Aplicaciones de la robótica a la Medicina de hoy y del mañana

Robotica-Medicina.jpg

La Medicina es una ciencia que siempre ha necesitado de otras disciplinas para poder evolucionar. Ya sea a nivel químico y farmacéutico con el uso de los medicamentos, a nivel físico para entender cómo funcionan determinados sistemas, etc.

Pero a nivel tecnológico los avances que a simple vista tenían una utilidad concreta, han podido extrapolarse al campo médico. Gracias a la genialidad de los creadores de estos avances tecnológicos, se ha podido o se podrá ayudar a muchísimas personas enfermas.

Tal es el caso de las nuevas tecnologías en la recuperación de los sentidos. Hasta no hace mucho, que una persona ciega pudiera volver a ver, era imposible. Hasta no hace mucho, que una persona sorda volviese a escuchar, era imposible. Cada vez, hay menos cosas imposibles.

Empecemos hablando del caso de Joanne Milne. Esta mujer nació sorda debido a una enfermedad conocida como Síndrome de Usher. En Febrero de 2014, le colocaron un implante de cóclea. Un dispositivo electrónico implantado a través de cirugía, que consiguió que esta mujer pudiera oir por primera vez. La reacción de esta paciente tras 40 años sin oir nada fue de absoluta emoción. Su vida iba a cambiar, la Medicina le permitió percibir el sonido.

Pasemos ahora al sentido de la vista. Alle Zderad fue operado y se le implantó un ojo biónico en 2015. Desde que perdió la visión en 2005 su mundo había estado sumido en la oscuridad, sin embargo, gracias a este avance robótico pudo volver a ver a su familiar. El dispositivo, que se controla con el pensamiento, permitirá a Alle poder recuperarse de su enfermedad y poder volver a ver la vida como una persona normal. La Medicina, le devolvió las imágenes.

También hay que destacar los enormes avances realizados en el mundo de las prótesis humanas. Cada vez la tecnología que emplean estos sustitutos de miembros humanos son más y más sofisticados. Cada vez se asemejan más a la pierna, el brazo, la mano…perdidos.

Cada vez incluyen nuevas tecnologías que permiten al receptor mover el miembro sustituto, realizar maniobras e incluso se está experimentando con la finalidad de llegar a “sentir” a través de estas prótesis tecnológicas. Estos avances hace unos años, eran sólo una quimera. Hoy día, cada vez son más reales y efectivos.

Por último, merece la pena mencionar la cantidad de artilugios tecnológicos y robóticos que se están implementando en todos los quirófanos del mundo. Muchos conocemos el “robot Da Vinci”, diseñado para realizar operaciones precisas y con el menor daño quirúrgico posible. Gracias a máquinas como el DaVinci se puede acceder a zonas inasequibles para un médico, dañar mucho menos la zona a intervenir o incluso eliminar posibles artefactos que interfieran en la operación como los temblores humanos.

El futuro de la robótica en Medicina es indiscutible. El próximo reto, consiste en la reproducción e implante de órganos y tejidos en seres humanos. Estructuras creadas artificialmente o de forma biológica que permitan sustituir un hígado en mal estado, un corazón insuficiente, unos riñones que no funcionen, etc.

Todo ello a través de la cooperación entre los médicos, ingenieros, biólogos, químicos y toda clase de disciplinas científicas que puedan trabajar unidas. Su fin: crear algo único y especial que permita ayudar a un persona a recuperar su estado de salud.

El médico del futuro, el cirujano del futuro, deberá aprender a convivir con este tipo de tecnologías, deberá conocerlas y deberá aprender a manejarlas. De ello dependerá el futuro de la medicina y, por supuesto, el futuro de sus pacientes. La tecnología es el principio, del futuro de la Medicina.

Share
Tweet
Share
Share