La Patología General, un invento español: conclusiones del IV ‘Elsevier Talks’

conclusiones-talk.jpg

Ayer celebramos la IV edición de #ElsevierTalks y lo hicimos en torno al presente y futuro de la Patología General y Medicina Clínica. Una de las primeras preguntas que abrió el debate online fue si esta asignatura es un invento español. ¿Lo es? ¿O existe algo parecido en Hispanoamérica? “Sí, es un invento español”. Así lo corroboró el Dr. Arturo González Quintela, catedrático de la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela y Jefe de Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.

“En todas las facultades del mundo hay asignaturas que pueden llamarse semiología, que sería una parte de esa Patología General, pero esa visión común sí es originaria española”, dijo el Dr. Quintela. Este experto relacionó ese componente español con la orientación de la disciplina: “mencanicista”, en su opinión. “El objetivo de esta asignatura es el de amueblar la mente de los futuros médicos. Es una disciplina sana, aunque se hable de enfermedades, y bonita, general, integradora, iniciática para los estudiantes, que dejan la sobredimensión en cursos previos de disciplinas básicas al o mejor no demasiado útiles y, ahora, empiezan a tocar lo que es la enfermedad y el enfermo”.

Sin embargo, la disparidad de criterios en torno a su enseñanza se da también en España. Según datos aportados por el Dr. Jordi Casademont, profesor titular de Medicina en la Universitat Autónoma de Barcelona y Jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, solo el 26% de las facultades españolas imparten esta asignatura bajo el nombre de “Patología General”. En otros campus, la disciplina pasa a denominarse “Fisiopatología”, “Semiología”, “Introducción a la clínica”, “Introducción a la medicina interna”, entre otras.

“Existe una gran variabilidad de maneras de enfocarla según las universidades, incluso en cuanto al número de créditos, que oscila entre los 3 ECTS hasta los 29. Y es que, está claro que lo que se enseña en unas facultades de Medicina no tiene nada que ver con lo que se imparte en otras”, dijo.

¿Debería ampliarse la parte práctica? Para el Dr. Casademont, las clases teóricas en una asignatura como esta son útiles y buenas: “El estudiante tiende a ver compartimentada la medicina”, añadió. En este sentido, también defendió el papel del internista, que debería de tener un papel más importante en la docencia de esta disciplina. “Eso sí, no me importaría centrarme más en casos clínicos, pero requiere más dedicación por parte de los profesores y de los estudiantes y un aprendizaje de estos que tiene que ver con los cursos anteriores. Es decir, “ampliar la parte práctica es algo que debería de plantearse a nivel de toda la facultad”.

Para el Dr. Javier Laso, Catedrático de Medicina en la Universidad de Salamanca, Jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Salamanca, y autor del libro Introducción a la medicina clínica: Fisiopatología y semiología, cualquiera de esas fórmulas es buena, siempre y cuando se tenga en cuenta que la Medicina Clínica se apoya en tres pilares: diagnóstico, pronóstico y tratamiento. “Cabezas hechas, no cabezas llenas”, es lo que se pretende con este tipo de asignaturas, según este experto.

Asimismo, quiso recordar que con la Patología General se produce un punto de inflexión en el estudiante: “Es la primera vez que se cuelga un fonendoscopio y habla dirigiéndose al paciente, lo cual crea un punto de emoción”.

¿Y qué hay de su futuro? Los tres doctores coincidieron y se mostraron optimistas, con frases como “es una asignatura fundamental para los estudiantes”, “es una disciplina que enseña a pensar” o “no puede concebirse la enseñanza de la Medicina sin la Patología General”.

Desde Conecta Elsevier, queremos agradecer a los ponentes al Talk, y, una vez más, a todos los que estuvisteis detrás, siguiendo el debate en directo o compartiendo vuestras opiniones con nosotros en Twitter a través del hashtag #ElsevierTalks. ¡Os esperamos muy pronto en la próxima edición! ¡Gracias!

Share
Tweet
Share
Share