Diálogos Elsevier. Dr. Heberto Arboleya: “La variabilidad incrementa los costos en sanidad de manera significativa y afecta al propio paciente”

Invitacion_Dialogos-MX.jpg

Este jueves, 9 de noviembre, México acoge la primera edición de Diálogos Elsevier en América Latina, una iniciativa que surge de la necesidad de poner en común a los principales actores dentro del entorno de la innovación y la gestión sanitaria para una mejora de la calidad asistencial.

Este foro de debate volverá a reunir a eminentes expertos del mundo de la salud. Hoy presentamos en Conecta Elsevier a uno de sus ilustres ponentes, el doctor Heberto Arboleya, director General Hospital Regional de Alta Especialidad Ixtapaluca y Médico Cirujano de la Universidad de Guadalajara. El Dr. Arboleya acumula una dilatada experiencia en el apoyo en el seguimiento de proyectos de infraestructura hospitalaria; en el establecimiento de estrategias que permitan potenciar los servicios no asistenciales y la capacidad operativa de la infraestructura y en la implementación de sistemas de gestión clínica y administrativa a través del uso de tecnologías de la información bajo una sola plataforma. Él mismo es el encargado de aclararnos uno de los puntos clave sobre los que girará la cita: cómo el uso de herramientas de apoyo a la toma de decisiones clínicas puede ayudar a reducir la variabilidad clínica  y cómo afecta ésta a la práctica diaria sanitaria.

-Conecta Elsevier (C.E.): ¿Qué importancia tiene actualmente la variabilidad clínica en el día a día de los profesionales sanitarios?

-Dr. Heberto Arboleya (Dr. H.A.): La variabilidad incrementa los costos en sanidad de manera significativa y afecta al propio paciente cuando no se tiene un protocolo de diagnóstico definido así como de tratamiento. Reconocer que también incide de manera importante la tecnología, si no está bien entendida o definida en cuanto los alcances.

Otro factor que incide, es la industria farmacéutica, que de alguna manera a través de los despliegues comerciales que realiza para ofertar sus nuevos productos o tecnologías en la aplicación diagnóstica y terapéutica se van por la parte económica como prioridad constituyendo un atractivo para los profesionales jóvenes.

-C.E.: ¿En qué les ayudaría reducirla?

Dr. H.A.: El poder reducir dicha variabilidad clínica redundará en la efectividad de la atención al paciente así como en su salud.

-C.E.: ¿Qué impacto tiene la variabilidad clínica en el cuidado del paciente? ¿Y en la institución en términos de costes y eficiencia?

Dr. H.A.: El impacto que ocasionará serán estancias prolongadas en los pacientes, riesgos de infecciones nosocomiales, retroceso en la movilización de acciones de cuidado al paciente, limitación en atención a otros pacientes que requieran ser ingresados a hospitalización, etc. Derivado de lo anteriormente mencionado, los costos serán más altos no únicamente para el hospital, ya que puede originar una afectación económica también al paciente, sin omitir afectaciones orgánico-funcionales al paciente con grandes secuelas y la eficiencia en la Institución se vería afectada de manera muy notable incidiendo en todos los aspectos sociales, económicos y de desempeño.

-C.E.: ¿Cómo cree que las herramientas de apoyo a la toma de decisiones clínicas ayudan a reducir la variabilidad clínica?

Dr. H.A.: Evidentemente, conocer y aprender las guías de manejo sustentadas en la mejor evidencia de resultados, ayuda a disminuir de manera notable el error de una mala toma de decisión. El contar con procesos de atención estandarizados que tienen sustento en la mejor evidencia resultaría en atenciones eficientes a los pacientes y un costo-beneficio más redituable.  Los sistemas de gestión (incluyendo los electrónicos) constituyen una fortaleza para la correcta toma de decisiones, explotando toda la minería de datos que se tiene del paciente.

Es muy importante tener acceso inmediato a las investigaciones más confiables con una sólida base científica.

Asimismo, operando sistemas de información que aprovechan las tecnologías de big data, blockchain, y los sistemas cognitivos, que en tiempos muy breves hacen análisis estadísticos de múltiples fuentes, determinan niveles de certidumbre, permitiendo localizar códigos ocultos, que por su mismo nombre son difíciles de entender y encontrar, lo que coadyuva a tomar decisiones más certeras, mejor informadas y en menor tiempo.

-C.E.: ¿Tiene algún ejemplo de cómo su institución ha reducido la variabilidad mediante el uso de estas herramientas?

Dr. H.A.: De manera cotidiana, existe la discusión de casos clínicos de cada uno de los pacientes, donde se aporta evidentemente los datos exploratorios, bioquímicos y de gabinete con los cuales se cuenta.

La toma de decisiones está basada en la guía de práctica clínica, manuales de procedimientos, estudios multicéntricos internacionales, análisis de datos registrados del paciente en los sistemas de información, políticas,  además de incluir la opinión del equipo de CISFA para ver interacciones adversas en la aplicación de medicamentos.

Existe también una evaluación por parte del equipo de psicología para ver los aspectos emocionales que son determinantes en la salud del paciente.

La labor de enfermería en el cuidado del paciente, es una sinergia con el equipo médico la cual redunda en un beneficio directo al paciente.

Cada proceso de atención también es evaluado, mediante auditorías clínicas, con el objeto de retroalimentar y aprovechar las áreas de oportunidad para hacer más eficiente la atención de la salud del paciente logrando un mejor costo-beneficio a la Institución.

Todo esto de manera integrada ayuda a disminuir el error médico y hace más efectiva la atención en la salud del paciente, permitiendo la uniformidad en la determinación del diagnóstico y tratamiento del paciente beneficiándolo en todos los sentidos.

Share
Tweet
Share
Share