplicadas a médicos y al resto del personal sanitario.

Una vez que terminamos la carrera, la realidad cambia. A nivel político, social e institucional vamos adquiriendo ciertos “malos gestos” con nuestros compañeros sanitarios. En este caso, me estoy refiriendo a un avance que afecta a nuestros compañeros enfermeros llamado: prescripción enfermera. La prescripción de los cuidadores. Sobre este tema debaten nuestros embajadores Emilio José Delgado y Marta Roca, ¿vosotros que opináis? Esperamos vuestras impresiones para enriquecer este debate que está abierto.

¿QUÉ ENTIENDES POR PRESCIPCIÓN ENFERMERA?

Emilio José Delgado: La prescripción enfermera no es más que una competencia realizada por enfermeros y aún no reconocida a nivel institucional. Busca poner a disposición del paciente una serie de medicamentos y elementos terapéuticos, que no infieran con la prescripción de otras profesiones, y basado en los conocimientos adquiridos durante su formación universitaria o bien a través de formación complementaria impartida por el sistema sanitario de salud.

No es más que el derecho legal a que los enfermeros puedan recetar cosas “básicas”, a sabiendas de sus efectos, posología, efectos adversos. Todo ello podrá suponer una mejora en el paciente y una mayor efectividad del tratamiento sanitario.

Marta Roca: Antes de informarme más en el tema, entendía por prescripción enfermera laprescripción de productos sanitarios (absorbentes, gasas, vendas, apósitos…) y ya está. Pero por lo visto también abarca la prescripción de medicamentos de libre venta, es decir, cualquier medicamento para el que no te piden receta médica en la farmacia y a los, actualmente, tiene acceso todo el mundo.

Éste último ítem entra un poco en conflicto con mi forma de pensar: si puede acceder a él cualquier persona, ¿por qué hay ciertos profesionales que tienen esa potestad para indicarlos? También se le puede dar el mismo uso sin haber recibido esa formación sanitaria.

Si lo vemos desde el lado contrario, ¿por qué se les atribuye a ciertos profesionales esta potestad si luego la población puede acceder a estos fármacos sin solicitárselo a ellos?

¿A FAVOR O EN CONTRA?

M.R: Con el nuevo decreto aprobado el pasado 26 de marzo, se pretende dar un paso más allá y regular también la prescripción de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica (tanto generales como especializados). Esta nueva ley surge para proteger a estos profesionales de algo que por lo visto ya se viene haciendo. Yo no lo he visto durante mis prácticas pese a haber convivido también con este colectivo. Tampoco me parece correcto crear una ley para hacer legal algo que no lo es (pese a estar aprobado, no se ha implantado).

La formación en cada titulación no es la misma. Cada una va encaminada a la aplicación que, posteriormente como profesionales, se va a ejercer. Si estuviesen cualificados para ello como se defiende en algunos ámbitos, no sería requisito indispensable para implantarse, la creación de protocolos y guías de práctica clínica y asistencial.

Son medicamentos que, como su propio prospecto reza, son de prescripción médica, no enfermera. Por prescribir unos medicamentos o unos productos sanitarios no quieren decir que sean menos o más. Cada profesional tiene unas competencias y juntos, enfermeros y médicos, formamos un equipo multidisciplinar junto con otros profesionales.

E. D: En mi caso, estoy totalmente a favor de la misma y no encuentro argumentos que puedan oponerse a estas competencias. Opino que este colectivo está más que cualificado para asumir este tipo de competencias, que en ningún caso interfiere con las de otros sanitarios y que ayudará a mejorar tanto el propio sistema sanitario como la carga asumida por otros compañeros como nosotros, los médicos.

Los enfermeros llevan muchos años luchando por obtener este derecho. Por legitimar determinadas acciones que llevan décadas realizando de forma “supervisada” o de forma complementaria a sus labores, pero sin ser aceptadas como tal. Ya va siendo hora de que se les reconozca el trabajo, y de que les sea innato a su titulación.

En las propias universidades se imparte una asignatura de farmacología con distinto número de créditos, pero curiosamente, con un temario bastante similar entre titulaciones. Por tanto, no se puede apelar a que los enfermeros desconozcan los preceptos básicos de la farmacología. En caso de posibles déficits teóricos, siempre existe la formación continuada o la especialización postgrado, que enseñe a los enfermeros que así quieran, a prescribir con mayor conocimiento de causa. Pero formación, no les falta.

¿TIENE FUTURO LA PRESCRIPCIÓN ENFERMERA?

E.D: Quiero pensar que en unos meses, se terminarán de tramitar los últimos cabos sueltos y se sacará adelante este avance. Por el momento el gobierno actual no tiene demasiada prisa. Es la propia profesión enfermera la que está metiendo presión y luchando por agilizarlo todo.

Espero que antes de que termine 2015, este logro se termine consolidando y que con el paso de los años, se pueda demostrar el beneficio de haber aprobado la prescripción enfermera y las mejoras sustanciales que habrá en la calidad sanitaria del paciente.

El gobierno no está por la labor de aprobarla, y los médicos (o sus representantes) son unos firmes detractores de la prescripción enfermera. Por tanto, el futuro está basado en que los propios enfermeros sigan luchando para conseguir prescribir y que se fomente el conocimiento de lo que implica la prescripción enfermera entre la población y entre los propios sanitarios, especialmente desde la etapa universitaria.

La prescripción enfermera es sin dudas, una ayuda para el resto de profesionales sanitarios que ayudará a mejorar las acciones coordinadas del equipo multidisciplinar. Seamos realistas, ni los médicos van a perder su prescripción médica, ni los enfermeros quieren arrebatársela. Sólo buscan ayudar y legitimar lo que es suyo, lo que hacen día a día.

M.R: Al igual que con el Real Decreto de la Troncalidad, el tema de la prescripción enfermera se mueve bajo intereses políticos. Es triste pero es así. Su futuro vendrá determinado por los intereses de quienes nos representan tanto en política como por parte de los representantes sanitarios.

Share
Tweet
Share
Share